La idea de vivir sola siempre ha sido un sueño dorado para mí, realice esta experiencia en dos temporadas y las considero las mejores de lo que va de mi vida.

En este mi primer artículo para NEOSTUFF  creo bueno presentarme, al menos por escrito, mi nombre es DAFNA, lo pongo en mayúsculas porque siempre me confunden con Dafne, Dapna, Dacna, Dasna, Dafnea y una vez Delfina;  tengo poco de acabar la carrera, un año,  me dedico a respirar porque con lo que gano apenas me alcanza para vivir, pero no lo cambio para nada, también soy optimista.

La idea de vivir sola siempre ha sido un sueño dorado para mí, realice esta experiencia en dos temporadas y las considero las mejores de lo que va de mi vida.

Actualmente el independizarme me llama cada vez más, tal vez porque me encuentro casi por cumplir 25 años  y las series de tv gringas me hicieron creer que a esa edad ya estoy grande para vivir en casa y avisar a qué hora voy a llegar ó es una señal de que estoy madurando.

Sin embargo, antes de dar este paso debo tener en cuenta los pros y contras de esta decisión, para que no regrese con el rabo entre las patas como diría mi abuelita.

Cada vez más jóvenes quieren  vivir fuera de casa, solos o compartir un departamento, etcétera, muchos de mis compañeros en la universidad salieron de la casa familiar desde los 15 años y recién se independizaron económicamente de sus padres.

Para otros no ha sido fácil; encontrar un empleo que te pague  bastante para sustentar los gastos más básicos como renta, comida, servicios y chucherías y si a eso le sumamos ser responsable y saber cuidar de ti es más difícil.

Por si estas en la misma situación y no sabes qué decisión tomar, te propongo hacer algunas cosas:

Primero haz un presupuesto de tus gastos mensuales,  sí en este primer paso te das cuenta que  la mayor parte de lo que ganas se va en deudas y diversiones, piénsalo dos veces antes de salirte de casa de tus papás.

Segundo busca un lugar  de acuerdo con  tu presupuesto, recuerda que una opción es tener  roomies sí es así, date el tiempo de elegirlos perfectamente,  considera que tiene que ser alguien responsable en el pago de cuentas así como con  las tareas del hogar, no vas a querer que deje su ropa tirada, platos sucios y tú tengas que limpiarlo.

Si ya tienes los puntos anteriores y te diste cuenta que definitivamente estás listo va el paso más difícil, al menos para mí,  es hablar con tus padres, aún cuando tengan  peleas por  privacidad  y espacio, ellos te quieren y seguro no se imaginan  no saber de ti a diario, así que platícalo de manera calmada, eso demuestra madurez.

Trata que  tu partida sea en buenos términos, llama frecuentemente, pasa tiempo con ellos, no solo visites su casa para lavar ropa o asaltar el refrigerador.

Ya para terminar les dejo unos datos de la Encuesta Nacional de Juventud, en México hay 36.9 millones de jóvenes, el 5.6 por ciento viven solos  y de estos el 31.5 tenían como objetivo formar una familia, 21.8 el deseo de ser independiente,  y de este último el 23.6 va de los 20-29 años.  Más adelante les contaré que decisión tome.

 

 

 

 

 

 

Comenta en el recuadro