Una combinación tan potente de canción, estrella y marketing rara vez se ha visto; pero ya hacen casi dos décadas de su lanzamiento. Por eso es bueno recordar cómo “…Baby One More Time” cambió la música pop para siempre.

Han habido muchos debuts poderosos en la industria de la música. Kate Bush se convirtió, a los 19 años, en la primera artista femenina en superar las listas de éxitos británicas con «Wuthering Heights«. «I Want You Back« significó el inicio de la dinastía Jackson. Pero el mayor debut en el mundo de la música pop tuvo lugar hace 20 años, cuando una joven oriunda de Louisiana, Estados Unidos, comenzó a sonar en alguna radio con tres acordes de piano y una voz extraña diciendo «Oh baby, baby«.

El año pasado Charli XCX trajo de vuelta uno de los singles pop más grandes e influyentes de los últimos veinte años en su sencillo ‘1999‘. En el tema, a dueto con Troye Sivan, Charli menciona el tema insigne de Britney Spears, recalcando «cuanto disfrutaba cantarlo mientras caminaba por el vecindario». La canción, que cambió la fisonomía de la música pop, cumple veinte años, y la mayoría de los niños (hoy, adultos) en los años noventa tendrán un recuerdo similar al de Charli XCX.

De acuerdo con Charli, ella incorporó la letra en referencia al tema de Britney por sugerencia de Max Martin, quien produjo «1999» y también co-escribió el single de debut de Spears. Fue el gran avance comercial del productor después de grabar canciones anteriores con Robyn, Backstreet Boys y Westlife; hoy en día es un arquitecto principal en cuanto a la forma de la música actual. «Esa [letra] vino de él«, le dijo Charli a Billboard . «No solo mejoró la canción, sino que también hizo una referencia a sí mismo en una canción que él mismo escribió y produjo en 1999. Yo estaba como, ‘por estas [ideas] es que [Martin] es el rey del pop’«. Entonces, la reina del pop, por supuesto, tiene que ser Britney Spears.

Muchos otros artistas pop que hacen música hoy en día también deben al menos algunas de las contribuciones a lo que Britney comenzó en 1998.

Cómo “…Baby One More Time” cambió la música pop para siempre

Antes de que Britney Spears llegara a la escena, la música pop de los 90 estaba dominada en gran parte por los cantantes con un notorio rango vocal; de acrobacias interpretativas.

Alcanzando cada nota imaginable, saltando despreocupadamente entre octavas como si no fuera gran cosa, la versión de Whitney Houston de «I will always love you» se columpio en toda una horda de récords mundiales en el ’92. Las notas de Mariah Carey engendraron legiones de imitadores en las salas de audición de The X Factor durante años. Y el año antes de que saliera «… Baby One More Time», Celine Dion conquistaba el mundo con «My Heart Will Go On«.

Incluso Madonna, que históricamente es un poco atípica en lo que se refiere a los excesivos cantos llamativos, se sumó a la tendencia de las baladas orquestadas, poniendo su propio toque en «Don’t Cry For Me Argentina«. Entonces, vino Britney.

Britney Spears, con su voz medida de manera única, un grano nasal ligeramente áspero pero a la vez infantil, era diferente a todos los demás. Aparte del colaborador de Max Martin, Robyn (cuyo single ‘Show Me Love‘ influyó directamente en Spears y su equipo), no había otros artistas como ella. Abandonando una potencia vocal a favor de decir algo completamente distinto, nació una nueva era.

El tono de Spears se conoce ocasionalmente como «voz de bebé«. No solo es un poco infantil, sino que no le da mucho crédito al cantante. Más bien, es un tono en el que Spears había estado trabajando durante algún tiempo; elegir a propósito restringir sus voces para transmitir algo más sugestivo funcionó con ‘… Baby One More Time’; Britney Spears emergió como una estrella completamente realizada.

Otros rechazaron “…Baby One More Time”

La canción originalmente cobró vida cuando Max Martin se despertó en medio de la noche, con el coro «hit me baby One more time«, atrapado en su cabeza. Luego de esbozar la canción, Martin se la ofreció a las campeonas de R&B, TLC, quien se opuso al uso de la frase «hit me» (traducido literalmente como ‘golpéame‘) en el coro. La rechazaron y, fue luego Simon Cowell quien solicitó una reescritura para Five. La canción finalmente fue para una recién llegada llamada Britney Spears, que acababa de firmar con Jive.

Firmar, de hecho, fue una lucha. Cuando Britney se reunió con algunos sellos en Estados Unidos, fue despedida de inmediato. Según los informes, la audiencia de finales de los 90 quería escuchar a grupos, las siguientes Spice Girls o TLC. «No iba a haber otra Madonna«, se cita una etiqueta en el libro Buzzmarketing de Mark Hughes. Dos semanas después, Jive llamó al publicista de Spears, Larry Rudolph. Había nacido una estrella. Después de un mes de «desarrollo», perfeccionando esa voz distintiva, se dirigió al estudio de Martin en Estocolmo para grabar. Una de esas canciones fue  ‘… Baby One More Time‘.

Britney y su equipo comenzaron a trabajar en el vídeo. La cantante fue imprescindible en la dirección final, sugiriendo la estética y el concepto completos para el vídeo. Rodado en la escuela secundaria de Venice, el mismo lugar utilizado para Grease (Vaselina), la imagen sigue a la estrella como una alumna de una escuela católica; Spears se aprovechó de las películas de moda ambientadas en secundaria.

Junto con la incorporación de rutinas de baile en el vídeo, Britney también cambió los disfraces, colocando uniformes escolares en lugar de los jeans y camisetas que su director Nigel Dick había sugerido inicialmente.

‘… Baby One More Time’ cambió la jugada. Para bien y para mal.

‘… Baby One More Time’ enfrentó críticas predecibles. Algunos llamaron la canción ‘insípida’. Otros sugirieron que Britney Spears estaba vendiendo una imagen (por el mencionado vídeo y su puesta en escena) no una canción.

Frente a muchos de los vídeos cuestionables de los años 90, que sexualizaron a las mujeres en grados perturbadores teniendo a señores blancos heterosexuales tras la cámara; Britney Spears era una estrella del pop a cargo de su imagen, liderando una nueva era del pop donde  ‘… Baby One More Time‘ fue solo la llave para que una estrella femenina expresada su sexualidad a su gusto.

«… Baby One More Time«, cuya letra también funciona como un lamento quejumbroso sobre la soledad y el anhelo, fue un fenómeno. Alcanzó el puesto número uno en todos los países en los que se registró. Vendió cerca de 500.000 copias en su primera semana en Gran Bretaña en febrero de 1999 y se convirtió en el single más grande allí ese año, con un total de 1.4 millones de copias. Impulsado por el impacto de la canción, un LP con el mismo nombre vendió 8.3 millones de copias en Estados Unidos en 1999. Después de una década de rap, rave y rock alternativo, aquí había algo que llegaba directamente al corazón y la inquietud emocional de los adolescentes, ofrecido por una joven cantante más accesible.

La autora de este este fenómeno no es otra, it’s Britney, b¡tch!

Comentarios

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre