El asunto migratorio ha estado en fechas recientes sobre la mesa de analistas y en los noticieros. México es un país de tránsito de migrantes originarios del país, centro y sudamericanos que buscan cruzar a los Estados Unidos en búsqueda de mejores oportunidades, las ciudades fronterizas son por un lado receptoras temporales de los migrantes que cruzan legal o ilegalmente hacia el vecino del norte, y por otro, receptoras de connacionales que son deportados y que necesitan apoyo para contactarse con sus familiares para poder trasladarse a su lugar de origen.

Existe además el caso de los migrantes extranjeros que han sido víctimas de abusos por parte del crimen organizado o incluso por parte de las propias autoridades, han sufrido agresiones, abusos físicos o violencia sexual, o bien que se han accidentado en el trayecto y aunque logren llegar a un punto fronterizo, su salud les impide seguir adelante.

A veces quienes habitamos en la frontera norte estamos tan habituados a ver a personas deportadas o a centroamericanos deambulando por las calles y hay una evidente indiferencia hacia las condiciones de estas personas. Sin embargo existen personas que ayudan sin miramientos a los hermanos migrantes que necesitan apoyo.

Nuestro colaborador con con Sor María Nidelvia Ávila.
Nuestro colaborador con Sor María Nidelvia Ávila.

Este es el caso de la Casa del Migrante Reynosa, una asociación civil operada por las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl. Escucha lo que Sor María Nidelvia Ávila compartió para NeoStuff sobre el tema y conoce el trabajo de este hogar para migrantes, que son seres humanos en situación de vulnerabilidad. Además entérate de como puedes apoyar a esta causa humanitaria.

Gracias a Sor María Nidelvia por su tiempo, y a nuestros amigos de Grupo Radio Avanzado por el apoyo para la realización de este audio.

 

 

COMPARTE en:
Miguel Pérez
Miguel Pérez, profesional del comercio exterior subempleado con una malsana obsesión por ser escritor. Ensayista, narrador y cuentero totalmente desconocido y parcialmente deslactosado. Escribe en su blog Gegenverfrendungs-Effectk (http://www.en-el-divan.blogspot.mx/) desde 2005. Ha colaborado en varias revistas electrónicas.

1 Comentario

  1. Qué chingón.

    No tengo otra palabra para describir el gusto que da saber que no importa el estado fronterizo de nuestro país, los que vivimos en la frontera, tenemos esa visión, percepción y sensibilidad de apoyar, en la medida de nuestras posibilidad, ayudamos a ese -Sin nombre- que llega en busca de cruzar pa´l otro lado, arriesgando no solo su vida, sino la posible desintegración de su familia.

    Vaya desde Tijuana un gran reconocimiento para la casa del Migrante Reynosa, y quienes la dirigen, no cabe duda que no existen barreras ideológicas, políticas o religiosas, cuando se tiene empeño por contribuir a mejorar la estancia de por sí difícil, de aquellos que llegan, y se topan con un muro de frente, sea de agua, de hormigón o de acero. La realidad es la misma.

    Abrazo fuerte, adelante desde la esquina Norte.

Comenta en el recuadro