El año pasado en el Festival de Toronto se estrenaron los dos primeros episodios de Sorry For Your Loss, una serie de Facebook Watch protagonizada por Elizabeth Olsen. Cuando eché un vistazo al line-up del festival no pude evitar hacerme dos preguntas ¿Elizabeth Olsen también se pasa a la televisión? Y la más importante ¿Qué es Facebook Watch?

Si tu caso es el mismo y aun no tienes respuesta a tales preguntas, es normal. Por alguna extraña razón Facebook ha pasado completamente de hacerle publicidad a su plataforma de contenido original, todo lo puesto a Apple. Pero sí, resulta que Mark Zuckerberg y su escuadrón se han subido al carro del contenido digital original; por ahora y a diferencia de Netflix o Amazon Prime, Facebook solo ha compartido series originales y de forma gratuita.

Hasta la fecha, el trabajo más eficiente que han estrenado es precisamente Sorry for your loss y por eso decidí escribir sobre esta. Es una serie corta, bien escrita, bien actuada y que puedes ir a ver ahora mismo; todo lo que tienes que hacer es escribir Sorry for your loss en el buscador de Facebook y voilè.

¿De qué trata Sorry for your loss?

Elizabeth Olsen se enfrenta al desafío de retratar a Leigh Shaw, una viuda joven y perturbada consumida por el dolor en Sorry For Your Loss.

Nos encontramos con Leigh tres meses después de la misteriosa muerte de su marido Matt (Mamoudou Athie); su honestidad a través del duelo es refrescante aunque discordante, por momentos.

Leigh asiste a regañadientes a un grupo de duelo, aunque tal como ella insinúa se rehúsa a dar lástima para hacer que otros se sientan más cómodos a su alrededor. En cambio, ella es dueña de este período de luto y no tiene problemas para expresar su dolor -hacia su familia- abiertamente.Sin embargo, Leigh también tiende a esconderse bajo una personalidad «mala» y «enojada» porque no tiene la energía ni el corazón para las sutilezas sociales a las que debe atravesar simplemente por ser ahora una viuda. Incluso cuando ella es dura con los demás, es difícil castigar a alguien en su posición. En este escenario trágico, la viuda obtiene carta blanca y todos los demás tienen que lidiar con ella.   

Y eso es precisamente Sorry for your loss, una historia de diez episodios de media hora cada uno (ha sido renovada para una segunda parte) que retrata minuciosamente el duelo y lo que conlleva; cómo afecta a la familia directa como una esposa o un hermano; como afecta a los allegados como es el caso de una suegra o una cuñada; cómo, en este caso Leigh, debe lidiar con el sentimiento de pérdida y culpa. Tal como lo recita una de las líneas de la historia “Leigh ha quedado viuda cincuenta años antes de lo esperado”.

Nadie está exento del dolor

Creado por Kit Steinkellner, Sorry for your loss es un relato dramático de personajes, pero especialmente sobre la pena de Leigh que le ha hecho difícil continuar su trabajo como escritora y está causando fricciones con sus relaciones más cercanas. A medida que comienza a descubrir más secretos sobre su difunto esposo, el dolor de Leigh se transforma en ira y dolor, y comienza a reevaluar muchas de las cosas que más apreciaba en su vida.

Como espectador, nos sentimos desgarrados porque simpatizamos con las distintas partes involucradas. Leigh no es la única persona que pierde a un ser querido, sin embargo, ella es la única persona con derecho a sufrir un colapso total. En medio de lidiar con sus propios problemas, la familia de Leigh sigue siendo increíblemente comprensiva y solidaria.

Su madre Amy (Janet McTeer) lucha por expandir su negocio de bienestar para mujeres y mantener a flote su estudio de ejercicios «Beautiful Beast». Su hermana Jules (Kelly Marie Tran) es una adicta en recuperación que se enorgullece de haber mantenido la sobriedad, en lugar de permitir que la muerte de Matt le provoque una recaída. Luego está el hermano de Matt, Danny (Jovan Adepo); este parece ser la única persona que realmente se pone debajo de la piel de Leigh y dice lo que piensa sin dudar. Como las dos personas que posiblemente más querían a Matt, parecen tener una relación de amor/odio fascinante.

La constante clara en la vida de todos fue Matt y su admirable capacidad para mantener la paz. Fue el pegamento que los mantuvo a todos juntos y todos ellos sienten una gran sensación de pérdida. Pero, ¿y si Matt no es realmente quien parecía ser? En cada episodio, Leigh tiene varios flashbacks temáticos. Un artículo, un evento, una persona, incluso un perro callejero, todos desencadenan recuerdos que la hacen comenzar a reexaminar su pasado. A pesar de que Matt era el tipo agradable, nos damos cuenta de que todo el tiempo estuvo luchando contra sus propios demonios.

Incluso si te cansas de la conducta grosera y autoindulgente de Leigh, aún te encuentras atrapado en la narrativa. Principalmente debido al suspenso que rodea la muerte de Matt. No tenemos idea de cómo murió y nos encontramos tratando de juntar estas pequeñas pistas a medida que la serie se desarrolla y la vida de Leigh se deshace. Porque si bien nos dan pocas pistas hasta el final, se percibe un sentimiento de culpa extra por parte de Leigh que nos adentra aun más a la historia.

Cinco horas de cine indie

Elizabeth Olsen una actriz infravalorada, desde mi punto de vista, concede la mejor interpretación de su carrera hasta la fecha. La habilidad de Olsen para hacer que este personaje sea tan fácil de relacionar, incluso para aquellos de nosotros que no hemos experimentado una pérdida tan grande es fascinante. También aplaudo su capacidad para reflejar el dolor que se encuentra dentro de la ira de su personaje, especialmente cuando descubre cosas sobre su marido que le hacen cuestionar los aspectos fundamentales de su relación.

Los estilos de dirección, escritura y producción de Sorry For Your Loss dan a la serie una sensación cinematográfica independiente. Es raro ver un drama de media hora, pero el breve marco temporal del episodio sirve bien a la narrativa. La brevedad hace que el tema pesado sea más fácil de soportar y las pinceladas de humor ofrecen momentos de ligereza para que no te sientas atascado por todo el dolor. Después de completar la primera temporada siento curiosidad para ver cómo continuará la historia y creo que para todos funcionará igual.

Sorry for your loss está en Facebook Watch.

Comentarios

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre