Después de mi primer post, que fue una propuesta musical, algunos de ustedes me preguntaron cuando volvería a escribir sobre música.

Hablando con uno de mis followers, que me pidió algunas rolas para conocer este genero musical, se me ocurrió hacer esta entrada.

 

[dropcap size=dropcap]E[/dropcap]l metal ha sido satanizado, criticado y juzgado, y creo que la mayoría de las veces hablamos y criticamos algo sin realmente saber. Creo que es hora de conocer un poco de este tema y desmantelar algunos mitos.

La música ha estado presente en la vida del ser humano en todo momento. Cada cultura y país ha desarrollado sus propios estilos, que se han ido mezclando y evolucionando. De repente se escucharon guitarras distorsionadas, voces agudas, baterías rápidas y gente moviendo su cabeza de arriba hacia abajo y de lado a lado, “Headbanging”. En el siglo XX aparecieron muchos géneros, subgéneros, vertientes, estilos, mezclas, etcétera, pero de entre todos ellos hay uno en especial: el Metal, que representa para muchas personas algo más que solo música. Representa una ideología y una manera de vivir totalmente diferente a la de la sociedad actual. Su música está llena de sentimientos, energía y es difícil de comprender para mucha gente. Sencillamente es algo fuerte pero delicado; ruidoso pero melódico; crudo pero verdadero; oscuro pero poético. El problema con el Metal han sido las controversias que han surgido a su alrededor.

Para entender un poco mejor este género hay que ir al origen. ¿De donde viene el Metal? El metal tiene muchos géneros y subgéneros, pero todos ellos provienen del “Heavy Metal”. Su origen se remonta a finales de los 60 y viene de la evolución del blues, rock n roll y hard rock, que con los avances técnicos de la época fueron agregando mayor densidad y potencia.

Black Sabbath es conocida como la banda pionera del Heavy Metal, aunque hubo otras dos bandas que ayudaron a impulsar la popularidad del género: Deep Purple y Led Zepellin. Éstos cimentaron el sonido que más tarde desarrollaron, Scorpions, Iron Maiden, Motorhead o Judas Priest, entre otros. Siendo el vocalista de Judas Priest, Rob Halford, quien dio un estilo al género con la ropa de cuero y ornamentos de plata o hierro, remplazando así los atuendos hippies de la época.

La temática de las canciones es muy variada; pueden tratar cualquier tipo de asunto; aun así, hay un predominio de los temas relacionados con la calle, lo épico, lo oscuro y la crítica social, asuntos de corte sexual, así como la religión, que juega un papel muy importante, ya que se suele hacer énfasis en las cuestiones espirituales y relacionadas con la muerte y con Dios (o con su inexistencia). El género ha sido  acusado de satanismo, pero sus seguidores defienden que el tema de la oscuridad y la crudeza no es el mensaje de la música, que debemos ir mas allá, abrir la mente y escuchar la critica política, religiosa y social. También podemos escuchar asuntos de fantasía épica y/o gótica, relatos de ficción o de colorido histórico, mitologías exóticas, etc.

A continuación mencionaré algunos de los subgéneros más representativos y puros del metal así como sus características principales y algunos ejemplos de bandas.

Black Metal:

Predominan las voces guturales agudas, la distorsión extrema, las líneas y acompañamientos de teclado con armonías menores, muy obscuras. Las letras suelen hablar en contra de la religión cristiana o a favor del demonio. Las bandas suelen referir con mucha frecuencia a distintos demonios o personajes relacionados con el satanismo o el obscurantismo. La batería hace uso constante del llamado “Blast Beat”, así como del eterno doble bombo. Las guitarras llevan mucha distorsión y tocan acordes completos en lugar de los “power chords” que están más presentes en otros géneros. Son raros los solos de guitarra. Bandas: Dimmu Borgir, Emperor, Immortal, Mayhem, Burzum.

Doom Metal:

Está muy cercanamente relacionado con el Black metal, sólo que aquí se suelen combinar las voces guturales agudas o graves con voces femeninas de ópera, ya sean sopranos o mezzosopranos. Se recurre más al sonido del piano que a los sintetizadores con sonidos de cuerdas u otros elementos orquestales. Las guitarras no hacen riffs tan rápidos ni taladrantes, son más atmosféricas y lentas, más que un elemento protagónico son parte de una masa instrumental y casi nunca hay solos. En cuanto a las temáticas, es un género más contemplativo e introspectivo. Son recurrentes los temas depresivos y obscuros. Bandas: The Gathering, Cathedral, Tristania, Dreams Of Sanity, Candlemass, Lacrimosa (aunque está es más bien una banda de Goth Metal).

Death Metal:

En este subgénero predominan las voces guturales con tonos más graves. Los riffs son más agresivos y rápidos, más que tocar acordes, utilizan líneas melódicas basadas en escalas menores o cromáticas, los solos suelen utilizar escalas exóticas, cromáticas o simétricas. La batería también se caracteriza por el “Blast Beat” y la combinación de elementos provenientes del Thrash metal, como el famoso “Tupa Tupa”, que es la onomatopeya del sonido de la tarola seguido por el bombo tocados continuamente. Es un género que requiere de mucha técnica por parte de los instrumentistas. Ha ido evolucionando y cada vez es más extremo. Aunque puede parecer muy ruidoso, es realmente fino y bien estructurado. Es rara la banda de Death Metal que incluye teclados, la formación más común es de dos guitarras, bajo y batería, los mejores cantantes del género suelen ser bajistas como Glenn Benton de Deicide o Dave Vincent de Morbid Angel. La temática está más relacionada con la violencia, los trastornos psicológicos, o incluso cuestiones mitológicas. Hay bandas temáticas como Deicide que todos sus discos son satánicos y anticristianos; o como Nile que retoma la mitología egipcia tanto en las letras como en las líneas melódicas. Mención especial requiere la banda DEATH, a quienes se les atribuye la creación del género. Lidereados por el guitarrista y vocalista Chuck Schuldiner, Death es una banda única e irrepetible. Sin lugar a dudas es pesada y agresiva, pero también es muy melódica, muy rítmica y presenta muchos elementos progresivos, o lo que se suele llamar, “chuecos” por no respetar un ritmo fijo y cadencioso. Otras bandas que valen la pena: Martyr, Decapitated, Cannibal Corpse, Necrophagist, Cryptopsy, Sepultura, Behemoth.

Death Melódico:

Aunque es un subgénero del subgénero, o más bien un estilo del subgénero, merece mención especial por la importancia que ha cobrado. El Death Melódico como su nombre lo indica, se caracteriza por incluir elementos menos estridentes y mucho más melódicos. Tanto en los riffs y líneas de guitarra como en las voces. La batería no es tan rápida ni tan extrema. Sí tiene muchos elementos del death y del thrash, pero tiene un estilo propio y bien definido que radica en acompañar la melodicidad de las guitarras. Las temáticas son variadas, abordan temas sociales desde un punto de vista más propositivo y mucho menos violento y agresivo que el death y el thrash, no es un estilo tan radical. También son recurrentes las temáticas que apuntan a la autorreflexión, la introspección y la evolución de la humanidad. Un dato muy particular es que, las bandas más representativas del género provienen de la ciudad de Gotemburgo en Suecia, lo que ha hecho que también se le conozca como “El Sonido Gotemburgo”. Las bandas más representativas son In Flames, Arch Enemy, Children of Bodom, Dark Tranquility, Soilwork, Darkane y la legendaria At The Gates.

Heavy Metal:

¡El padre de todos! Prácticamente todos los que escuchamos rock hemos tenido algún contacto con el Heavy Metal y nos es muy fácil reconocerlo, sin embargo, nunca faltan los despistados que confunden el Hard Rock con el Heavy Metal. Este último se caracteriza en primer lugar por sus estridentes y agudas voces. Las melodías vocales son más intrincadas que en el rock, los vocalistas suelen ser muy técnicos y llegar a tonos inalcanzables para el resto de los mortales. Los vocalistas más importantes del género son sin duda Rob Halford de Judas Priest, Bruce Dickinson de Iron Maiden y desde luego Ozzy Osbourne y Ronnie James Dio de Black Sabbath. Todos ellos tienen voces muy potentes, agudas y muy particulares. Otro elemento que define al Heavy son las guitarras. La distorsión no es tan “atascada” como en el Death o Black metal; los riffs se basan más en “power chords” y melodías perfectamente reconocibles. Los solos de guitarra son infaltables, son prácticamente igual de importantes y reconocibles que las melodías de voz, y suele haber más de un solo en cada canción. La batería no siempre recurre al doble bombo y aquí no hay “blast beats”, podría decirse que es como una batería de rock pero más rápida, con más elementos y más pesada sin duda. Además de Maiden, Judas y Sabbath pueden escuchar a Saxon, Wasp, Accept, Running Wild, Manowar y Scorpions. Y ya un poquito más para acá, Hammerfall, Primal Fear o Dream Evil.

Nu Metal:

Laureado por muchos, odiado por muchos más, el Nu es un género que generó mucha controversia. Tal vez se deba a que combina elementos de rap, hip hop, hardcore e incluso pop; o tal vez se deba a su gran comercialización. Bien es sabido que muchos metaleros piensan que mientras menos comercial sea la banda, más “true” es. Lo que sí sabemos es que el Nu Metal hizo época en los noventas y más que otra cosa, se convirtió en una ventana al mundo del Metal para mucha gente que no tiene ni idea de que existen los otros géneros. Gracias al Nu, mucha gente pudo conocer el verdadero metal y adentrarse en él. Además de los elementos que ya mencioné, aquí las guitarras son menos técnicas y más experimentales, el sonido es más pulido, cuidado y producido. No hay solos, no hay estridencia, hay más elementos rítmicos y de groove que miles de notas, escalas y riffs. Probablemente el guitarrista más importante y representativo sea Wes Borland de Limp Bizkit, quien dio personalidad y definición al subgénero. Las bandas más representativas además de Biskit son Korn, Linkin Park, Marilyn Manson, Godsmack, System of a Down y Slipknot.

Trash Metal:

¡El género metalero por excelencia! El Thrash es simplemente el más puro y el más “true” de toda la familia metalera. Los elementos son, riffs de guitarra extremadamente rápidos, solos veloces, estridentes y muchas veces disonantes, que a cualquiera le ponen los pelos de punta; la batería es incesante e incansable. El doble bombo está presente en todas las canciones en casi todo momento, a excepción claro está de las “baladas” thrasheras y las rolas lentas. El elemento principal es el famoso “Tupa Tupa” así como lo que se suele denominar en México como “Cha Cha Thrash” que son las partes no tan rápidas de muchas canciones y que bien podrían ser el soundtrack de un baile de callejón con sonido la changa. No hay “blast beat”. Las voces más que guturales son voces aguardientosas, gritos, voces violentas que destrozarían la garganta de los simples mortales. Las temáticas me atrevo a decir que están 99% de las veces, relacionadas con temas de crítica social, de crítica al sistema, retoma un tanto los elementos anárquicos del Punk pero más que estar en contra del sistema, se le enfrenta cara a cara y sin pelos en la lengua. Las bandas más representativas son: Metallica (los primeros 4 discos), Slayer, Testament, Anthrax, Kreator, Destruction, Sodom, Exodus, Overkill, Venom y Pantera, aunque esta última no es un Thrash tan puro.

Speed Metal:

