Estás últimas tres semanas han sido la muerte para todos los habitantes de la Ciudad de México con personas que se creen “maestros” y que se creen dueños de todo el poder político que los respalda dixit Gabino Cué, Miguel Ángel Mancera, etc.

Las protestas en cualquier parte del mundo tienen su límite de libertad de expresión y de daño a terceros, parece que aquí en la capital del país eso no sucede y no sucederá nunca, después de un poco más de 4 mdp en daños, un “ahorcamiento” a todas las vías primarias (creo que no les falta ninguna), y un desfiladero de recursos inagotables parece ser que nunca se acabará o ¿en qué terminará la novela?

 Al inicio del sexenio todo el país quedó estupefacto de como Osorio Chong pudo con el SME, sin embargo, nuevamente regresa, qué hará esta vez con un séquito de “borregos” que lo único que busca dirían ellos y el mismo gobernador es “proteger lo que han ganado a través de los años”, claro no dijeron que corrupción, y ser amos y señores de todo lo que existe en Oaxaca y en otras secciones; siguen pasando los días y no hay claridad, el día de ayer se aprobó en lo general y particular lo referente a la Ley del Servicio Profesional Docente, de verdad esto ¿se hará realidad? Increíble que el gobierno pueda estar soportando esto como el “no hacer público nada de lo que acontezca con ellos”, son servidores públicos y son recursos públicos (lo mismo podríamos decir de los partidos políticos y sindicatos, financiados con nuestros impuestos).

 No existe ningún tipo de razonamiento claro y oportuno que identifique la causa “social y/o educativa” a favor de personas que hacen la manifestación, pareciera que lo único que buscan es seguir gozando del dinero que no es de ellos y aprovecharse de los recursos que forman parte del presupuesto federal.

El día de hoy la ciudad nuevamente está en una encrucijada y sigue siendo rehén de personas que se han apoderado del espacio público sin ningún resquicio de la autoridad, y hasta podría decirse con su pleno consentimiento y autorización expresa por escrito “hasta nuevo aviso”.

 De acuerdo a una recomendación emitida por la Comisión de Derechos Humanos, la autoridad competente debería de actuar para proteger y salvaguardar absolutamente todos los bienes y derechos de terceros, es decir, debería utilizar ya la fuerza pública para retirar a una minoría que podría denominarse hasta “parásitos”, y que clase de parásitos que educan al futuro de México, no debería existir nada más allá del respeto a la ley ya  los bienes públicos, no se está haciendo hincapié a una represión, pero si al uso del sentido común y de respetar los derechos de terceros.

 Todos los días podría preguntarse las personas que vivimos en el Distrito Federal por que Mancera sigue tan pasivo, ¿cuánto tiempo más estará así?, ¿es buena su paciencia?, ¿qué convicción y afinidad tendrá con los simpatizantes?; y claro debemos ir más allá, en la entrevista realizada al gobernador Cué, su pasividad es de lo más absurda y fuera de lugar y contexto, cuándo se les dará de baja a personas que no desean trabajar y sólo ir a manifestarse, una vez más necesitamos revolución educativa, pero con bases, no de acarreados, ese tipo de gobernantes no es lo que necesita el país, lo mismo que personas en el Ejecutivo que lo único que se dedican hacer es lo mismo que todos dar estadísticas, pero jamás soluciones de fondo, un informe decaído y lleno de trivialidad y una fila de saludos……… lamentable que todo siga siendo como antes……

COMPARTE en:
Götterdammerung Geistesgeschichte
Persona altamente capacitada para critircar, pero también para construir, acepta cualquier tipo de críticas, sobre todo las malas por que me ayudan a corregir mis constantes errores, las buenas ayudan a mejorar día con día.

Comenta en el recuadro