The Birth of a Nation parece ser la típica película histórica afroamericana de todos los años, y la verdad es que sí, lo es. Al anunciarse la producción de esta película, saltaron las usuales críticas que también suelen aparecer con una película enfocada en la segunda guerra mundial y el holocausto nazi, por ejemplo. A pesar de eso, Nate Parker (director, guionista, y protagonista) aseguraba que aún quedaba mucha historia que contar.

La película está ubicada alrededor del año 1831 en el sur de los Estados Unidos, enfocada en el líder Nat Turner, un esclavo afroamericano quien aparentemente aprendió a leer solo, y desde pequeño fue acogido por sus amos para estudiar la Biblia y predicar a los demás esclavos. Sin embargo, la película muestra como en ese entonces los amos blancos utilizaban e interpretaban ciertos pasajes de las sagradas escrituras para continuar prevaleciendo y excusando la esclavitud y el maltrato. Al crecer Turner se dio cuenta de esto y detalló la terrible clase de vida que los esclavos llevaban en otras residencias, y que en comparación, la de él mismo parecía ser realmente buena. Desde ese momento, y sobre todo cuando atacaron a su esposa, Nate Turner decide liderar una rebelión en contra de sus amos y cualquier otro que perpetuara la esclavitud.

The Birth of a Nation

Pero lamentablemente, The Birth of a Nation terminó siendo otra película que sepultan sus propias aspiraciones, tratando de ser mucho más de lo que realmente llega a ser. Nate Parker no está nada mal en el protagonismo, pero definitivamente le faltó mucho a su guión. El resto del elenco y cualquier otro aspecto técnico es más de lo mismo, nada que destacar realmente.

Sinceramente, conocer a Nat Turner y la rebelión de los esclavos antes de la guerra de secesión fue un tema bastante interesante, pero definitivamente la ejecución no estuvo nada bien. La narrativa y estructura está bastante dispersa, y siempre deja la sensación de que algo le falta.

Comentarios

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre