Todos los días tenemos un evento diferente y que da mucho de qué hablar, escribir y opinar en este país, sobre todo en cuestiones políticas, económicas y financieras, y sin dejar afuera por supuesto lo social.

Esta vez hablaremos de varios puntos que el común denominador es la “farsa y la mentira” como siempre de todos los involucrados en la toma de decisiones gubernamentales y la gente que tiene control en los aspectos estratégicos del país.

Es imposible explicar cómo es que de la nada resultan acuerdos “en lo oscurito” con todo mundo que ocasiona problemas, que no permite el desarrollo del país, que lo único que se desea es querer es seguir viviendo del presupuesto y claro de nosotros los contribuyentes cautivos, pero a que nos referimos exactamente, pues a lo siguiente:

a)      Pensión vitalicia a ex-trabajadores de la extinta Luz y Fuerza del Centro (seguidores incansables del mafioso Martín Esparza Flores, con su toma de nota dada por Javier Lozano).

b)      Beneficios económicos “completos” para toda la agrupación del CNTE en Oaxaca, amos y Sres. del Estado (¿y la Reforma Educativa?)

c)       Leyes secundarias de la Reforma de Telecomunicaciones.

d)      Miscelánea fiscal.

Que contrariedad encontrarnos día a día con más de lo mismo desde hace más de 80 años y que pareciera que nunca va a cambiar, quién podría explicarse todo lo que sucede alrededor de los “acuerdos y cabildeos” que hacen alrededor de todas estas situaciones que sólo generan gasto corriente y claro beneficios como siempre para unos cuantos, pero eso no es lo peor, se malgasta el tiempo en hacer leyes que a todo mundo le vale un “sorbete”.

¿Quién en su sano juicio ofrece a un poco más de un mil empleados renuentes aceptar la liquidación de LyFC, una pensión vitalicia de 15 mil pesos?, pero eso no es lo crítico, ni lo más terrible, suficiente se tiene con el hoyo presupuestal de todos los pensionados de los ex trabajadores de LFyC, CFE, Pemex, y que decir del IMSS e ISSSTE, ¿de dónde se supone que saldrán los recursos?

Tanto grito, empujón, alboroto y anexas por la mentada “Reforma Educativa” y ¿qué sucedió?, claro como todo lo que pasa en este país NADA y no seguirá pasando nada, mientras que la poca educación, el poco sentido común, los pocos valores, el “borreguismo”, la sumisión, el valemadrismo siga siendo el pan nuestro de cada día.

Y hay algo que decir respecto a las leyes secundarias de la Reforma de Telecomunicaciones, igual que el anterior NADA, ¿a alguien le importa?, levante la mano a quien le beneficie, se supone que dado que es algo surgido en el “Pacto por México”, las sugerencias deberían provenir de ahí, sin embargo se ha filtrado que cada uno de los competidores anda haciendo “su propuesta”, que bonito país, que bonitos empresarios, y que decir de que increíble situación, más de lo mismo.

Y por último la gran farsa, y la inutilidad de todos los grupos inmiscuidos en la gran reforma, y que finalmente los únicos beneficiados como siempre son “los dueños del dinero”, se viene para abajo y todo porque no les conviene, pero a quién le va a convenir, ya lo dijo (primera vez que lo escucho decir algo bueno) LOS IMPUESTOS, SU NOMBRE LO INDICA, A NADIE LE VAN A GUSTAR, pero finalmente veo que no le gustó enemistarse con el CCE, CONCAMIN, CONCANACO y claro con el CMHN, pero si le gusta enemistarse con nosotros los cautivos, con nosotros los que debemos de soportar todo lo que a ellos se les ocurra para tapar los hoyos que se han provocado a lo largo y ancho de los gobiernos salientes y entrantes, y seguiremos esperando que será del subejercicio del gasto público que tiene parálisis desde hace un buen rato.

Todo se escucha tan de película y de tragedia que hasta pareciera que todo es una mala broma y una mala pesadilla de la cuál en algún momento de la vida vamos a despertar y creeremos que somos parte del primer mundo.

Comenta en el recuadro