¿Se puede prevenir el Alzheimer? ¿Cómo hacerlo?

En un mundo donde las opciones de tratamiento para la enfermedad de Alzheimer son mínimas en el mejor de los casos y no hay medicamentos milagrosos a la vista, el enfoque en la lucha contra la enfermedad de Alzheimer está en la prevención. Aunque si bien las estrategias de prevención no son completamente eficaces y no podemos decir que se puede prevenir el Alzheimer, si hay formas de prevenir su riesgo.

¿Cómo se puede prevenir el Alzheimer?

Si bien las perspectivas para la enfermedad de Alzheimer no son las que a todos les gustaría que fueran hoy, el potencial de tales esfuerzos en cuanto si se puede prevenir el Alzheimer es definitivamente positivo.

Protege tu cabeza

Existe una conexión entre las lesiones en la cabeza, especialmente aquellas en las que pierde el conocimiento, y un mayor riesgo de demencia. Puedes reducir las posibilidades de sufrir lesiones en la cabeza usando un casco cuando andes en bicicleta y practiques deportes; también recuerda siempre el cinturón de seguridad cuando estés en un automóvil.

Mantén tu corazón saludable

Muchas de las mismas estrategias para reducir las enfermedades cardíacas también benefician a tu cerebro. La presión arterial alta se correlaciona con un mayor riesgo de alzhaimer, mientras que bajarla a través del ejercicio y una dieta saludable para el corazón puede reducir tu riesgo.

No fumes

Fumar aumenta el riesgo de varios tipos de cáncer y enfermedades pulmonares, pero también puede dañar el cerebro. Según la Organización Mundial de la Salud, el 14 % de los casos de Alzheimer en todo el mundo pueden atribuirse al consumo de tabaco.

Haz ejercicios

El ejercicio físico se ha relacionado fuertemente con un menor riesgo de desarrollar Alzheimer y otros tipos de demencia. La actividad física en general, incluido el baile y la jardinería, se ha relacionado con la prevención de enfermedades mentales. Incluso reducir tu tiempo sedentario es un buen primer paso.

Come bien

Lo que te llevas a la boca tiene una conexión significativa con la salud de tu cerebro. Una dieta saludable que ayude a reducir el riesgo de Alzheimer incluye granos integrales, nueces, legumbres, frutas y vegetales de hojas verdes, entre otros alimentos, así como azúcar limitada.

Los niveles más bajos de vitamina B12, vitamina D y vitamina E se han asociado con una disminución del funcionamiento cognitivo en algunos estudios de investigación. En particular, una deficiencia de vitamina B12 puede causar una pérdida significativa de la memoria y confusión que puede revertirse al menos parcialmente mediante la suplementación con vitamina B12. Del mismo modo, los niveles más altos de vitamina D y vitamina E se han relacionado con la prevención de la demencia.

Mantener un peso saludable

Mantener yu índice de masa corporal (IMC) en un rango saludable, especialmente en la mediana edad, se ha relacionado con la prevención de la demencia.

Ejercita tu mente

La actividad mental se ha asociado con una mayor reserva cognitiva que, a su vez, se ha relacionado con la prevención de la demencia

En la misma línea que el ejercicio mental, el entrenamiento cognitivo va un paso más allá. Consiste en dedicar un tiempo estructurado a entrenar tu cerebro, casi como si estuvieras entrenando con un entrenador personal para tu mente.

Controla tu nivel de azúcar en la sangre

Existe una fuerte conexión entre un nivel más alto de azúcar en la sangre y el riesgo de demencia. El vínculo es tan profundo que la enfermedad de Alzheimer ha sido apodada diabetes tipo 3.

Mantener un buen control de tu nivel de azúcar en la sangre, ya sea que tengas diabetes o no, puede considerarse como una medicina preventiva para tu cerebro.

Busca interacción social

Pasar tiempo con amigos se ha identificado como un factor importante, tanto para mantener la calidad de vida como para reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. No es necesariamente la cantidad de amigos que tienes, sino la calidad y la profundidad de las amistades lo que importa.

Las interacciones sociales, como cuidar a los nietos, también se han asociado con un mejor funcionamiento cognitivo.

Duerme mejor

Es importante identificar si podrías tener apnea del sueño, donde dejas de respirar varias veces mientras duermes, y tratarla adecuadamente. La apnea del sueño tiene muchos riesgos asociados, incluido un mayor riesgo de demencia.

¿Qué tan efectivas son las estrategias de prevención?

Si bien es cierto que otros factores de riesgo, como la edad, la herencia y los antecedentes familiares, juegan un papel en la determinación del riesgo de Alzheimer, múltiples estudios de investigación han concluido que los factores modificables probablemente también juegan un papel importante en muchos casos de demencia.

La ciencia aún tiene mucho camino por recorrer cuando se trata de comprender completamente qué es lo que realmente causa el Alzheimer y, por lo tanto, cómo las personas pueden prevenir por completo que se desarrolle o tratarlo de manera efectiva una vez que está presente. Sin embargo,

Signos de la enfermedad de Alzheimer

La pérdida de memoria es el síntoma temprano más común de la enfermedad de Alzheimer. Esto podría incluir olvidar fechas o eventos importantes, hacer las mismas preguntas repetidamente o confiar en recordatorios escritos o electrónicos sobre tareas que alguna vez fueron una segunda naturaleza. Otros signos de la enfermedad de Alzheimer temprana pueden incluir:

  • Problemas para manejar el dinero y pagar las cuentas
  • Tomar más tiempo para completar las tareas diarias normales, como conducir a un lugar familiar, organizar una lista de compras…
  • Cambios de personalidad y comportamiento.

Con el tiempo, la enfermedad de Alzheimer puede causar confusión y desorientación, lo que dificulta el seguimiento no solo de las fechas sino también de las estaciones y el paso del tiempo. Las personas con Alzheimer pueden olvidar dónde están o cómo llegaron allí. Pueden volverse desconfiados, deprimidos, temerosos o ansiosos. Perder cosas y acusar a otros de robárselas es común, al igual que una mala toma de decisiones o juicio, especialmente cuando se trata de dinero o higiene personal.

Las personas con alzhéimer grave pueden tener problemas con el vocabulario (utilizar nombres incorrectos para objetos familiares) o seguir o unirse a una conversación, lo que puede conducir a un aislamiento social. Eventualmente, pierden la capacidad de caminar, hablar y tragar, y se vuelven completamente dependientes de los cuidados a medida que su cuerpo se apaga.

Muchos de estos pasos para reducir el riesgo de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias son realmente solo instrucciones para una vida saludable. Si estás buscando más motivación para hacer del gimnasio una prioridad, o para elegir una manzana en lugar de esa bolsa de papas fritas, la idea de que puedes proteger su cerebro de enfermedades como el Alzheimer podría proporcionarle el impulso que necesitas.

NM
NM
Amante de las películas y las series. Intento de escritora. Entusiasta de la cultura pop

Leer más

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizá te interesa

Recién publicados

Meditación compasiva o ‘loving kindness’ una práctica que podría cambiar vidas

No suelo escribir posts en primera persona, a excepción de que sea sobre cosas que me gustan mucho y/o han tenido un impacto en...

Depilación láser vs IPL ¿Cuál es mejor? –

Depilación láser vs IPL, algunas personas votan IPL mientras que otros votan láser. Pero, ¿cuál es la verdad detrás de ambos métodos de depilación?...

La Reina Isabel II ¿fue un icono feminista?

La reina Isabel II  fue jefa de Estado y comandante en jefe de las fuerzas armadas británicas durante más de siete décadas. Su difunto...