Le encanta a un amplio colectivo. La atracción que puede causar, ya no solo físicamente a pesar de su edad, sino a través de lo que representa, le hacen inigualable. Nos conduce a amar lo que él hace con gran facilidad.
Tiene personajes que piden la muerte, que les golpearías la cabeza contra una pared hasta que sus sesos decoraran ésta. Y, por otra parte, tienes aquellos con los que querrías vivir una de sus perturbadas aventuras.

Creo que sabéis de quien estoy hablando: Johnny Depp.

Quizá por lo que se ha hecho tan famoso es por sus numerosas colaboraciones con Tim Burton. En mi opinión, este director tuvo gracia en su momento, pero a partir de Alicia, donde la cagó bastante, su trabajo se ha convertido en una copia barata de sí mismo.

Aún teniendo esta opinión de las últimas películas que ha realizado con Burton, sus personajes no me dejan de gustar cada día más. Considero que El Sombrerero ha sido una de sus mejores actuaciones.

El enorme contraste que existe entre Eduardo Manostijeras y Jack Sparrow, me metió en esa gran masa adicta a tipos raros, de elegancia particular, y mirada, de una u otra manera, que queda grabada dentro de ti.

Esperemos tenerlo por muchos años más en el séptimo arte, encandilando al mundo con más personajes entrañables. Felicidades Mr. Depp.

 

 

Comenta en el recuadro