El día viernes El Universal publicó (vía información de Reuters) que empleados de la secretaría a su cargo, la Secretaría de la Función Pública (SFP) habían tenido la gracia de gastarse el dinero de la Nación como siempre en estupideces y sin nada que verdaderamente garantice que hagan el trabajo que les corresponde.

De acuerdo a la información de Reuters se delimitaron los ejemplos de 4 personas:

Hilda García, con su espectacular cena con champagne, caviar y salmón ahumado, todo en una tienda muy exclusiva denominada “Harrods”, su justificación “no tenemos el lujo y el privilegio de comer en Harrods todos los días, y es una recompensa por un duro día de trabajo con reuniones en inglés”.
Jorge Pulido, desembolsó más de 500 USD en 2 taxis y 2 comidas en Frankfurt, nótese la estupidez, de camino a una conferencia CONTRA LA CORRUPCIÓN.
Alejandro Bonilla, no indica el monto, sólo enuncia que fueron 3 rondas de calamar en el Hotel Kona, nada más dentro de los 10 mejores hoteles, ¿algo más?

La gracia del poder en el poder sólo sigue alimentando el valemadrismo de los mismos funcionarios, el domingo la SFP publicó que estaban en su derecho ya que está permitido realizar gastos de 450 USD diarios de acuerdo a sus viáticos y como consecuencia el caviar y demás son permitidos.

Sin embargo, el día de hoy Virgilio Andrade despidió a Hilda García indicando: “que esto sirva de lección para todos los funcionarios públicos para que se comporten con seriedad y sin ostentaciones”, es increíble que tenga que pasar tanto tiempo para que alguien pueda salir a declarar, hacer algún comentario, o simplemente hacer algo en contra de su gente, pero lo más patético es que sólo lo haya hecho con una sola persona, y qué sucede con las otras 2 (que son las que conocemos, ¿quién apuesta que habrán otras?

Y no es que se realice una cacería de brujas, no son los montos, no son los lugares en los que se realizan, basta ver que todavía seguimos esperando hasta cuando hará algo con todo el tráfico de influencias, conflicto de interés y demás que rodea a todo el aparato federal, es un insulto para cualquiera que viva en este país que todo pasa, y todo sigue pasando, y seguirá pasando porque no hay nadie que levante la mano, y que verdaderamente exista una conciencia, los 3 funcionarios antes nombrados son líderes de área, son personas que dirigen un equipo y si el líder está mal, imaginen que tan podrido está todo el aparato inferior (no estoy generalizando ni mucho menos).

Imaginar cómo es que puede despedirse a funcionarios por esos gastos y cuál es el motivo por el cual siguen en sus puestos los secretarios de Estado, gobernadores, diputados, senadores, ministros de justicia que derrochan el presupuesto federal a diestra y siniestra y por cualquier lugar por el que se paren, es increíble que la línea sea cortada por el lado más delgado y no sea detenida la impunidad, la corrupción, y sobre todo el siempre dar una “aspirina” a un aspecto que debe corregirse de fondo y no con comentarios y entrevistas fuera de contexto.

Peculiaridad

Y para que no paremos de escribir de la “hermosa corrupción e impunidad” de este país, quien diría que hoy se publica que los maravillosos reyes de la nula transparencia dixit partidos políticos tiene una deuda con entidades bancarias que superan los 1,100 mdp, muchos de ellos con garantía de las prerrogativas otorgadas a las espaldas de todos los contribuyentes, ¿y qué hacen con todo el dinero?

Comenta en el recuadro