Luego de la decepción que me llevé con Star Wars: El Despertar de la Fuerza, me estaba por arrastrar al lado oscuro y que mi odio a los films nuevos de la saga más famosa del universo se volviera tan ácido como las críticas a la actuación de Hayden Christensen interpretando a Anakin Skywalker, pero Rogue One: Una historia de Star Wars me mostró que La Fuerza aún está del lado de Lucasfilm.

Una película para nada ambiciosa, que sin los Jedi y sin sables láser, te explica una de las dudas más importantes que te quedan en Star Wars: Una nueva esperanza, ¿De dónde &%$”&% la Princesa Leia saca los planos para destruir la peor arma del Imperio Galáctico?

Ahí está la Estrella de la muerte, una de las armas de destrucción masiva más emblemática del cine, y tenemos a nuestros héroes, que intentarán destruirla.

¿Dé qué trata Rogue One?

La historia se inicia con Jyn Erso, interpretada por Felicity Jones (Le teoría del todo), la cual ha tenido que crecer junto a los rebeldes tras la muerte de su madre y el rapto de su padre por parte del Imperio. De seguro te sorprenderá que Mads Mikkelsen (Hannibal), no sea el malvado de la historia.

El Capitán Cassian Andor, interpretado por el mexicano Diego Luna (Elysium), será enviado a ayudar a Jyn en la búsqueda de su padre, pero la verdadera misión que le será otorgada será matar a Galen Erso. Dentro de todo este conflicto sabrán dónde se encuentran los planos de la Estrella de la muerte y cómo destruirla.

Ellos serán acompañados del piloto Bodhi Rook, en la piel de Riz Ahmed  (Jason Bourne); Chirrut Imwe, un guerrero no vidente, personalizado por Donnie Yen (IP Man) quien sigue una religión construida en los cimientos de La Fuerza, lo que nos demuestra que aquellos, que no empuñan los sables láser, también pueden tenerla de su lado; su protector Baze Malbus, en la actuación de Jiang Wen (Gone with the Bullets).

Momento Triste de Rogue One.

No hay película que se jacte de tal, sin que le ponga un poco de drama y achicharrone mi corazón. Tengo dos momentos lacrimógenos, uno realizado por K–2SO (estoy segura que se convertirá en un referente como C-3PO y R2-D2, quienes también tuvieron su cameo aquí), droide ejecutor perteneciente al Imperio, que se encontró, en algún momento (no es mostrado en la película), con el Capitán Cassian Andor, quien lo reprogramó. Es interpretado mediante actuación simulada por Alan Tudyk (Tucker & Dale vs Evil), es una escena llena de sacrificio, amistad y lealtad. Debes pensar que estoy loca, es un robot. Ve la escena y si aún crees que estoy loca, ven y grítamelo.

Otra es en los minutos que se acercan al término, no lo diré porque no quiero arruinarles la sorpresa, pero me recordó el final de Blade II (2002).

Estrella de la Muerte. 

Si viviste en una cueva desde 1977 y nunca te enteraste de que trata el arma secreta del Emperador Palpatine y Darth Vader, es una nave letal que es capaz de destruir planetas enteros. Su creador es Galen Erso, pero él creo una debilidad en su diseño para que pudiese ser destruida.

Información Extra.

Gareth Edwards (Godzilla) es el director del primer Spin Off de Star Wars (se vienen dos más). El reparto se complementa con Ben Mendelsohn (Mátalos Suavemente); Forest Whitaker (El experimento); Genevieve O’Reilly (Matrix) y Spencer Wilding (Víctor Frankenstein).

Mi calificación para Rogue One.

Mi calificación será un 9. El Episodio VII, El Despertar de la Fuerza, solo dejó un mal sabor de boca, un montón de dudas e incongruencias con sus predecesores. En esta ocasión el director y los guionistas saben cómo darnos una narración que brilla con luz propia, que si bien hace referencias a la saga, puedes verla tranquilamente por separado, con nuevos personajes, nuevos dramas y un final enmudecedor. Un Darth Vader que nos recuerda porqué es el villano más icónico del cine. Y el guiño para los fans; la reconstrucción en CGI (Imágenes Generadas por Computadora) de Peter Cushing interpretando a Grand Moff Tarkin, recordemos que el actor murió en 1994, con 81 años; y la joven Princesa Leia de Carrie Fisher, quien falleció hace unas semanas con tan solo 60 años. Solo queda respirar profundo para que las emociones bajen por tu garganta y puedas aplaudir con tranquilidad.

Tráiler Rogue One.

Área de comentario

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre