En la semana tal vez usted se enteró sobre el secuestro de 2 jóvenes de nombre Luis Antonio Ortiz  (quien por cierto era fiel seguidor de Atlas) y Andrés Barba (quien era ex canterano Rojinegro y canterano Chiva) que salieron a la plaza y ya no volvieron. Dudo mucho que no sepa nada sobre este caso dada la impresionante difusión que tuvo en todos los medios y redes sociales.

La historia en los primeros días era triste y desconocida por la gente de occidente, se hablaba de un “levantón”. Cosa que, en esta ciudad, no se ve, no se conoce y mucho menos se esta familiarizado con ella. Con el paso de los días las investigaciones tomaron un cauce un poco escabroso.

Viernes 21 de junio: Se reporta la desaparición de 2 jóvenes en Plaza Ciudadela en Zapopan Jalisco. Ambos jóvenes de 15 años estudiantes de un colegio exclusivo de la entidad fueron invitados a una fiesta vía Facebook con la promesa de mujeres, alcohol y la posible “contratación” con un grupo delictivo quienes les prometían entre 10,000 y 20,000 pesos de paga. El punto de reunión fue la plaza antes mencionada y en la cual se tomarían sus últimas imágenes con vida acompañados por un tercer joven 2 años mayor que ellos quien es señalado como el señuelo.

Para el lunes de la siguiente semana sus fotografías circulaban por todas las redes sociales señalándolos como desaparecidos. Mientras las familias no perdían la esperanza, la noticia crecía y los medios masivos daban la nota sobre estos desparecidos de quienes hasta ese momento nadie sabía nada.

Fue hasta el domingo 30 de junio cuando se tuvieron noticias que no dejaban un buen sabor de boca a propios y extraños. Se reportaba un operativo en las casas de un rancho conocido como “La Cebada” en el interior del Bosque “La Primavera” mismo que se presumía constaba de por lo menos 20 patrullas de diferentes corporaciones y el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses. Los resultados no fueron expuestos al público pero se confirmó que los jóvenes habían estado ahí.

Con un taladro neumático rompieron el piso de varias casas, el escuadrón canino buscaba y los peritos parecían trabajar en algo mas que simple recabación de huellas. Al termino de la búsqueda salieron camionetas del IJCF que son utilizadas para el traslado de cadáveres lo que produjo una ola de suposiciones y rumores en torno al caso. La fiscalía simplemente guardó silencio.

Martes 2 de julio: La Fiscalía convoca a rueda de prensa y expone ante medios de comunicación lo que hoy por hoy es el caso mas raro en torno a lo que se ha denominado ‘Bullying”. Se informa que los cuerpos encontrados el domingo anterior efectivamente pertenecían a los jóvenes desparecidos y fueron encontrados aproximadamente a unos 600 metros de una de las fincas cateadas con algunos días de evolución cadavérica. Se informa que murieron a causa de asfixia y golpes con un palo. También informa el motivo por el cual fueron secuestrados con engaños y victimados.

Informa que la testificación del joven de 17 años que es señalado como el señuelo y está detenido, arroja una venganza por “bullying” orquestada por el hijo de Jose Angel Carrasco Coronel quien fue el que recibió las burlas de los hoy occisos. Su padre es sobrino del abatido jefe del narcotráfico “Nacho Coronel” y fue detenido en enero del 2013 bajo cargos de delitos contra la salud y narcotráfico.

Así es, por burlarse de quien no debían estos 2 jóvenes hoy están muertos y fueron sepultados ayer por la tarde. En paz descansen.

Para muchos son risas. Para otros popularidad. Para algunos otros, son deseos de venganza… Tengan cuidado con sus hijos o si “les queda el saco” con más razón porque, no saben a quién le están hiriendo los sentimientos.

 

Imagen: Voz de Michoacán.

 

COMPARTE en:
Me gustan los tatuajes, los deportes y la "música satánica". Irreverente, sarcástico y mala influencia, según dicen.

Comenta en el recuadro