Todos tenemos metas, sueños, ideales o utopías; cosas que anhelamos cumplir. Eso que hemos estado soñando, lo cual hemos estado visualizando y estamos seguros que al obtenerlo nos sentiremos más completos y felices.

Esos sueños los forjamos con el tiempo, o nos vamos haciendo afines a ellos con cada experiencia que tenemos.  Puede ser estudiar una carrera, visitar algún país, tomar un curso, aprender un idioma, cualquier cosa que tengas la idea de lograr.

Por ejemplo, un chico que conozco empezó a tomar clases de música, guitarra. De ahí le surgió la inquietud de convertirse en músico, estudiar en el Conservatorio; aunque sabemos lo difícil que es ingresar. Quizá muchos pensaron que no podría, que no lograría cumplirlo y terminaría estudiando alguna otra cosa. Pero él puso su empeño, esfuerzo, deseos y su corazón en su meta; por lo cual estaba segura que llegaría a cumplirla. Antier revisando la lista de aceptación apareció su folio. Se quedó sin palabras y a todos nos llenó de orgullo por formar parte de ello, demostró que querer es poder.

¿Qué les quiero decir con esto? Simplemente que no se rindan. No se den por vencidos por más que la gente les diga que no se puede, dentro de cada uno existe una fuerza que los hace únicos. Tengan determinación y no dejen que los obstáculos los detengan, finalmente sabemos que los problemas son oportunidades de probarnos a nosotros mismos.

Pensemos en los obstáculos como en la forma en la que la vida nos reta a demostrar que realmente deseamos algo. Si las cosas fueran sencillas no les daríamos el mismo valor. Lo que realmente vale la pena cuesta trabajo, lo disfrutamos más cuando sabemos que hemos trabajado para alcanzarlo.

Si todos te dicen que no, tú demuestra que sí, que puedes lograr todo lo que te propones. Pruébate a ti mismo que eres capaz de conseguir lo que anhelas.  ¿Algunos consejos?

1. Define perfectamente cuáles son tus metas.

2. Traza tu plan paso a paso para lograrlo.

3. Visualízate diariamente cumpliendolo.

4. Escríbelo y colócalo donde puedas verlo diariamente.

5. Ponte en acción para llegar a cumplir lo que te has propuesto.

Te deseo de todo corazón que llegues a tus metas, usa la ley de atracción con tus pensamientos positivos y no dejes que nada te detenga. Nadie puede frenarte excepto tú mismo. No hagas caso de las críticas, a fin de cuentas es tu vida y tú la diriges. Suerte.

01

Comenta en el recuadro