Los pétalos de una rosa

caen uno a uno,

aun cuando el destino nos separe

nuestras almas se niegan,

¡Como dos sombras!,

que en el crepúsculo escarlata se unen,

a través de una simple calle…

¡No me separaré!

Ma. José Montoya 

Monserrat Ruiz

Fuente de imagen: 

Librería multimedia de NeoStuff

COMPARTE en:
Monserrat
18 añitos. Orgullosamente UNAM. Mexicana. Amante de la buena literatura. (: "Leer es vivir. Escribir es para que otros sueñen."

Comenta en el recuadro