Desde Rebelde sin causa y los clásicos de John Hughes como Sixteen Candles y The Breakfast Club hasta títulos más recientes como Mean Girls, Superbad y Lady Bird, lo que hace que todas estas películas perduren en el tiempo es que, además de reírse de lo absurdo de la adolescencia, sabe retratar los conflictos de cada generación. Y Booksmart (2019, dir. Olivia Wilde) tiene todas las papeletas para formar parte de este selecto grupo de películas que han colaborado con el resurgir del coming of age.

Así como Greta Gerwig retrató en Lady Bird las andanzas de una adolescente millennial, rostro de una generación decidida a abrazar los cambios para mejoras; el debut en la dirección de Olivia Wilde (actriz conocida por The O.C. y Tron: Legacy) captura a dos estudiantes de secundaria que representan a esta generación post-millenials, estresada ​​e hipertensa de hoy, ofreciendo un trabajo lleno de sinceridad y gags hilarantes.

Booksmart: Sinopsis

Amy (Kaitlyn Dever; Short Term 12) y Molly (Beanie Feldstein; Lady Bird) son estudiantes del último año de preparatoria (secundaria, etc) y a su vez son mejores amigas; ambas optaron por seguir sus estudios en lugar de ir de fiesta con sus compañeros de clase, para asegurarse de que al graduarse conseguirían ir a las mejores universidades. Esto llevó a Amy y Molly no tener buena relación con la mayoría de sus compañeros. Y es que Molly cree que es mejor que el resto de la clase por haberse abocado a estudiar y no ir de fiesta en fiesta como ellos. Pero Molly está equivocada. Resulta todos los miembros de su clase que ella subestimó, también irán a buenas universidades.

Ahora Molly, creyendo que todo lo que hizo mientras estudió estuvo mal, en la víspera de la graduación, decide salir con Amy y vivir en una noche la vida desenfrenada que tuvieron sus compañeros mientras ellas estaban inmersas en los libros.

Booksmart no reinventa el género pero lo aprovecha muy bien

¿Un plan de amigos poco sociales que deciden ir de fiesta la noche antes de la ceremonia de graduación? ¿Eso no suena a Superbad? Sí ¿Dos chicas que saben lo que quieren y van a por ello aunque parezca mucho con que lidiar? ¿Eso no suena a Lady Bird? Sí. Aunque la opera prima de Olivia Wilde bebe de estas películas, las semejanzas llegan hasta ahí. Y es que La noche de las nerds (título para Latinoamérica) no pretende introducir nuevos elementos al género; no los necesita cuando sabe muy bien como utilizar lo que ya tiene en mano. Pero ese es también el gran desafío. Debido a que la estructura de las películas es muy similar, sabe manejar los detalles para sobresalir. Y el resultado es totalmente propio y, aparte de un par de errores, incluida una secuencia animada que es demasiado extraña para ser divertida, parece casi perfecta. Tiene corazón y es extremadamente hilarante.

Lo realmente novedoso de Booksmart es que retrata a una escuela secundaria sin una jerarquía. Es un entorno muy competitivo en el que no solo Molly y Amy, sino las personalidades de todos son más grandes que la vida. Los estudiantes se pelean entre sí para lograr resaltar sin importar si son populares, deportistas, nerds, etc; todos tienen algo positivo que traer a la mesa (bueno, casi todos) lo que resulta en un guión agudo y muy divertido.

Una carta de amor a la amistad

¿La amistad no es un elemento recurrente en el coming of age? Sí. Lo que hace única la amistad de Molly y Amy es la naturalidad con la están desarrollada. La amistad de Molly y Amy es matizada, en capas y de forma realista. Feldstein y Dever están sincronizadas desde la primera escena con una química tangible, cuando se mezclan con movimientos de baile hasta la última escena de los créditos finales que resulta en un momento encantador. Las actrices simplemente exudan calidez y simpatía, y la franqueza de sus personajes (las conversaciones giran en torno a la masturbación entre otros temas contundentes) es muy entretenida.

Will Forte, Lisa Kudrow, Jessica Williams y Jason Sudeikis están geniales como los diversos padres y maestros que apoyan y alientan a estas jóvenes. El elenco juvenil es una gran adición también, demostrando todas las facetas de la vida de la escuela secundaria, destacando a una roba escenas única como lo es Billie Lourd, una revelación.

Pero en realidad todo en Súper empollonas (título para España) es una delicia. Junto con una variedad de colaboradoras, Wilde ha hecho algo fenomenal, pintando amorosamente un retrato de la adolescencia femenina que no tiene miedo de ser grosero o asqueroso, no tiene miedo de reír o tomar espacio, no tiene miedo de mostrar cómo pueden ser realmente las jóvenes adolescentes, o al menos la mayoría. Booksmart es excelente, un triunfo para Wilde y un regalo para nosotros. Y me atrevo a decir que, hasta la fecha, una de las mejores películas que veremos este año.

Booksmart se estrena el 26 de Julio en España y el 16 de Agosto en México.

Comentarios

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre