Una vez más la Selección Mexicana sub 17 nos hizo vivir toda esa emoción y nerviosismo que sólo el futbol te hace sentir. Después de un partido con un resultado de 1-1, en los últimos minutos la sub17 logró su pase a la semifinal de la Copa Mundial. Definitivamente en una ronda de penales que parecía infinita.

Los primeros en cobrar fueron los brasileños. Todo parecía estar muy parejo, hasta que Marcos detuvo el tiro del capitán Ulises Rivas. Con un marcador de 4-3 a favor de Brasil, el equipo mexicano se mostraba preocupado y con la tensión a flor de piel. Pero nuestro portero Raúl Gudiño salió al rescate y logró detener el tiro de Gabriel, así el Tri emparejó el resultado a 4-4.

Después vendrían siete penales más. Entre cada penal cobrado, los nervios se hacían notar en los rostros de los jugadores, directores y de todos aquellos que veíamos el juego. El segundo tiro de Mosquito era el si o si del pase y así fue cuando el héroe Gudiño nos sorprendió con su gran atajada de triunfo, para complementar el resultado Alejandro Díaz anotó el doceavo penal, terminando con un marcador definitivo de 11-10.

México nos hizo vivir un momento cardiaco pero de total alegría. Asimismo, estos jóvenes jugadores nos confirman la pasión con la se entregan en la cancha y el amor con el que portan la camiseta. Además de aspirar por su tercera corona, recordando que  la escuadra mexicana ha ganado el mundial sub17 en el 2005 y en el 2011.

La Selección espera rival en las semifinales que se definirá entre Argentina o Costa de Marfil.  El juego de semifinal se realizará este martes a las 7:00 horas, tiempo de México.

Comenta en el recuadro