Smart Lens para la diabetes

Google anunció el día de ayer mediante su blog el desarrollo de un prototipo para medir el azúcar de las personas diabéticas.

El padecer diabetes se compara con un empleo de medio tiempo, ya que monitorear el azúcar requiere de mucha paciencia, y cualquier subida o bajada puede resultar peligroso.

A pesar de que existen sistemas invasivos para monitorearla el método más usado es la prueba con la gota de sangre. Con el tiempo los científicos han investigado varios métodos para estudiar estos niveles, uno de ellos son las lágrimas de los ojos. Sin embargo éstas son difíciles de recolectar y más aun de estudiar.

El plan es que con antenas más pequeñas que los cabellos y sensores del tamaño de los brillos para los ojos, se puedan desarrollar unos lentes de contacto que puedan señalizar al momento de que los niveles se alteren.

La empresa californiana está en pláticas con la Federación Internacional de la Diabetes para un mejor desarrollo y aseguran estar en búsqueda de alianzas comerciales para el beneficio de esta tecnología.

Fuente: Google Blog

Artículo anteriorElla – Relato & cuentos
Artículo siguienteEl amor eterno
HerrRocha
HerrRocha
Fanatico de las Nuevas Tecnologias y Novedades Informaticas. Melomano y algo de Gamer.

Leer más

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizá te interesa

Recién publicados

Entrevista a Rannelly Aguiar, autora de ‘La Decisión de Zoe’: “Las mujeres somos grandes en la literatura”

Solo hace falta entrar a Instagram y buscar la etiqueta Bookstagram para descubrir un mundo completamente diferente. Un mundo ideal. Un mundo que gira...

¿Qué es una bichectomía? Todo lo que debes saber

¿Sabes qué es una bichectomía? La bichectomía es un tipo de cirugía estética de las mejillas que se utiliza para hacer que las líneas faciales...

Por qué Jenny Han es la autora del momento

En la literatura contemporánea, solo un selecto grupo de autores se han vuelto tan famosos como sus propias novelas. Stephen King inició el camino...