Me has preguntado que pasa y en verdad he querido contestarte; me pasa todo. Tengo una soledad llena de nostalgias que insiste en aferrarse al pasado, no quiere soltarse, no me deja avanzar. Una soledad que desea tatuarte en mi memoria con la esperanza de que regreses a mi lado.

Piensan que me he llenado de tristeza, incluso apuestan que terminará por inundarme la amargura, no es verdad. Lo cierto es que he cambiado, a veces no le encuentro sentido a nada. Quiero decirte tantas cosas; digo todo y no digo absolutamente nada. Mis confesiones se quedan como nudos en mi garganta, sin poder liberarse, sin poder salir.

Quiero decirte lo mucho que te he pensado, lo mucho que tu ausencia me ha servido para reflexionar sobre nosotros, para extrañarte y pensarte de forma distinta. Quiero que sepas que he vivido días terribles, sumida en la más profunda soledad, que tu ausencia me ha debilitado y ahora todo me ataca en forma de agua salada.

Deseo que sepas que tu imagen inunda mis libretas, que he llenado cuadernos con tu nombre, con cartas que no te he dado, con historias de nosotros. Ahora sé que nuestras peleas fueron vacías y que tú nunca has pecado. Nunca he sido de nadie más y sé que tú nunca has conocido otros labios. Esas historias que alimente en mi cabeza se han ido borrando.

Aunque si he de confesarlo si eres pecado, eres prohibido, adictivo. Que sueño con tus labios y tu piel, que te necesito, que te pido que regreses. Intentémoslo todo, seamos uno, olvida todo y  fúndete conmigo en un mismo ser. Deja que mis manos te convenzan en medio del silencio de que aún no existe un punto final y que solo doblamos la esquina de una página sin terminar.

Pero si no he de volver a verte déjame decirte solo una cosa, el amor verdadero es esto que sentimos cuando me tomas de las manos, cuando paseas tus dedos por mi rostro buscando mí nunca y cuando tus labios acarician los míos. No es malo lo que hacemos, el amor nunca ha sido malo, nos merecemos. Somos algo real aunque todos digan que no es cierto. No pueden pedirme que te olvide, que nos olvidemos, que sintiéndome como me siento me quede quieta sin hacer nada. No pueden pretender que este dispuesta a dejar ir el amor.

Comenta en el recuadro