Junto con el Thrash, este género es el más veloz de todos. Si bien no es el más intrincado y complejo, sí requiere de una técnica elevada y sobre todo de una resistencia inhumana, en especial para los bateristas. El Speed es probablemente el subgénero más melódico y escuchable de todos debido a lo agradable de sus melodías vocales y sus armonías. No es un género violento, sí es pesado pero no es tan ruidoso, estridente y extremo como los demás. Las guitarras suelen ser como un taladro que simplemente va cambiando de notas, pero siempre muy armonioso. Los solos suelen ser una cátedra de velocidad y virtuosismo. El teclado también es indispensable, sólo que aquí, además de crear atmósferas con sonidos de cuerdas y otros instrumentos orquestales, también hay solos como los de las guitarras, muy veloces, muy melódicos, muy virtuosos. En este género el bajo cobra mucho más importancia que en los otros pues, también aporta muchos elementos tanto rítmicos como melódicos y atmosféricos. ¡Los dedos de los bajistas de speed metal son máquinas de hacer notas! Y bueno, de la batería ni que decir, es impresionante la resistencia que requiere estar tocando el doble bombo sin parar durante una canción tras otra. Probablemente el elemento más característico del Speed sean las voces limpias y agudas, que retoman elementos del Glam Rock y el Hard Rock, pero lo llevan al extremo. Respecto a las temáticas, estas son menos violentas y agresivas. Sí atacan al sistema pero de una manera más elegante y refinada. No obstante, los temas que más predominan son las historias épicas. También hay bandas que apuestan por la filantropía, la hermandad, la comprensión entre seres humanos y desde luego, la armonía con el entorno. Los principales representantes del género son: Stratovarius, Helloween, Rhapsody, Sonata Arctica, Dragon Force.

Power Metal:

El primo hermano del Speed Metal. El Power recupera muchos de sus elementos pero aquí no predomina tanto la velocidad ni las baterías con doble bombo eterno. Da lugar a elementos más ricos rítmicamente, tiene mucho más Groove. Las voces también son agudas pero también mezcla elementos agresivos que se relacionan con el thrash o el heavy. Puede decirse que es una mezcla entre speed, heavy y thrash. Las bandas más importantes son: Gamma Ray, Grave Digger, Iced Earth (aunque a esta se le puede considerar más Heavy), Rage, Angra, Demons & Wizards, Freedom Call, Edguy, Avantasia y Dark Moor.

Progressive Metal:

El metal progresivo es tal vez el subgénero más técnico, más rico, más rebuscado, complejo y hasta pretencioso. Tiene muchos elementos del speed y el power metal, pero agrega cosas que provienen del rock progresivo de los setentas y ochentas. Todos los guitarristas de progre son verdaderos virtuosos e incansables estudiosos de su instrumento y de la música en general. La armonía que utilizan es compleja. Los solos además de ser veloces utilizan técnicas muy avanzadas como el sweep y skip picking, además de escalas exóticas, cromáticas, simétricas y demás elementos que sólo los músicos entienden jajaja. Sin embargo, no deja de ser un género muy disfrutable pues, las melodías vocales son muy agradables y están muy bien construidas, sin lugar a dudas están hechas por verdaderos expertos. Las temáticas oscilan entre lo etéreo, lo cósmico y lo mundano. Las bandas de progre son muy dadas a hacer discos temáticos, es decir, discos que cuentan una historia a lo largo de todas las canciones que lo integran. También hay temas épicos como en el disco The Odyssey de Symphony X. Además de los ya mencionados Symphony X, las bandas más representativas son: Dream Theater, Queensryche, Opeth, Periphery, Adagio, Evergrey, Psycroptic, Ayreon, Ark.

Symphonic Metal:

Algún idiota dijo alguna vez que todas las bandas de speed o power que incluían teclados eran metal sinfónico. Esto es claramente una total estupidez y un desconocimiento total del tema. Como su nombre lo indica, este subgénero se caracteriza por la inclusión de elementos sinfónicos o más bien orquestales dentro de la composición de las canciones. En realidad es un subgénero bastante amplio ya que hoy en día hay bandas con elementos sinfónicos en prácticamente todos los otros subgéneros, por ejemplo: Mayan o Septic Flesh, que son bandas que claramente tocan Death Metal pero que incluyen los elementos orquestales como parte angular de sus composiciones. Por otro lado está Rhapsody, que sin lugar a dudas toca speed metal pero con muchos elementos sinfónicos. En fin, la cuestión con el metal sinfónico es que, más que meter tecladitos con sonidos de cuerdas, existe una clara y definida influencia de la música de compositores sinfónicos, ya sean barrocos, clásicos, románticos e incluso contemporáneos. La variedad en las temáticas es muy extensa debido a que las bandas sinfónicas provienen de estilos tan alejados como el Speed y el Black o el Doom y el Power. Las bandas más importantes son: Therion, Haggard, Nightwish, Rhapsody, Epica, Dimmu Borgir, Septic Flesh y desde luego el gran Yngwie Malmsteen.

