Si estamos buscando trabajo ya sea para cambiar el que tenemos actualmente o porque no tenemos uno y lo necesitamos, tenemos que enviar currículos o dejar solicitudes para que las empresas tengan nuestra información y nos puedan hacer una entrevista. La persona encargada de la entrevista inicial es un reclutador, que es la persona que normalmente recibe y filtra las solicitudes de trabajo que recibe y hace las entrevistas, entre otras actividades, esa es la principal.

En algún momento todos hemos sido entrevistados para un puesto de trabajo y hemos escuchado muchas de las frases que los reclutadores tienen ya bien ensayadas y hemos estado en alguna de las situaciones que se generan.

El cruel mundo del reclutamiento

Algunas de las formas de trabajo de los reclutadores y de las empresas crean métodos de reclutamiento que dotan al reclutador de ciertas características indeseables:

Son impersonales, muchas empresas exigen que el reclutamiento sea masivo y no hay tiempo para procesos personales o específicos, todos a la vez y entre más mejor.

Todos los candidatos se convierten en un número, en una estadística a final de la semana, un candidato que acudió o no a la entrevista, un empleado más.

Se convocan a candidatos con la finalidad de cubrir el requerimiento de reclutamiento, como quien dice, para completar la terna, aun cuando de antemano ellos saben que esa persona no cumple al 100% con los requisitos del puesto.

Se presenta una terna de candidatos ya con la firme idea de quién será el elegido, siendo los otros apenas mero relleno, una nueva pérdida de tiempo.

Personal queda descartado por apenas un detalle, cualquier cosa por mínima que sea, puede ser que el candidato no le cayó bien al reclutador, dijo algo que no gustó o en otros casos, es muy buen candidato y “saben que no va a durar”.

-Se eligen candidatos para el puesto por que poseen otras características, físicas normalmente, que nada tiene que ver con el perfil requerido o porque es amigo

¿Por qué los reclutadores dicen mentiras?

Se le miente en la cara al candidato, se le dice que el proceso va a seguir, que se están viendo otros currículos, que se le va a llamar posteriormente y que se le van a enviar algunos exámenes psicométricos para avanzar en el proceso, cosas que muchas veces no suceden.

No se tiene la cultura de avisar al candidato que el proceso se ha cerrado y que no fue elegido, es necesario apenas un correo con un agradecimiento por participar en el proceso y por el tiempo invertido, muchas veces sucede lo contrario y se le oculta al candidato que el puesto se cerró y se le siguen dando largas y esperanzas respecto a una posible contratación, con la idea de tener a alguien de “repuesto” en caso de que el candidato elegido no funcione.

Hay mucha información que se oculta sobre los procedimientos de la empresa, formas de trabajo, cosas que el candidato va descubriendo sobre la marcha, detalles por los cuales hay una decepción o un desencanto respecto a lo que se dijo, se miente porque hay que cubrir la vacante lo más pronto posible, muchas de las metas de los reclutadores en las empresas va en función del tiempo en que se contrata al candidato.

La línea de mentiras continúa, se vende al candidato un producto en el cual, muchas veces ni ellos mimos creen, un candidato que está ansioso por creer que puede llegar una buena oportunidad de trabajo, una fuente de ingreso y desarrollo. Hay que hacer que el candidato se enamore de la vacante y acepte la oferta.

Ha habido casos de acoso en la entrevista de trabajo, para mucha gente es muy fácil imaginar que en la posición de reclutamiento se tiene algo de poder y tratar de aprovecharse de ello, el reclutador ofrece un puesto dentro de la empresa a cambio de favores de diversa índole, casos que no tienen el seguimiento porque el candidato suele abandonar la entrevista sin hacerlo saber a nadie.

Estos son algunos de las formas de trabajar que tienen muchos reclutadores, no quiero generalizar porque hay gente con mucha pasión por su trabajo y mucho profesionalismo, también hay empresas con procesos bien definidos de contratación que dejan de lado mucho de lo que aquí se dice, pero lo presentado aquí es parte de la realidad y en mi experiencia puedo decir que es la regla.

1 Comentario

  1. en monterrey son muy comunes las mentiras de los reclutadores. te dicen que es una empresa transnacional de prestigio y cuando ya estas adentro descubres que estan quebrando y no tienen ni para pagar la luz, otras empresas te dicen que te dan de alta con el sueldo que ofrecen y cuando estas tramitando el infonavit te das cuenta que te dieron de alta con el minimo general, otras empresas te dicen que te pagan diez mil libres, pero te le quitan 200 de premio de puntualidad y 200 de premio de asistencia y 800 por cumplimiento de metas. gobierno has algo regula a las empresas que mienten al candidato. creen un organismo donde denunciar este abuso a quienes buscamos un empleo y sancionen a las empresas ya que ofrecen algo al candidato que no le van a cumplir.

Comenta en el recuadro