Resulta absurdo que los “representantes del pueblo” elegidos democráticamente por la sociedad puedan hacer y deshacer los recursos públicos a su disposición, y todos los días se publica algo nuevo respecto a estos famosos personajes que llenan de “alegría” estos espacios y los de la prensa.

Tenemos ahora a una Senadora del PRD que pide licencia para que la investiguen por presuntos vínculos con el narcotráfico, lo mismo sucedió con el prófugo (Godoy, lo recuerdan), es increíble que se tenga este nivel de baja moral y dos gramos de educación de este tipo de personas; de qué forma hacer entender a la sociedad que antes de dejarse llevar por unos cuantos “pesos” en una tarjeta, una despensa, y un sin número de “souvenirs” deben votar por este tipo de payasos que se sirven día a día con algo que sale de los que estamos “atrapados” en la formalidad.

Lamentablemente este tipo de personas, nunca va a cambiar, su estigma es chingarse a quien se deje, y para ejemplos sobran muchos, ahí tenemos al tan agraciado Preciado que no obstante se sabe de su moche con todo mundo sigue despilfarrando los recursos públicos en comidas, mariachis, banquetes, y una singular variedad de “actividades” que hacen de él y de cualquiera de los “representantes” de cualquier color una verdadera basura social.

Y no obstante con eso ahora resulta que estas inocentes palomitas pueden estar rodeados de una cuantiosa jauría de “asesores” que lo único que buscan es depredar el mismo presupuesto público con sueldos de más de 80 mil pesos, por hacer… sólo ellos lo saben.

Las legislaciones al igual que la historia de las guerras, las hace quien las gana, y vaya que toda esa bola de hampones tienen mucha tela de donde cortar, porque a la fecha siguen sin legislar la total transparencia de sus órganos, por que como puede ser posible que les quitaran todos esos beneficios si son unos ignorantes en cualquier ámbito y necesitan quien los apoye, si fue voluntad de la población el que ellos sean los representantes para que el gobierno no abuse y tenga que pasar por la discusión, el estudio y porque el decir “no” a los posibles “asaltos”.

La indiscutible ineficiencia de estos órganos sólo hace que ciudadanos como yo se quejen, se quejen, y se vuelvan a quejar sin ningún tipo de respuesta de estas ratas de cuello blanco, y que con las reformas se pueden quedar hasta 12 años en el puesto, gozando de todos los beneficios que tiene el ser un servidor público.

Debería existir una ley que indicara que por simple moral y educación deberían renunciar por ser holgazanes, utilizar el tráfico de influencias, “cabildear” para beneficio personal y para consorcios que les pagan en especie y en efectivo los “favores”, por su “ignorancia” en sus relaciones interpersonales, y porque no hasta por haber sido señalados como “favores”.

La representatividad política en otros países funciona de forma similar, sin embargo, sin tanta basura (o eso se hace notar), y claro con gente capaz que por lo menos tiene un poco de sensatez y sensibilidad para con la población que realmente representan de sus condados y/ ciudades.

Peculiaridad

La renuncia inesperada de uno de los eslabones de Carlos Salinas de Gortari, habla de tal vez la renuencia de una apertura a gran escala y sin precedentes, pero no es que esté en contra de esto, sino que no se da un tiempo de gracia para que los “diversos” negocios que tienen puedan hacer frente a esta nueva regulación. O ¿tendrá otro trasfondo?

Para concluir…

Resulta que ahora tenemos que pagar también el que la informalidad deje de estar en el STC, ofreciéndoles $ 2 mil pesos al mes para que se retiren “por favorsito” de un lugar público y que debe estar resguardado por la autoridad, y que debe cumplir con estándares mínimos de vigilancia, una más para sólo para en Los Simpsons y en México…

Comenta en el recuadro