Los 5 cráteres más grandes del mundo

Los cráteres más grandes del mundo que estamos a punto de ver, se han formado cuando un meteorito, asteroide o cometa choca contra el planeta. Todos los cuerpos interiores de nuestro sistema solar han sido fuertemente bombardeados por meteoritos a lo largo de su historia. Este bombardeo es claramente visible en las superficies de la Luna, Marte y Mercurio, por ejemplo. En la Tierra, sin embargo, los cráteres de impacto son continuamente borrados por la erosión o transformados por la tectónica a lo largo del tiempo.

No obstante, se han identificado casi 170 cráteres de impacto terrestres en nuestro planeta. Su diámetro oscila entre unas decenas de metros y unos 300 km, y su antigüedad va desde tiempos recientes hasta más de dos mil millones de años. Los cráteres de impacto que aparecen en esta lista son relativamente pequeños y jóvenes, por lo que son más fáciles de detectar. Un ejemplo de cráter de impacto grande y antiguo es el de Chicxulub, con un diámetro de 180 kilómetros. Se cree que el impacto que formó este famoso cráter fue el responsable de la extinción de los dinosaurios, hace unos 65 millones de años.

Los 5 cráteres más grandes del mundo

La mayoría de estos cráteres son apenas reconocibles. Sólo un puñado de ellos ha escapado a la erosión y a la intemperie o muestra las características clásicas que resultan del impacto de un gran meteorito contra la Tierra. Estos son los 1os 5 cráteres más grandes del mundo que ofrecen las imágenes más impresionantes.

Cráter Tswaing

El cráter de Tswaing se encuentra en Sudáfrica, a 40 km al noroeste de Pretoria. El cráter tiene 1,13 km de diámetro y 100 metros de profundidad, con una edad estimada de 220.000 ± 52.000 años. Los manantiales superficiales, las aguas subterráneas y el agua de lluvia han llenado el cráter y lo han convertido en un lago rico en carbonatos disueltos y cloruros de sodio que fue explotado hasta 1956.

Cráter Pingualuit

El cráter Pingualuit está situado en Quebec, en Canadá. Tiene un diámetro de 3,44 km y probablemente se formó por un impacto hace aproximadamente 1.4 millones de años. El cráter se eleva 160 metros sobre la tundra circundante y tiene 400 metros de profundidad. Una masa de agua de 267 metros de profundidad llena la depresión, formando uno de los lagos más profundos de Norteamérica. El lago también contiene una de las aguas dulces más puras del mundo, y tiene una gran visibilidad a 35 metros

Cráter Amguid

cráteres más grandes del mundo

El cráter Amguid está situado en una región remota e inaccesible del suroeste de Argelia. El cráter tiene unos 500 metros de diámetro y 65 metros de profundidad, pero la profundidad real no se ha medido ya que el cráter está parcialmente lleno de arena arrastrada por el viento.

La parte central del cráter de Amguid es plana y está cubierta de limos eólicos. Estos limos refractan la luz, por lo que el cráter parece blanco cuando se ve desde el espacio. Se cree que el cráter se formó hace menos de 100.000 años pero más de 10.000 años.

Cráter de Wolfe Creek

Este cráter de impacto de meteorito, muy bien conservado, está situado en las llanuras del extremo noreste del Gran Desierto de Arena, en Australia Occidental, a unos 150 km al sur de la ciudad de Halls Creek. Mide aproximadamente 880 metros de diámetro, y el suelo del cráter, en su mayor parte plano, se encuentra a unos 55 metros por debajo del borde del cráter y a unos 25 metros por debajo de la llanura de arena del exterior del cráter. En el centro del cráter, el suelo se eleva ligeramente. Aquí crecen algunos árboles sorprendentemente grandes que extraen la humedad de las reservas de agua del cráter que quedan después de las lluvias de verano.

Cráter de Barringer

El cráter de Barringer, cerca de Winslow, en el desierto del norte de Arizona (Estados Unidos), no sólo es el más bello y uno de los cráteres de impacto mejor conservados de la Tierra, sino que su descubrimiento supuso un punto de inflexión en la ciencia geológica.

Antes de que Daniel Barringer demostrara de forma concluyente que el cráter fue creado por el impacto de un meteorito y no por el vulcanismo, los geólogos no creían que los meteoritos desempeñaran ningún papel en la geología terrestre. Incluso los cráteres de la Luna se atribuían a los volcanes. Desde el descubrimiento de Barringer, se han identificado numerosos cráteres de impacto en todo el mundo. Hoy en día está ampliamente aceptado que los impactos de meteoritos han determinado de forma significativa la historia geológica y biológica de la Tierra, desde el origen del agua y la extinción de los dinosaurios hasta el origen de la propia vida.

El cráter Barringer tiene unos 1.200 metros de diámetro, 170 metros de profundidad y está rodeado por un borde que se eleva 45 metros por encima de las llanuras circundantes. Se formó hace 50.000 años.

NM
NM
Amante de las películas y las series. Intento de escritora. Entusiasta de la cultura pop

Leer más

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizá te interesa

Recién publicados

Entrevista – Alexandra Roma: «No sabría vivir sin música»

La literatura romántica contemporánea está viviendo su mejor momento en años. Si bien muchos autores anglosajones (Colleen Hoover, Jenny Han, John Green, etc...) abrieron...

Por qué todo el mundo ama Toy Story

En este mes, Toy Story 3 cumple doce años. Eso no suena tan impactante como decir que la primera película de esta franquicia se estrenó...

Crítica: La ciudad pérdida (2022) – El retorno del cine de aventura

Desde hace al menos una década, la tendencia entre las películas más taquilleras hechas en Hollywood es que sean películas basadas en libros o...