Estos son sólo algunos de los muy variados y extensos subgéneros del metal, a mi gusto, y a decir de los conocedores, estos son los más representativos y de los que más bandas hay.

Antes de despedirme quisiera hacer una mención especial de las mejores bandas de Metal Hecho en México.

War Kabinett (Symphonic, Power, Thrash), Strikemaster (thrash), Here Comes The Kraken (Deathcore), Transmetal (Thrash), Resorte (Nu), Arcadia (Djent), Agora (Progre), Glass Mind (Progre), The Arkitecht (Progre), Muluc Pax (Prehispanic Death), Maligno (Stoner), Raped God (Death), Mechanical Chaos (Death), Brujería (Grind), Split Heaven (speed), Nostra Morte (Doom), Nuclear Chaos (Melodic Death).

El Metal es un género rico musicalmente, ideológicamente y culturalmente. No se debe juzgar algo que no se entiende, debemos aprender a discernir y escuchar. Les recomiendo que empiecen por los subgéneros más tranquilos y melódicos, que se vayan adentrando poco a poco. Eventualmente serán parte de algo que sin lugar a dudas es, un mundo más vasto.

Aquí, les dejo un pequeño chiste para distinguir los diferentes tipos de metal …

POWER METAL: El protagonista llega al castillo en un caballo blanco alado, escapa del dragón, salva a la princesa, se van lejos y hacen el amor.

TRUE METAL: El protagonista llega al castillo y vence al dragón en una batalla
utilizando su espada. Bañado en la sangre del dragón, lo hace con
la princesa.

THRASH METAL: El protagonista llega al castillo, pelea con el dragón, salva a la princesa y se la tira.

HEAVY METAL: El protagonista llega al castillo en una Harley Davidson, mata al dragón, se toma unas chelas con la princesa y después lo hacen.

FOLK METAL: El protagonista llega con varios amigos tocando el acordeón, laud, violín, y otros instrumentos extraños. El dragón se queda dormido de tanto danzar, y luego se van… sin la princesa.

VIKING METAL: El protagonista llega en un navío, mata al dragón con un hacha, lo cocina y se lo come. Viola a la princesa, saquea el castillo y le prende fuego a todo antes de irse.

DEATH METAL: El protagonista llega, mata al dragón, se tira a la princesa, la mata y se va.

BLACK METAL: Llega de madrugada, en medio de la neblina, mata al dragón y lo empala frente al castillo. Sodomiza a la princesa, la corta con una daga y bebe su sangre en un ritual antes de matarla. Después descubre que ella no era virgen y la empala junto al dragón.

GORE METAL: Llega, mata al dragón. Sube al castillo, se tira a la princesa y la mata. Después se la vuelve a tirar. Quema el cuerpo de la princesa y se la tira de nuevo.

DOOM METAL: Llega al castillo, ve el tamaño del dragón, se deprime y se suicida. El dragón se come el cadáver del protagonista y después se come a la princesa.

NU METAL: Llega al castillo y se jacta de lo bueno que es peleando y de que es capaz de ganarle al dragón. Pierde miserablemente y queda hecho mierda. Huye y encuentra a la princesa, le cuenta su trágica infancia. La princesa lo cachetea y se va a buscar al protagonista de “Heavy Metal”. El protagonista “Nu” se toma un prozac y se va a grabar un disco de “The best of”.

GOTHIC METAL: El protagonista llega vistiendo las ultimas tendencias en ropa de noche de la corte de Camelot, pero no está seguro de ni de querer entrar en el castillo, ni de querer afrontar el dragón, ni de que le gusten las princesas y, ante tanta incertidumbre, se queda prendado de la primera flor que encuentra en los alrededores muriendo hastiado al poco tiempo.

 

¡Excelente fin de semana y que viva la música!

 

COMPARTE en:
La Diabla
Uso el sarcasmo porque escupir en la cara o patear en los webos esta mal visto! Pocas veces angel, muchas veces demonio, PERO SIEMPRE YO!

Comenta en el recuadro