Samsung, Intel, AMD, ARM, Snapdragon y otras marcas mantienen la guerra por los procesadores mas pequeños y eficientes, así es como se tardaron una gran cantidad de años en poder crear un nuevo procesador miniatura (7nm), a medida que nos estamos acercando al dígito simple de los nanómetros, aparecen desafíos más complejos, que te obligan a replantearte la mecánica actual del silicio.

¿Quién diseña procesadores de 7 nanómetros?

La compañía IBM, en conjunto con la asociación Universal Estatal de Nueva York, GlobalFoundries y Samsung ha evolucionado su nuevo chip con 7 nanómetros, que casualmente es el primero en funcionar correctamente bajo está tecnología.

El mejor proceso de fabricación al cual podemos acceder, es el procesador de 14 nanómetros, esto implicaría adquirir uno de los dispositivos que se encuentran en el mercado con chips Broadwell de Intel o los últimos Galaxy S6 de Samsung, este tipo de productos poseen un SoC Exynos a esa escala de 14 nanómetros. Este tipo de chips te dan la sensación que los beneficios son cada vez marcados, sin embargo, la compañía Intel se ha encargado en reducir el consumo de energía en vez de incrementar el rendimiento, una estrategia, que quizás para algunas personas no es una justificación de peso para cambiar toda la plataforma, aun así, las mejorías no están parando.

¿Por qué hacer procesadores mas pequeños?

Conforme avanza la tecnología se busca hacer todos los componentes electrónicos lo mas pequeños posibles para que sean implementados en objetos mas portables, así en lugar de cargar tu computadora de 4 kilogramos hoy en día llevas a todas partes tu laptop de apenas 500 gramos con un potencial miles de veces superior a la del primer ejemplo.

A esto le agregaremos que entre mas pequeños sean los procesadores es menor la pérdida de energía causada por el calor de los procesadores de modo que se puede aprovechar de manera mas eficiente, de igual manera reducimos el gasto eléctrico por lo que en conjunto obtenemos chips mas eficientes capaces de realizar las mismas tareas que sus antecesores de gran tamaño y alto consumo energético.

La ley de Moore se ha convertido en un sinónimo de Highlander, y no importa en cuantas oportunidades hayan declarado su muerte, siempre encuentran la manera de surgir a la luz.

La nueva carga y salto evolutivo en materia de fabricación de chips viene de la mano de IBM conjunto a la alianza Common Platform que involucra a la gente de GlobalFoundries, quienes adquirieron la división de chips IBM por 1500 millones de dólares. Así es como nace el nuevo procesador, este producto se basa en su pequeño tamaño de 7 nanómetros con transacciones operacionales, para poder perforar la barrera de los 10 nanómetros, IBM tuvo que utilizar la tecnología de Ultra Violeta Extrema, además de esto, tuvieron que agregarle un canal compuesto por silicio y germanio, así pudieron reemplazar al silicio puro.

IBM advirtió que poder bajar de 10 a 7 nanómetros tuvo una reducción de superficie cercana al 50%, un factor que entusiasma a la empresa y a sus socios, la meta es poder llegar a un equilibrio entre consumo y rendimiento una vez eliminado todos los daños adheridos al proceso.

Este último punto se les ha vuelto un dolor de cabeza, porque el germanio ayuda a la movilidad de los electrones por debajo de 10 nanómetros, es decir, su intervención no es la más predilecta y el Ultra violeta es muy costoso.

Al final y como toda noticia tecnológica, no tardaremos en ver estos procesadores de 7 nanómetros en nuestros smartphones o computadoras en el transcurso del año 2016 o principios del 2017 presentados en la mobile world congres o computex. Esperemos que así como fabrican procesadores cada vez mas pequeños también estén presionando a las firmas encargadas de las baterías para producir baterías mas eficientes y de menor tamaño, si esto llega a ser así muy probablemente estemos viviendo en un futuro de película de ciencia ficción antes de que se acabe esta década.

procesadores de 7nm ibm y samsung
procesadores de 7nm ibm y samsung

Comenta en el recuadro