Muchas veces lo pensé. Gritarte todo lo que veo en ti, tus defectos, las cosas insoportables, las cualidades, las promesas. Quise echarte en cara todo lo que hicimos mal, lo mucho que me decepcionaste.

Pero no, no estaba enfadada contigo sino conmigo, por desear que tú me dijeras esas cosas que ninguna persona le dice a otra: la verdad. Por querer escuchar que en algún tiempo y espacio me quisiste.

Ha pasado tiempo, poco es cierto, pero me ha bastado para perdonarlo todo, a mí, a ti, a nosotros. Ya no pienso igual, ya no siento lo mismo y pensé que debía despedirme mentalmente para arrancarte de todo, de mis recuerdos, de mi mente y de mi vida.

Traté de pensarte, créeme intenté por varias horas. Solo que mi mente no encontró tu recuerdo y vaya que lo busqué para convencerme que ya no estabas aquí. Intenté escribirte pero era inútil, ya no eras mi inspiración.

Abrí esos cajones a los que temía, aquellos que eran aterradores porque estabas en todas partes. Solo encontré imágenes sin sentido y cartas llenas de palabras vacías, de promesas olvidadas.

No supe donde estaban los sentimientos, se perdió la electricidad que me recorría, lo perdí todo o quizá fue lo que tanto pedí para olvidarte. Una ráfaga que se llevara el polvo al infinito.

Me decidí entonces a borrarlo todo, a fin de cuentas ocupabas espacio en mi disco duro y en mis cajones, espacio valioso y necesario. Borré y enterré todo lo que no era necesario, conservar recuerdos vacíos y sin valor sentimental no viene al caso.

Estoy bien, estaré bien. Fui feliz y soy feliz. Sé que hice, sé que hiciste y que nos hicimos. No me arrepiento de nada, solo de aquello que no reparamos para seguir siendo amigos.

Hoy ya no espero eso. No quiero volver a toparte en el camino, ya no quiero que seas parte de mi vida y créeme que haré todo por tampoco tropezar en el tuyo. Eso si, yo si pienso cumplir mis promesas. Gracias por todo. Adiós.

——————————————————–

Poema al adiós

Y ENTONCES COMPRENDÍ QUE SENTISTE MORIR CUANDO DE TI ME DESPEDÍ, ASÍ ES IMPOSIBLE SONREÍR.

ME GUSTABAS… PERO NO ME ENAMORASTE, MÁTAME MÁS DESPACIO ES LO QUE YO TE PIDO, MÁTAME DULCE Y TIERNAMENTE CADA VEZ QUE TE ACERQUES A MÍ. MÁTAME CON TUS PALABRAS LLENAS DE AMISTAD, Y MI CORAZÓN TE GRITA “¡DÁDME UNA OPORTUNIDAD MÁS, TE LO PIDO!”.

ME AFERRO A TU RECUERDO, Y RECUERDO QUE ME FALTÓ MUCHO POR HACER, FUISTE TODO LO QUE PEDÍA, Y CONTIGO PERDÍ TODO, NO ME QUEDA NADA, EN CADA PALABRA QUE FINJO AMISTAD, TE ROBAS UN PEDAZO DE MI ALMA. EN CADA PALABRA QUE FINJO ESTAR BIEN, HAY UN TORMENTA DE SENTIMIENTOS Y CULPABILIDAD EN MI INTERIOR.

DETESTO SENTIR, QUE SOY DETESTABLE, POR NO ATREVERME A SER LA PERSONA QUE SOY, CUANDO ESTABA CONTIGO, TU MIRADA ME CAUTIVABA, TUS MANOS ME PROTEGÍAN. AHORA QUE NO TE TENGO NO SÉ NI QUIÉN SOY, NO SÉ QUÉ HAGO AQUÍ, NO SÉ QUÉ QUIERO HACER.

NO TE IMAGINO EN EL ALTAR CON ELLA, NO ME IMAGINO VIVIENDO TAN CERCA DE TI, Y SEGUIR FINGIENDO AMISTAD, NO ME IMAGINO, NO EXISTO, NO SOY.

TE FELICITO, SÉ QUE ERES FELIZ, ELLA SIEMPRE ESTUVO ALLÍ, MIENTRAS YO ME AUSENTÉ POR FALTA DE VALOR, POR FALTA DE SER, POR FALTA DE EXISTIR.

DÉJAME VER QUÉ PUEDO HACER POR TI, DÉJAME HACERTE FELIZ UNA VEZ, PÍDEME LO QUE SEA, SERÉ CAPAZ DE…

Nota de una chica… que ya no es, no existe, y no será más.

Comenta en el recuadro