Cuando una persona llega como empleado a una empresa (cualquiera que ésta sea), se le pide discreción y seguridad en cuanto a la información que se maneja.  Ésto es razonable, pues regularmente las empresas manejan grandes cantidades de dinero, información sobre negocios y clientes.

La filtración de esta información podría causar grandes pérdidas así como despidos, pero ¿Alguna vez te has preguntado si tu información filtrada en Internet podría causarte problemas? Todos subimos información a Internet de manera casi inconsciente, desde los saludos por la mañana a los twitteros que nos siguen,  fotos y detalles de las últimas vacaciones que tomamos, hasta números de cuentas bancarias.

Así la respuesta a la pregunta anterior depende de la información que estás o estuviste dispuesto a compartir y es que por más  seguridad que tenga cualquier cuenta en Internet, debes saber que tu información no va a ser borrada jamás de Internet (A menos que éste desaparezca).

Por eso si quieres ser más consciente al momento de subir información a la red (y como consecuencia hacerla pública) te recomiendo que tomes en cuenta los siguientes puntos.

  1. Si vas a subir algo a facebook, twitter, google plus, instagram, etc, piénsalo antes (¿dejarías que la gente en la calle te viera en la misma situación?, ¿Tienes algún plan a futuro que pueda ser afectado por esta información?).
  2. Vas a crear una cuenta en una nueva red social, ¿Para que quieres otra cuenta?, ¿Realmente puedes mantener la cuenta de Facebook, Twitter, Instagram, Tuenti, etc y además tener una verdadera vida social? A menos que seas una persona dedicada a la tecnología y quieras probar las distintas redes sociales (o tengas mucho tiempo libre) no podrás mantener más de 3 redes.
  3. NO hagas check in de donde está.  Si eres blanco de algún secuestrador, acosador o en el peor de los casos un asesino, le estarás dando el punto exacto de donde te encuentras.
  4. Si fuiste de vacaciones no lo anuncies, sobre todo sí tu casa se quedó sola. Si quieres presumir tu último viaje hazlo llegando a casa y no durante. Muchos extorsionadores usan esa información para sacar provecho de familiares o amigos.
  5. Sí vas a agregar contactos en tus redes asegúrate de que sea gente que conozcas, procura que sean contactos que conoces en persona y pon atención en que la cuenta no sea falsa.
  6. Asegúrate que los filtros de privacidad se encuentren bien configurados en las redes que uses (Puede ser un poco complicado entenderlos pero son de gran ayuda para evitar mirones).
  7. Utiliza contraseñas complejas con números, mayúsculas, minúsculas y símbolos si el sistema lo permite. Y evita cosas sencillas como fechas o nombres relacionados contigo.
  8. Si es necesario que visites páginas que no son seguras, debes asegurarte de tener activo un buen antivirus y procura no tener activas cuentas que puedan ser “hackeadas”.
  9. Para información bancaria NUNCA des contraseñas ni las guardes en archivos, siempre recuérdalas.
  10. No des información sobre tarjetas ni números de cuentas a menos que estés 100% seguro de que la página o persona con la que haces el trato es confiable.

Estos son algunos puntos que se deben tener en cuenta, pero existen muchísimos más. Lo importante es siempre ser conscientes de la información que manejamos.

Comenta en el recuadro