Antes de iniciar quiero señalar que este artículo fue escrito por Michelle Lewsen para “Scary Mommy”. Una vez dicho esto, la carta dice así:

Mis adorables niños:

Esta noche sucumbí a la presión social (exactamente lo que siempre les advierto que no hagan) y fui con un grupo de amigas a ver 50 Sombras de Grey. No le hice caso a la pequeña voz en mi cabeza que imploraba que no lo hiciera. Porque, después de todo, es sólo una tonta película, ¿no?

Bueno, me gustaría haberle hecho caso porque tenía razón. Por otro lado, lo bueno de haber ido es que ahora tengo estas palabras para ustedes. Un día, en un futuro no muy lejano, voy a parpadear cuando me de cuenta de que son lo suficientemente grandes como para ver películas como 50 Sombras de Grey. Tengo que aceptar la dura realidad que sus ojos y sus pensamientos van a ver esta tontería tarde o temprano. Escribo esto para cuando llegue ese día, reconozcan a esta película como lo que es, en lugar de lo que pretende ser.

Permítanme comenzar diciendo lo que 50 Sombras de Grey no es: No es una historia de amor. Se hace un trabajo bastante convincente para aparentar que lo es, pero por favor, créanme cuando les digo que el amor ni siquiera tiene una breve aparición en esta película. Tampoco es un cuento de hadas romántico con un poco de malicia inofensiva espolvoreada por encima. De hecho, el romance brilla por su ausencia.

En esta pieza ‘inofensiva’ de Hollywood, un hombre guapo, rico y con experiencia utiliza su poder para seducir y manipular a una joven estudiante inocente para hacer un montón de cosas que son muy incómodas.  Es una película sobre los deseos sexuales de control y violencia de un hombre narcisista y que se cree con el derecho de usar y abusar del cuerpo y la mente de una mujer joven y vulnerable como herramientas para su propia gratificación.Todo gira en torno a sus necesidades, junto con la expectativa arrogante que ella debe cumplir, a pesar de su incomodidad, para complacerlo.

Me senté en el cine y miré a mi alrededor a cientos de mujeres comprando esta “historia de amor sexy” y me sentí enferma. Si todo un cine lleno de mujeres no era capaz de ver lo perjudicial que es esta línea argumental, ¿cómo diablos se supone que lo hagan las niñas y los adolescentes? Por favor, mis hijas, no permitan que esta idealización sexual las engañe sobre el abuso doméstico, creyendo que deben permitir ser tratadas como Anastasia Steele. Por favor, hijo mío, no veas esto un día y creas que está bien intimidar, manipular o faltarle el respeto a una mujer como el ‘héroe’ Christian Grey. Nadie, hombre o mujer, quiere o merece ser manipulado o tratado de manera sexual en contra de sus deseos.

Espero que, cuando llegue el día en que hayan crecido lo suficiente como para estar en una relación, entiendan que lo que sucede detrás de las puertas del dormitorio siempre debe ser placentero para ambos, independientemente de sus gustos. Espero que entiendan que el consentimiento dado por la fuerza no es consentimiento para nada. Espero que exijan respeto y que entreguen respeto a cambio.

Esta noche, salí del cine sintiéndome aterrorizada y un poco triste por su generación. Si esta es la película en la que basan sus ideales de amor y romance, entonces tengo que dejar algunas cosas muy claras y espero que estén escuchando. Si alguien quiere estar con ustedes, aparecer en sus trabajos sin avisar y actuar de forma posesiva cuando un compañero de trabajo les habla NO es romántico. Es espeluznante. Si las sigue cuando salen a bailar y las lleva a su hotel cuando están demasiado borrachas como para tomar una decisión racional, y luego las desviste y las pone en su cama, eso no es ser protector. Es acoso.

