La UNAM  para contribuir al reconocimiento, análisis, discusión y difusión del arte plástico, visual y del diseño actual, a través de su Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP), organizó la Primera Bienal Universitaria de Arte y Diseño. El evento buscó destacar el desarrollo de investigación y producción que los procesos creativos conllevan, así como fortalecer su necesidad e importancia en la sociedad.

El pasado 6 de marzo de 2014, tuvo lugar la inauguración de la exposición. Se mostraron los trabajos realizados por los participantes, estos en su totalidad fueron 222 artistas de diferentes partes del país. En la ceremonia se dieron los reconocimientos a los artistas más destacados tanto en Libro de Artista como en Instalación.

DSC01647

En Libro de Artista tuvieron mención honorifica el Colectivo de Mónica Bellido Mora y Adrián Ernest Moreau Roldán con su libro “Bote Pronto”, la segunda mención fue para Carlos Santacruz Núñez y su pieza “Distopía desmoderna”, en tercer lugar se mencionó a Daira Samaniego Tovar con “La Hoja azul”, Ester Gandía Martínez fue la siguiente con “Preguntas y Aleccionamiento”, Iki Alvarado Luna con “Tú eres una porquería”, Por último se mencionó al ganador de esta categoría Santiago Robles Bonfil con “Semilla de Sol”.

Para Santiago Robles Bonfil el premio significa un gran orgullo porque fue parte de esta institución, que le enseño el enfoque del arte hacia lo social. Se siente orgulloso y privilegiado por haber sido estudiante de la ENAP. El premio además involucra un significado emocional.

P1040205

“Me llena mucho de orgullo porque la Escuela Nacional de Artes Plástica es una escuela de arte que tiene desde su formación un carácter y un enfoque social, es decir, no hay un distanciamiento o no lo percibo yo así, entre la práctica artística y el gran público. Por lo tanto me parece que aquí se pueden ver obras que la gente puede entender que la gente puede asequir y que pueden propiciar un diálogo entre la ciudadanía.”

Para Santiago es importante tener ese contacto con la gente. El artista no sólo se queda en su trinchera, busca y trabaja para que por medio de la creación pueda tener un diálogo con la gente pues de otra forma las piezas creadas quedarían inactivas y no tendría ningún sentido haberlas producido. Al final se busca tener un puente entre el artista y público.

“Semilla de Sol” es el nombre de la pieza que se hizo acreedora del primer premio como Libro de Artista en la Primera Bienal de Arte y Diseño. Santiago nos habló acerca de ella.

“Está dividida en dos partes, la primera parte se llama Semilla de Sol y hace referencia a la problemática que tenemos actualmente respecto a la soberanía nacional, respecto al maíz, a la soberanía alimenticia nacional y respceto al maíz, es decir, entablo en una serie de imágenes que se pueden leer en secuencia, una serie de ideas en torno a porque el maíz criollo y porque el maíz transgénico y porque estas dos visiones que no nada más son económicas sino también son culturales y que están en constante tensión. Y la segunda mitad se llama Sometimes red it´s a red red rose, que quiere decir A veces el rojo es una rosa roja roja. El título lo tomé de un poema de dominio popular y habla en términos generales de los múltiples significados que tiene el color rojo para mí, pero en particular la relación que existe entre el color rojo y la grana cochinilla. Que es una técnica nativa de pintura en México.”

La cultura de nuestro país y el arte pueden crear puentes, desde pensar en el color rojo que se extrae de la cochinilla, hasta crear un puente entre Oaxaca, la cochinilla y el maíz, como lo hace Santiago en esta obra. A través de su trabajo generó un puente con la ciudad de Oaxaca y la ciudad de México, pues una parte fue producida en la primera ciudad y la otra en la segunda. Logro crearlo pues en Oaxaca hay un rancho donde aun producen la grana cochinilla, esto hizo posible generar el puente además de poder producir el libro.

“Para mí si es fundamental que exista un vínculo, si, a través de la lógica, a través del entendimiento pero también a través de las emociones. Tenemos que aprovechar que el arte tiene esta capacidad de generar una serie de cambios en nuestro interior, entonces a mí me gustaría que estos cambios se pudieran aprovechar para transformarnos…a mí el arte me ha transformado y creo en la capacidad de transformación que tiene. Por lo tanto pretendo establecer estos puentes para lograr alguna injerencia en mi entorno, eso me parece muy importante”

DSC01636

En la parte de Instalación Gabriel Díaz Garcilazo González fue el acreedor al primer premio con su instalación “Emplazamientos”.

Tuvimos oportunidad de platicar con él unos breves momentos. Para Gabriel fue una gran sorpresa ganar esta Bienal, no pensaba que ganaría un premio, mucho menos en una Bienal.

En “Emplazamientos”  se muestra parte del paisaje urbano, Gabriel lleva aproximadamente dos años trabajando sobre este tema.

“Este es uno de los resultados a los que he llegado. Lo que me interesa sobre todo es como ver lo que todos los días observamos. Ver la ciudad desde otra manera, entonces trato como de sintetizar o de buscar otros modos de interpretar el paisaje y a partir de esto salió esta pieza.”

El arte requiere trabajo y entrega, pero también hay que buscar otras disciplinas para poder permear las ideas

“…No estar pensando solamente que el arte se nutre del arte, sino justamente pensar en que todas las disciplinas, ya sea ciencias o cualquier otra puede llegar a nutrir la investigación que haces que deriva en las piezas de arte.”

La Bienal contó con talleres, conferencias, conversatorios y la inauguración a la muestra de los trabajos realizados por los artistas que participaron ante la convocatoria de la Escuela Nacional de Artes Plásticas.

La exposición de los trabajos estará a partir del 6 de marzo de 2014 y hasta el 27 de marzo. No te pierdas los trabajos realizados por artistas y diseñadores que se realizaron para esta Bienal, vale la pena mirar las piezas que crearon los artistas mexicanos.

IMG_3938

Alejandra Olson

COMPARTE en:
Alejandra Olson
Espíritu congestionado por las letras, que busca encontrarlas en el camino del hacer literario y de éste encuentro aparezcan historias de empatía con los ojos participantes del espectador. Se dice incipiente escritora, pues cada día se descubre, redescubre, encuentra, pierde hilos dentro de éste oficio. Oficio que necesita dedicación, amor y empeño. Ella es así, tan natural como la vida se lo permita y aguerrida.

Comenta en el recuadro