Este domingo, el reloj anunciaba las 7:18 pm y la pasarela improvisada en Campo Marte apagó sus luces.  El Mercedes Benz Fashion Week México (MBFWMx) llegaba casi a su final y le dejó encomendado el penúltimo desfile al diseñador colombiano, Jorge Duque. Los reflectores iluminaron el fondo con una tenue luz amarilla que centraba la atención de la audiencia en los anfitriones de la noche.

   Pedro Tabera, director general de Mercedes Benz,  Beatriz Calles, experta en moda y directora general del MBFWMx y Cory Crespo, director de Coloürs, fueron algunos de los personajes que se encargaron de dar el discurso de bienvenida-despedida.

   Cuando estos personajes terminaron de agradecer nuestra presencia y se felicitaron entre ellos por todo el esfuerzo y la confianza que depositaron en el magno evento, las luces volvieron a apagarse; esta vez para darle paso a los spots de las marcas patrocinadoras: Ciel, Sony, American Express y por supuesto, Mercedes Benz, entre muchos otros.

   La tercera vez que las luces se apagaron fue la tercera llamada y las miradas de expectación crecían entre la gente. Al ritmo de “Quizás, quizás, quizás”, la primera modelo asomó la cara enfundada en un impactante vestido de tirantes con broches y gasa negra sobre una blusa de manga larga, mismo tono, mismo material. El resto de la pasarela transcurrió entre trajes blancos, gabardinas doradas, vestidos y faldas color piel, overoles azul metálico y bellísimas piezas estampadas a cuadros y rectángulos de tiernos colores pastel que iban del azul al rosa.

   Jorge Duque, quien pasó de su pequeño taller de moda en Bogotá  ser mentor del Project Runaway Latin America, impactó a todos los presentes con su colección llena de frescura y nos hizo la invitación a vestir prendas llenas de color, femineidad y, por supuesto, elegancia.

   Con telas ligeras y grandes escotes, cortes atrevidos y colores divertidos; pasando por el todo blanco, el todo negro y los tonos llamativos y elegantes; Jorge Duque Velez y su colección de Primavera-Verano 2014 serán una gran adquisición para toda aquella mujer que busque proyectar su energía y sensualidad.

COMPARTE en:
Mariana Huerta
Soy Mariana, estudiante de la escuela y de la casa, de las amistades y del día a día, estudiante de la vida. Quizá mis cortos años; porque sí, son pocos; no me permitan decirles todo lo que he hecho pero sí todo lo que soy. Me gusta sorprenderme pero me gusta aún más sorprender. Escribir es un lujo, mi pasión, mi escape y contacto con la Mariana de adentro, con todo lo que me rodea. Un gusto estar aquí.

Comenta en el recuadro