De hecho, acoso es sólo el comienzo de lo que en realidad es. Si aparece en el interior de su apartamento sin haber sido invitado, no es romántico. Es allanamiento de morada. Si le dicen que no están interesadas y le piden que se vaya y él responde atándolas a la cama, teniendo sexo violento con ustedes incluso cuando en repetidas ocasiones dijeron que “no”, a la vez que amenaza con empeorar las cosas si hacen ruido, eso no es pasión. Es abuso. Si vende sus vehículos y les compra uno nuevo sin su permiso “para sorprenderlas”, no es romántico. Es robo y manipulación. Si él controla sus llamadas telefónicas, él no está enamorado de ustedes. Él está abusando y controlándolas. Si las golpea con un cinturón de cuero mientras que lloran, porque eso es lo que le da placer y les pide que lo hagan a pesar de su dolor, porque así se excita y luego se hace la víctima explicando todo, no hay banda sonora en el mundo que pueda acallar esa voz en sus cabeza que grita que el amor y el romance nunca estuvieron presentes en esta película y nunca lo estarán.

Hijos míos, esta película me preocupa mucho, y tengo la experiencia de la vida de mi lado. Me estremezco al pensar que van a crecer con historias como esta modelando sus relaciones y que piensen que son algo “normal”. Por favor, mis preciosos hijos, tengan claro esto: El amor es suave. El amor nunca toma. El amor no exige. El amor es consentimiento mutuo. El amor no necesita paseos en helicóptero y regalos caros. El amor es suficiente. Cuando hay amor, la voz en sus cabezas no grita. Porque no hay motivo. Hijos míos, por favor háganme caso. Y, si deciden no hacerlo, entonces escuchen a la voz en sus cabezas.

Con abundante amor, Mamá

Después de leer esto, estás en tu derecho de formarte tu propio criterio. Yo por mi parte, me reservo mi opinión.

5 Comentarios

  1. Antes de ver esta película, ya me habían saturado la mente de comentario sobre que esta película, era todo lo contrario a los libros y que no valia la pena verla, que solo mostraba masoquismo y abuso juvenil….Yo soy de las personas que no e leído los libros, y sin embargo me gusto la película, muestra situaciones de la vida que aunque no lo creamos, estoy seguro que pasan… creo que esta madre, debería de hacerse a la idea de que así son las cosas actualmente, hablando del tema de películas y no tamarlo tan apecho

  2. Buen día, leí los 3 libros desde hace más de un año algo así, mi concepto u opinión sobre la película es que el amor o el sexo es libre, en el mundo ahora mismo no hay una verdad absoluta, el ser humano está en colapso tanto en el amor como en política, sociedad y religión, pero para lo que algunos es bueno para otros es malo, la película o relato del libro es una mezcla de amor, lujuria, lascivia, pasión y sadomasoquismo, es un contrato de placer más no de amor, esa es la finalidad de trato con Anastasia, y pasaran los años de años y la mujer solo pensando en el amor perfecto o príncipe azul que ahora mismo con lo que sucede en el mundo todos los humanos se nos enfría el corazón con lo que quiere decir que cada día se pierde el verdadero amor.

  3. Las pendejas salen alzadas del cine, no paran de hablar del trozo del loco y la necesidad de abrir las piernas que esa pelicula les deja. Una pelicula mas, no se si da para “analizar” tanto el impacto que puede generar o no en los adolescentes. Me voy a la puerta del cine, a la salida, a intentar generar algun “dialogo…” con alguna de esas chicas, quizas, quien dice……

  4. Ya se porque no hay comentarios… pero me reservo mi comentario al especto y mejor opino acerca del tema en cuestion… yo vi la pelicula sin ninguna expectativa, nunca lei el libro ni mi esposa, sola la vimos sin ninguna pretencion asi ni mas-ni-menos, es totalmente una pelicula de amor, que incluye elementos sadomasoquistas y aqui te contradigo… fuera de verme machista o feminista (como te senti) el sadomasoquismo es una practica sexual que no tiene genero, en la pelicula ella quizo exerimentar y al parecer no le gusto la experiencia, creo que tus comentarios acerca de la violencia intrafamiliar salen sobrando, el sadomasoquismo es meramente una practica sexual consensuada (y de no ser asi se convierte en abuso)

    • estoy de acuerdo contigo josé no estoy de acuerdo en nada de esta “carta” creo que esta “madre” no la han amado ni ella a amado, anastasia dijo no cuando a ella no le gusto ni le pareció pero bueno me reservo mi comentario

Comenta en el recuadro