Una historia de amor de 10 años contada en 670 palabras.

historia de Amor en pocas palabras
historia de Amor en pocas palabras

Para el mundo éramos aún unos niños con muchas ilusiones, estábamos en la universidad, en los primeros semestres, con tantas metas en la vida pero muy pocas ideas de cómo lograrlas, con tantas emociones y aún más esperanzas.

Tal vez no tenemos esa historia romántica, esa historia de novela para contar sobre cómo nos conocimos y cómo nos enamoramos pero para mí es una gran historia, algo normal, natural, un camino difícil, siempre lo ha sido, pero a tu lado siempre el paso al andar en más tranquilo.

Hemos cruzado varias etapas del mundo, hemos vivido cambios impresionantes en la cultura, nosotros somos la generación que aprendió de la tecnología, cuando nos conocimos no teníamos Smartphone, apenas emergían algunos celulares que tenían navegación a internet, lo cual era increíble en su momento, me tocó salir de mi casa con $3 en la mano para llamarte, me sabía de memoria el teléfono de tu casa y el de tu celular, yo también tenía celular, pero nunca saldo.

Me toco que las llamadas las respondiera tu mamá o tu papá, que miedo, que vergüenza:

-“Buenas tardes, ¿esta Daniela?

-¿Quién habla? Contestaban del otro lado.

 –Mmm habla Josué, un compañero de la Escuela.

-Permítame, me respondían

Esos segundos que te tardabas en contestar y que me apretaban la boca del estómago de los nervios de esperar escuchar tu voz del otro lado de la bocina.

-Hola, respondías y ¡PUM! Mi corazón te pertenecía. Para siempre.

Si, tenía que hablar, hablar de un teléfono público para platicar, si platicar, de viva voz, hacer que me fluyeran las palabras y ser gracioso para agradarte y tú hacías lo mismo por supuesto y también me seguías la corriente, no teníamos emojis, no teníamos videos virales que comentar, no teníamos otra cosa más que a nosotros mismos, nuestra personalidad y sea lo que fuera que sentíamos.

Desde entonces vives en mi corazón y claro que después de algunas andanzas y desventuras, al final de cuentas nos hicimos novios, te quería a mi lado y tú me querías del tuyo, aproveche que estaba vestido de traje (por algún proyecto escolar), bien peinado y perfumado y me lance, hay que ser sinceros y aceptar que no teníamos ni la menor idea de lo que nos esperaba juntos, nunca me pasó por la cabeza que a tu lado pasaría los mejores momentos de mi vida.

Juntos hemos aprendido tanto de la vida, desde hace poco más de 9 años que compartimos todo viviendo juntos, una gran aventura que para muchos era una locura, una irresponsabilidad algo con lo que no podríamos y que arruinaría nuestro futuro de alguna forma, pero a tu lado he aprendido todo eso que sólo puedes aprender con alguien a tu lado, he formado durante todos estos años la mejor versión de mí, esa que no conocía, esa que me hace muy feliz.

Recuerdas todos esos cambios de casa, esos lugares que de forma pasajera fueron nuestro refugio de amor pero que nunca fueron del todo ese hogar que tanto deseábamos, como esas búsquedas incansables de un hogar no  hicieron sentir flaquear en nuestras esperanzas, pero que ver tu voluntad para alcanzar la meta me hicieron desbordar el optimismo y apostar a lo grande, dejar de lado mis temores sabiendo que estando juntos todo estará bien.

Hoy puedo asegurar que juntos somos, una fuerza de la naturaleza que arrasa con todo a su paso, puedo asegurar que soy feliz porque algunas mañanas mientras circulo por la calle, me detengo algunos segundos a pensar en lo feliz que soy, en todos los logros que hemos tenido juntos y en lo agradecido que estoy con la vida por tenerte a mi lado, por tu apoyo, tus caricias, tu risa, tu amor y tu mirada matutina, esa mirada adormilada que algunos días por la mañana me despide con un beso apenas despierto, pero que me revitaliza y me dibuja una sonrisa de satisfacción inimaginable que me infunde fuego en el corazón y me la certeza del amor.

Comenta en el recuadro