El presidente nacional del PAN Ricardo Anaya Cortés resultó ser uno más del montón, con una cola igual de larga que cualquiera de sus pares políticos, sea el empresario taxista y generador de transparencia Ochoa Reza, sin olvidar claro su jugosa liquidación (sin que le sea merecida), hasta el mismísimo mesías López Obrador y su “humilde vida”, múltiples viajes a EE.UU., Europa, camionetas por doquier y anexas.

Aunque ya se ha reiterado un sinfín de veces vamos hacer un pequeño recuento, de acuerdo a su declaración patrimonial, indica que sus percepciones (incluyendo las de su cónyuge) equivalen a poco más de 2.6 mdp, y que claramente ni de cerca alcanza a cubrir todos los gastos que se mencionan en El Universal, y que a continuación enuncio:

a) Renta de casa en Atlanta, 815 mil pesos
b) Manutención familiar, 931 mil pesos
c) Colegiaturas, 995 mil pesos
d) Renta departamento México, 180 mil pesos
e) Vuelo México-Atlanta (siendo “papista” y no usando clase premier), 720 mil pesos

Estamos hablando de más de 3.6 mdp porque no se está contemplado todos los gastos que realiza el susodicho aquí en la Ciudad de México, y que podría ser cercano a lo mencionado por la mencionada publicación al acercase a los 4.3 mdp, lo cual deja en un déficit de más de 2 mdp de acuerdo a lo que él mismo presentó en el portal de transparencia.

Es increíble que a estas alturas del partido la población ni siquiera se sorprenda, y mucho menos se solicite una aclaración de ¿dónde provienen los recursos que utiliza para darse una vida de total lujo y libertad?, ¿con qué calidad moral toda la bola de rateros de cuello blanco de cualquier partido político se atreven a tomar partido?

Por más increíble que parezca esta situación, es algo tan cotidiano en este país que hasta luego ellos mismos se hacen publicidad por ser unos ladrones en toda la extensión de la palabra, e incluyo a este pequeño personaje sólo por ser una persona pública y que el partido que representa recibe NUESTROS RECURSOS PÚBLICOS, e interactúa en cualquier ámbito con ellos, recordemos el multicitado pasaje de “los moches” (por cierto ¿qué sucedió?), todos ellos representan la basura y lo peor que puede tener esta sociedad tan vapuleada.

La mentira lastima más cuando tienen la desfachatez de salir a decir que no viaja en “Clase Premier”, aún y cuando está expuesto que no importa, son gastos que no justifican sus ingresos firmados y entregados por él, el “quinto poder”, sólo se dedica a decir que es “fuego amigo”, como si eso fuera relevante, como si eso importara, como si verdaderamente fuera trascedente para cualquier ciudadano común, como lo mismo han hecho con los virreyes saqueadores.

ricardo-anaya-cortes-gasta-mas-de-lo-que-gana
ricardo-anaya-cortes-gasta-mas-de-lo-que-gana

Peculiaridad

Dicen que el miedo no anda en burro, y por eso Peña Nieto puso a uno de los suyos en la PGR, esperemos que no se vuelva realidad.

Comenta en el recuadro