Bueno, con la época navideña se dan los conocidos “intercambios” o “Santa secreto“, esa actividad donde todos ponen su nombre en un recipiente y tienes que sacar uno y ya “valiste” con quien te toque. Puede ser organizado en la escuela, el trabajo y se da en algunas familias. Y bueno para mí, no es por ser Grinch ni nada pero ¡es horrible!

Primera, porque si te tocó alguien que te cae “en la punta del hígado” ni modo, tienes que adoptar el espíritu navideño y darle un regalo; algunas veces se acostumbra a que toda la semana previa al día del intercambio tienes que dejar detallitos y ver si la persona adivina quién es al que le tocó regalarle. Así que toda la semana le tienes que dar “cositas” a la persona aunque sea tu némesis. Y segunda porque he visto gente que la pasa muy mal en estas actividades.

Algunas experiencias de los intercambios suelen dejar a las personas inconformes ya que si no están muy claras las “reglas” del mismo puede que surja en lugar de un buen momento, algo tenso y desagradable. Por ejemplo, que alguien regale algo detallado y costoso y reciba a cambio algo improvisado, por ello la sugerencia es:

1.- Especifiquen de qué monto es el máximo a gastar, así si la persona gasta de más, será su asunto.

2.- Pueden poner algún objeto específico para que no haya malos entendidos como “intercambio de tazas”, “intercambio de peluches”, “intercambio de calcetines“, o qué se yo, algo temático que deje a todos contentos. El punto es que todos sepan que les va a tocar algo equitativo porque aunque sea Navidad, a la gente no se le quita lo Scrooge (o sea lo tacaños).

3.- Si es intercambio entre “conocidos” entonces pueden hacer una lista de cosas que les gustaría recibir, digamos sugerencias para no “regarla”; ya sea carteras, alguna película que quieran y no hayan comprado, algún accesorio. Ojo sean realistas, no vayan a pedir una televisión de 70 pulgadas o algo por el estilo, pies en la tierra con la economía del otro por favor.

4.- Si estás organizado el intercambio procura no incluir gente que no quiera entrar, sólo gente comprometida y que de cierta manera sabes que no va a fallar. Es muy feo “obligar” a alguien y que no dé un regalo de corazón.

Espero que estos tips sirvan para que su intercambio sea más ameno y justo para todos, no olviden ESTABLECER REGLAS, no existen “olvidos accidentales”, los intercambios son un compromiso y todos los que participen, deben hacerlo porque así lo desean con los riesgos que vienen implícitos y sobre todo sabiendo de antemano que no importa quién te toque debes ponerle amor al regalo. Aplica el NO HAGAS LO QUE NO QUIERES QUE TE HAGAN. Suerte.

Comenta en el recuadro