Todo lo que sabemos del amor es COMPLICADO. Que si esto es amor, que si es lo otro, que sufro por amor y total que el amor rige la vida. Y para mí, después de pasar tiempo hablando con algunas personas creo entender lo que la gente busca en una pareja, lo que espera y el porqué hacen todo tan difícil.

Déjenme plantearles algo: hay reglas básicas de convivencia que aplican en cualquier situación y la vida amorosa no es tan complicada como quieren pintarla. A la gente básicamente creo que le gusta sufrir para tener de qué quejarse. Fin.

Al menos así es en mi perspectiva, no veo la complicación de decirle: Hipotéticamente digamos que me gustas ¿qué me dirías al respecto? Si te dice que también le gustas pues te lanzas al ruedo y ya, si te dice que no pues a otra cosa mariposa y dejas de perder el tiempo en algo que sin zapar ya naufragó.

En teoría digamos que las cosas son más sencillas de lo que quieres creer y quiero resumirte y ahorrarte todo un choro mareador a simples frases para que reflexiones un poco y dejes de quebrarte la cabeza cual si armaras un rompecabezas de un millón de piezas.

– Una persona a la que realmente le interesas nunca deja de demostrártelo a pesar de que ya estés con él/ella.

– Alguien a quien le interesa tener una relación contigo, te convence de aceptarlo para demostrarte que la decisión ha sido la correcta.

– Hagan siempre aquello que hicieron al principio de la relación y así nunca tendrá fin.

– Sólo porque alguien no te ame de la forma en la que tú pretendes que te ame no quiere decir que no te ame a su manera.

– No intentes cambiar a la otra persona, pues así tal cual fue como la conociste y te enamoraste de ella.

– Si la relación no saca lo mejor de cada uno de ustedes entonces están en una relación equivocada.

– Deja que el otro tome sus propias decisiones, puedes dar tu opinión pero nunca obligarlo a que haga lo que tú dices.

– No critiques sus gustos, intenta compartirlos, déjalo (a) ser  incluso en aquellos que simplemente no entiendas.

– Ama a esa persona por quien es ahora, no porque la persona que crees que pueda llegar a ser, así te aseguras de amar la realidad y no la idea.

– No mientas, no engañes, no ocultes verdades con mentiras piadosas.

– Nunca se vayan a dormir enfadados, la comunicación siempre debe ser la clave de una relación exitosa, una vez que hablen perdonen y olviden, no guardes nada para una pelea de semanas después.

– No compares, cada relación tómala como una nueva experiencia, olvida con quien estuviste antes, lo que importa es aquí y ahora.

– Confía plenamente en el otro, no hay relación sin confianza.

– Haz de esa persona tu compañero, amigo, amante y confidente.

– Sé la persona que está a su lado para apoyarlo en los buenos y malos momentos, esa que cuando no sabe qué decir simplemente toma su mano y le demuestra que está ahí.

– Nunca dejen de sorprenderse.

– Una verdadera relación requiere tiempo, paciencia y esfuerzo, vienen de mundos distintos, historias, costumbres y tradiciones diferentes. Es como si de pronto el norte y el sur quisieran unirse, es crear un mundo que ambos puedan compartir.

– Hagan sus propias reglas recordando que la relación es de dos, no de tres, cinco o veinte. Únicamente ustedes pueden decidir como y cuando hacer y vivir cosas. Nadie debe meterse a menos que ustedes los dejen.

– No esperes nunca lo que tú mismo no estés dispuesto a dar, se empático.

– Sean auténticos, hagan locuras, nunca tengan miedo de dejarse llevar.

– Respeta a tu pareja, cuídalo, trátala siempre como te gustaría que él / ella te tratará.

Básicamente, eso es lo que me ha enseñado el tiempo, las charlas y la experiencia. Espero que de algo les sirva y recuerda que una relación no es sexo, besos o pasear por la calle, es estar con esa persona que te hace feliz en una forma en la que nadie más lo hace. Suerte.

 El amor no es práctico, ni pretendo que crean que es fácil. El amor no viene con instrucciones, ni se encuentra en cada esquina. No siempre quien deseas se enamora de ti, ni tú puedes enamorarte de cualquiera. A veces viene en el momento menos esperado y quizá en la forma en la que menos pretendías. A veces viene cargado de obstáculos y debes demostrar que eres capaz de todo por que resulte. Pero te aseguro una cosa, al final, todo habrá valido la pena cuando esa persona tome tu mano. Porque el amor no es práctico, ni fácil, pero las mejores cosas de la vida nunca lo son.

Comenta en el recuadro