Hablado claro. No me llaman la atención los e-readers, sin embargo, esto nace de una tuit-discusión sobre estos trebejos.

Yo comencé la carrera en 1998, para el 2002 que me gradué los cambios en el mercado tecnológico ya eran impresionantes. Cuando comencé la licenciatura, tener una PC era caro, pero la mayoría de mis compañeros de la universidad-católica-privada-fresa contaban con una, los que no teníamos PC, podíamos trabajar en el centro de computo de la uni. En esa época, tener una cámara Sony Digital Mavica de diskette era ser super geek, tener un reproductor de MiniDisc era fresisima y el Disc Man que reproducía MP3 era lo mejor que nos había pasado a los melómanos. Los celulares eran unos ladrillos analógicos carísimos.

Para cuando cursaba el último semestre la tendencia era tener un celular digital, muy fresa si era pantalla a colores, la cybershot hacía ver arcaica a la Mavica, si tenías una PC eras jodido, porque lo chido era tener una laptop, si aun tenias un disc man estabas pasado de moda, el iPod ya estaba en el mercado y ningún dispositivo de almacenamiento de música en mp3 le superaba en capacidad (¡10 gb! impensable en ese momento).

A lo que voy, es que cuando somos tan jóvenes le damos una importancia desproporcionada al estar al día, pero los gadgets cuestan, y en México pagamos de más por tecnología. No les digo que no inviertan en sus gadgets, pero antes de soltar un peso por algo que en seis meses estara pasado de moda piensa:

¿Los gadgets son necesarios?

  1. ¿Le sacaras provecho en tu día a día? ¿o sólo lo quieres porque tus amigos lo tienen?¿Realmente necesitas un Kindle cuando tienes una lap?
  2. ¿Tienes otro device que puede hacer la misma función? ¿Ya tienes un iPhone, pero quieres el iPod?
  3. ¿Tu carrera lo requiere? Si estudias diseño, arquitectura, en tu carrera haces edición de audio, video y fotografía, obviamente quieres una iMac y se justifica, no así si estudias una carrera administrativa, para editar la fotos de facebook y guardar tu música no necesitas tanto.
  4. ¿Es algo que utilizaras en tu desarrollo profesional una vez que termines? Por ejemplo, si estudias comunicación o periodismo invertir en un buen equipo fotográfico te ayudara en un futuro a mediano plazo a hacer trabajos independientes en lo que te colocas.

 ¿Lo quieres o lo necesitas?

Si ya te diste cuenta que “lo quieres” y no que “lo necesitas”, considera esto: si tu carrera no te demanda un gasto fuerte en materiales y equipo, se cuidadoso con tu dinero, seamos honestos, la economía de un universitario no es holgada, nunca, y si tú no tienes los gastos que tienen tus amigos que estudian arquitectura o medicina, ahorra.

El mercado laboral esta saturado, nada te garantiza un trabajo una vez que terminas la carrera. Los gastos de titulación y cédula profesional pueden ser caros, sobre todo si estudias en universidad privada y no estaría mal alivianar a tus padres (si te apoyan) de eso o sólo hacerlo por ti mismo. Quizá quieras estudiar una maestría, iniciar un negocio o irte de viaje cuando termines la carrera y para eso necesitarás una lanita, y como estudiante, a veces la única forma de hacerte de cierta cantidad es ahorrando.

COMPARTE en:
Miguel Pérez
Miguel Pérez, profesional del comercio exterior subempleado con una malsana obsesión por ser escritor. Ensayista, narrador y cuentero totalmente desconocido y parcialmente deslactosado. Escribe en su blog Gegenverfrendungs-Effectk (http://www.en-el-divan.blogspot.mx/) desde 2005. Ha colaborado en varias revistas electrónicas.

Comenta en el recuadro