Todos los días, al final de la jornada, o a veces desde muy temprano si es necesario; me gusta subir a mi roca favorita y contemplar el mundo desde ahí. Esa piedra,  es mi lugar interior desde donde veo el mundo de otra forma, como a mí me da la gana verlo, tan simple y mundano como en verdad es, por unos minutos o por unas horas, formo parte del universo, y mis alrededores son un cielo estrellado, una luna despampanante, el murmullo del viento, y claro, mi familia, mis amigos.

Evoco sus risas, los momentos felices que pasamos juntos, las anécdotas chuscas con mis hermanos, la sonrisa de la mañana de aquella persona que ni me conoce, el gesto educado del hombre de la esquina. No necesito más, es mi recarga de batería diaria; el consuelo que me hace falta cuando mi corazón está cansado. Y si alguna vez no ha sido un buen día, no importa, tengo muchos recuerdos en mi memoria de tiempos cercanos, para deleitarme en ellos y sentir de nuevo su presencia.

Cada día, es una sorpresa, no sé qué vendrá, ni sé qué traerá; ¿será agradable?¿ será inolvidable? Ésos son mis días favoritos, aquellos que atesoro porque hubo un gesto que me marcó, que le puso una rayita más al tigre; pero las mías no son cicatrices, y si acaso lo fueren, serían cicatrices de vida, colecciones insustituibles de muestras de amor, cariño, amistad y alegría. Las otras, las que duelen, ni las toco, están ahí formando parte de mí, ellas también tienen el orgullo de decir: “mírenla, nosotras ayudamos a que ella sea así”.

Es inevitable bajar de la piedra y convivir con todo lo incontrolable y caótico, pero está bien, es necesario; si no, ¿qué desmenuzaría en mis momentos de paz y de equilibrio? Sólo digo que  no importa lo que viva o cómo haya sido mi día, mi roca favorita está ahí siempre, es cuestión de que yo quiera ir a ella a encontrar la paz.

Excelente día lluvioso, pretexto perfecto para disfrutar el momento de un café con galletas, o un buen libro y una copa de vino.

Y ustedes, ¿tienen una piedra favorita?

Hasta la próxima

4 Comentarios

  1. Upsssss que importante es contar con esa piedra favorita, en donde podemos hacer el balance de lo bueno y malo, en donde podemos soñar, en donde podemos enfrentarnos a nosotros mismos y sobre todo creer y crear.

    • Tienes toda la razón, es indispensable contar con un espacio estable desde el cual poder dimensionar las cosas, descansar y tomar fuerzas para seguir adelante. Gracias por visitar este espacio. ¡Un abrazo fuerte!

  2. Linda reflexión. Siempre es importante detenernos en la vorágine de la vida y alimentarnos de todas esas experiencias que nos hacen ser quienes somos y compartirnos así con los demás. Bien Cuñadita! Reflejas tu sensibilidad y tu forma tan honesta en de vivir. Felicidades.

    • Muchas gracias, y como dices es importante detenerse a dimensionar y digerir las experiencias de la vida. A veces vamos muy rápido. Gracias por ler y por dejar un comentario. ¡Un abrazo!

Comenta en el recuadro