Cada temporada, el mundo del fútbol permite lucir a jugadores que pasaban desapercibidos en años anteriores, pero que luego consiguen el momento, el entrenador y las condiciones perfectas para lucir en el terreno de juego. Kylian Mbappé, es un jugador de tan solo 18 años, un joven que en algunas partes del mundo; aún no ostenta la mayoría de edad.

Un crack precoz, que con la picardía y descaro característico de su juventud ha permitido que el reflector del fútbol mundial esté brillando con completa exclusividad sobre su persona. El delantero francés, ha eclipsado el talento de jóvenes colegas suyos como: Ousmane Dembelé y Christian Pulisic, las promesas del fútbol francés y americano, que no pueden equiparar la velocidad y efectividad de cara el arco, que la (nueva) joya del Mónaco posee.

Kylian Mbappé hace ver al resto de los jóvenes como jugadores amateurs. La perla del Mónaco es un delantero distinguido, una rareza que solo se ve cada 10 años, un futbolista que está en el selecto grupo de próximas estrellas mundiales.

Del anonimato a el estrellato

Expresar en líneas y párrafo lo que es Mbappé se queda reducido a un límite de letras determinados, porque este chico invita a que establecer su particular historia dentro del fútbol universal y francés.

El delantero del Mónaco inicia su carrera como profesional en la liga francesa (Ligue 1), entrando de cambio por Fabio Coentrao al minuto 88 frente al SM Caen. Desde su primero trotes en el terreno de juego, Mbappé rompería su primera marca personal y establecería un nuevo hito en el campeonato francés, sería el jugador mas joven en debutar en un partido como profesional en tierras francesas. El anterior récord correspondía a Thierry Henry, 21 años tuvieron que transcurrir para que una nueva promesa del fútbol del país de la bandera azul, blanco y rojo mostrará un crack del futuro.

Resultado de imagen para Mbappe

Mbappé continuaría derrumbando marcas y establecería nuevos récords personales que, de momento, lucen poco probable de alcanzar o superar. La joven estrella del Mónaco, anotaría su primer gol como profesional el 20 de febrero del 2016, la victima de turno sería el conjunto del Troyes. Nuevamente, superaría a Thierry Henry como el goleador más joven del conjunto del Mónaco, con tan solo 17 años y 62 días transcurridos.

Durante aquel entonces, Mbappé no generaba mayor trascendencia en el juego del conjunto del principado, era un engrane de repuesto de una maquina que le faltaba acoplarse aún. El equipo de Leonardo Jardim.

Sin embargo, el 2017 se conviviría en su consolidación como estrella emergente. Mbappé lleva, de momento, un total combinado entre torneos locales e internacionales de 24 goles y 11 asistencias. Una marca que cualquier jugador con trayectoria desearía tener.

Para medir el impresionante rendimiento de Mbappé esta temporada, y entender la emoción que genera verlo en cancha; habría que establecer una comparación con sus primero meses de juego, el joven delantero francés tan solo anotaría 1 gol y regalaría 2 asistencias en 14 partidos disputados.  Por consiguiente, una diferencia abismal de anotaciones y una mejora de rendimiento descomunal en su dos primeros años de juego… y todavía quedan partidos por disputar esta campaña.

Las odiosas comparaciones

Con la presentación de un nuevo futbolista, llegan las comparaciones de su juego y aspecto físico con jugadores del pasados. Aquellos que dejaron establecida su figura como deportistas y convirtieron su nombre en uno para recordar durante las posteridad.

Resultado de imagen para Mbappe

Por ende, los movimientos de Mbappé dentro y fuera del área, su postura a la hora de definir, su repertorio de regates, así como su explosividad en tramos cortos y largos, recuerdan, en cierta manera, a los movimientos de Ronaldo y Thierry Henry, jugadores intocables para cualquier seguidor del fútbol pero que solo engrandece su figuras.

Ante una intensa serie de elogios hacia Mbappé, un coterraneo suyo, David Trezeguet, aquel delantero galo que vivió sus mejores años en la Juventus de Turin, declararía lo siguiente ante las comparaciones con Thierry Henry:

“‘Titi’ (Henry) jugaba más por un costado, dependía más de la velocidad y la potencia, mientras que Mbappé se mueve por todo el frente de ataque”,

Por tanto, Trezeguet establecería los primeros conceptos de un jugador que, a palabras suyas, es “”único”, aunque todavía pero “joven””. Un jugador que encandila el ojo de todos los seguidores del balompie, pero al que aún falta mucho por demostrar.

La pieza más codiciada del mercado de fichajes

Ante el descomunal rendimiento de Mbappé, las chequeras de los grandes clubes de Europa comienzan a lucir y así lograr seducir a un joven que puede darse el fantástico lujo de seleccionar aquel equipo a donde ir. Sin embargo, el conjunto del Mónaco, consiente de la calidad de jugador que tiene en su poder, establecerá una estrategia de resistencia para lograr conseguir una cuantiosa cantidad de dinero por su joven promesa.

Resultado de imagen para MbappeReal Madrid y el Manchester United esperan que se definan las verdaderas intenciones del jugador y que se tase a el jugador de manera oficial.

De momento, el monto por el que se especula que Mbappé saldría del conjunto del principado es del 100 millones de euro, una exagerada cantidad de dinero que demuestra la desproporción de un mercado europeo, sobre todo teniendo en cuenta que le jugador tiene tan solo dos temporadas de juego.

Hoy, resulta una cantidad exagerada, quizás aquel equipo que consiga adueñarse del futuro inmediato del jugador consiga una estrella de talla mundial, un delantero que domine las estadísticas de los goleadores y termine amortizando su compra mediante goles en finales o momentos determinados que encarrilen a su (futuro) equipo a adjudicarse títulos a nivel local e internacional. Pero la verdad, es que el francés es una apuesta demasiado arriesgada.

Mientras, el contrato de Mbappé se vence en dos años, sería una lastima (para el Mónaco) que Mbappé se marche de París por un bajo o precio, y en un caso utópico, gratis.

Recuerda su nombre…

Tomando prestado, para intereses del articulo, un lema de la marca deportiva Nike, les dejo un vídeo para que, aquellos que no conocen el fútbol de Mbappé tenga una mejor visión de los movimientos y goles de un futbolista que invita a seguirlo de cerca, porque su futuro luce brillante.

Kylian Mbappe goza de una velocidad en tramos cortos, fruto de su juventud, que le permite driblar con facilidad a sus rivales y burlas defensas con facilidad. Es letal con espacio, consigue ganar en carrera a la mayoría de sus contrincantes para luego definir con sutileza y precisión de cara el arco. No obstante, tiene un capacidad de discernir cuando es el momento de disparar al arco o asistir a un compañero.

El único “pero” de Mbappé es que se está engrandando su figura demasiado rápido, toca disfrutar con sutileza, de un jugador que si esta destinado a lograr grandiosas cosas, solo si su entorno lo sabe guiar y consigue un entrenador que termine de definir su crecimiento como jugador y le ayude a utilizar su velocidad de manera inteligente, corriendo en tramos cortos y no largos, para llegar con frescura de cara al arco.

Sin nada más que agregar, con ustedes Kylian Mbappé… La estrella del futuro.

Área de comentario

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre