Rabia; Sumada a la desilusión; Igual al cansancio en los ojos; Y un corazón seccionado.

Con el llanto que sangra los párpados; Arranca gritos de los labios;

Húmedos  por las gotas saladas.

Salpican; Hay charcos                    charcos                               charcos.

Que brincar,

Que gritar,

Que patear,

Que llena el espíritu de fuerza.

Voluntad; Coraje; Rabia,

Se vuelca en pasión desbordada,

Vibran los sentidos,

Hasta llenarlos de fe; O de angustia.

Alejandra Olson

COMPARTE en:
Alejandra Olson
Espíritu congestionado por las letras, que busca encontrarlas en el camino del hacer literario y de éste encuentro aparezcan historias de empatía con los ojos participantes del espectador. Se dice incipiente escritora, pues cada día se descubre, redescubre, encuentra, pierde hilos dentro de éste oficio. Oficio que necesita dedicación, amor y empeño. Ella es así, tan natural como la vida se lo permita y aguerrida.

Comenta en el recuadro