Para el día de hoy tenía otro artículo preparado pero acabo de vivir algo que me hizo pensar muchas cosas y al final una cosa llevó a otra lo que me llevó a decidir cambiar el artículo.

Hoy  fui a una librería en mi ciudad. Para mí, ir a una librería supone mínimo una hora en donde me quedo viendo que libros hay y qué encuentro para llevarme basándome en el resumen o cualquier cosa que me llame la atención.

Mientras estaba en mi búsqueda, llegó una chica a una estantería cerca de donde estaba. “Seguramente viene a ver qué libro va llevar” fue lo primero que pensé pero me llevé una sorpresa al ver que sólo llegó, tomó uno de esos libros que andan muy populares hoy día y con las mismas se marchó.

Seguramente pensarán ¿Y eso qué? Pues resulta que mientras seguía buscando pasó lo mismo unas cuatro veces: Llegaban chicas ­–adolescentes– a la estantería, cogían el libro y se iban en seguida.

Al ver esto me quedé reflexionando sobre una cosa: ¿Qué está pasando ahora? ¿Por qué ya muchos prefieren sólo leer lo que está de moda o sólo esos bestsellers que son muy parecidos entre sí y que próximamente lanzarán una película?

Sí, es bueno que ahora muchas personas estén leyendo pero si hay algo en esta vida que parece nunca acabar son los libros así que ¿Por qué no buscar más libros además de esas novelas populares? ¿Por qué no ser un buen lector que lee sobre absolutamente todo?

Esa es una pequeña reflexión que quiero dejar.

Fotografía de NyappyPao

COMPARTE en:
NeoStaff
El Staff de NeoStuff está formado por una docena de integrantes capaces de escribir sobre todas las temáticas que encuentras en la revista. También nos encargamos de contestar todas tus dudas lo más rápido posible

2 Comentarios

  1. Totalmente cierto, lo que espero es que en verdad lo estén comprando para leerlos y no para dejarlos botados por su casa en espera de que salga la película. Con tantos libros buenos que existen no entiendo porque irnos a lo que todos leen.

  2. Exacto. Yo lo veo a diario, señoritas que leen montones de libros pero que suelen ser genéricos. Es un poco triste que “desperdicien” su tiempo con leer sólo ese tipo de libros, no que sean malos (o buenos), pero al leer sólo de este tipo de libros, los lectores se pierden de cientos de verdaderas maravillas. Y no hace falta buscar mucho, siquiera; basta con pensar cualquier título clásico, por trillada que sea su mención.

Comenta en el recuadro