Lo que enseñan las princesas Disney

Bueno creo que en general todas las niñas desearon en algún momento ser una princesa Disney. Con su vestido largo, hermoso cabello, castillo, pero sobre todo PRÍNCIPE. Y bueno sí, Disney alimentó en nosotros el deseo de encontrar a uno de sus guapos ejemplares de hombre que hacen pareja con las hermosas princesas. Pero ¿Qué fantasía nos dejó el amor?

1.- Amor a primera vista: Disney nos enseña a creer que tú puedes ir por la vida y de pronto toparte con un hombre guapo que te mirará y con eso sabrás que es él. Él y nadie más con quien debes estar y obvio también él se enamorará de ti. Sucede con todas, una mirada y saben que han encontrado al soñado.

2.- El primer hombre es el único: ¿No es raro que todas las princesas a los pocos días o meses de conocer al príncipe se casen? Esto nos dice que el primer hombre que cruce tu vida es necesariamente el “amor de tu vida” y obvio es más que normal que te cases sin conocerlo. ¿O no hacen eso todas las princesas, tengan la edad que tengan?

3.- Estilo de vida: ¿Talentos? Pues solo limpiando, cocinando, cantando y jugando por ahí con animales es suficiente para que sin salir de tu casa él te encuentre. Ellos son los que deben encontrarte, si llega por casualidad entonces ten por seguro que es a quien estabas esperando. Nada de salir a coquetear por ahí, él te encontrará. Certificado por Aurora, Blanca Nieves, Rapunzel y Cenicienta.

4.- Beso de amor: ¿No ha funcionado? Pues finge estar muerta y cuando un extraño llegue y te bese entonces sabrás que es el indicado. Aurora y Blanca Nieves lo recomiendan.

5.- Desobediencia: Otra manera de encontrar al indicado es desobedeciendo a tus padres, deja todo y sigue a ese hombre que te gustó. Llama su atención pasa unos días con él, eso seguramente te llevará al altar. ¿Le funcionó a Rapunzel y a Ariel no?

6.- No importa si es patán: ¿Han oído eso de “si te trata mal es porque le gustas”? La Bella demuestra que no importa si es un patán al principio obviamente tu amor lo va a cambiar y esa Bestia se convertirá en un dulce príncipe con quien vivirás feliz por siempre.

7.- Da lo que sea con tal de tenerlo: Seguramente si tienes que renunciar a algo o fingirte alguien más para atraer su atención debes hacerlo. No importa si te ves torpe o mientes si al final obtienes su amor. Aladdino y la Sirenita estarían totalmente de acuerdo.

8.- Una canción de amor: Si no ha funcionado pues entona una canción, si alguien responde y se une a tu canto seguramente has encontrado al amor de tu vida. Plus: si baila contigo al compás de la canción ¡cásate pero ya! No olvides decirle que lo conociste desde hace tiempo, una vez en un sueño.

9.- Hechizo de amor: Bueno hemos visto que también un hechizo puede unirte a esa persona, los hechizan juntos y terminarán casándose. Tiana puede contarte más al respecto.

10.- Rescate: Ok, ya de último recurso. Ponte en un peligro mortal, es lógico que no puedas lidiar con tus problemas tu sola, necesitarás al príncipe que te salve y arregle la situación. Si te salva de una bruja ten por seguro que es el indicado. Ariel lo garantiza.  

Mujeres, hoy en día y siendo realistas sabemos que el primer amor es algo hermoso que se vive con intensidad y aprendes en cada momento. Muy pocos matrimonios, si no es que ninguno están formados por el primer noviazgo, crush o amor platónico que tuvieron. De ser así creo que no existirían los corazones rotos ni los divorcios.

No siempre basta un beso para el “felices para siempre”, no es suficiente con conocerse unos días o unos meses para saber que es la persona ideal para ti. El amor se alimenta del día a día.

No es bueno vivir una relación codependiente donde esperas que tu pareja resuelva todos tus problemas, o esperes que tu amor y dedicación mágicamente cambien esos defectos que le ves. No es así.

No dudo que muchos hayan encontrado el amor a primera vista pero no en todos los casos es así. Hoy en día debemos ser nuestros propios príncipes, aprender a salvarnos a nosotras mismas, ser independientes y realistas. Saber qué es lo que queremos de una pareja y no vivir con la ilusión errónea de que el amor cambia o te hará sentir mejor con respecto a ti misma. No corras a los brazos del primer hombre que te sonría, no necesariamente será el indicado.

Seamos más como Mérida, un ejemplo de princesa Disney. Convencida de que el amor de pareja no lo es todo, decidida, fuerte e independiente. Una chica que sabe que tiene todo para alcanzar sus sueños y que no necesita a un hombre para ser feliz. Primero está ella, sus sueños, sus anhelos, sus logros, sentirse plena con ella misma y después encontrar el amor.

Este es el ejemplo de princesa que a mi parecer necesitamos, una a quien no le dé miedo romper las reglas, dejarse llevar por sus emociones, romper esquemas con tal de ser auténtica. A la que no le importa si no es delicada, sumisa y callada; sino que se muestra tal cual es… libre. Claro, es importante encontrar el amor pero siempre y cuando estés lista para ello, ámate a ti misma, date tu tiempo, a fin de cuentas tú eres quien más debe amarte.

images

Comenta en el recuadro