Invitando a leer…

Es una gran verdad que en México por alguna extraña razón la gente no gusta de leer, prefieren leer subtítulos a leer el libro completo, entonces me puse a pensar (y quiero aclarar que es una actividad que sí hago muy seguido) sobre cómo invitar a una persona a hojear un libro y por que no hasta leerlo.

Entonces después de mucho meditar llegué a la conclusión de usar el mismo método que cuando recomiendo un libro, leer en voz alta mi parte favorita del libro a la persona que se lo estoy recomendado a ver si se anima a leerlo.

Obviamente aquí no pueden oír mi poco melodiosa voz pero puedo compartirles una pequeño extracto de un libro en especial y ver si les gusta e invitarlos a leer. El cuento de hoy se titula Mensaje en una botella  de Nicholas Sparks publicado en Libros Selectos de Reader´s Digest.

Mi querida Catherine:

Como siempre , amor mío, te extraño, pero hoy me parece especialmente doloroso por que el mar me ha estado cantado y su canción es la de nuestra vida juntos. Casi puedo sentirte a mi lado mientras escribo esta carta y logro aspirar el aroma de flores silvestres que siempre me hace recordarte. Pero ahora todo eso no me provoca placer. Tus visitas son cada vez mas espaciadas y a veces tengo la impresión de que la mayor parte de lo que soy desapareciera lentamente.

Sin embargo intento sobrevivir . Al anochecer cuando estoy a solas, te llamo y cuando parece que mi dolor no puede ser mas grande, encuentras una manera de regresar a mi.

Anoche en mis sueños te vi el viento te alborotaba los cabellos y tenias los ojos brillantes por la luz del atardecer. Mientras te contemplaba pensando en lo hermosa que eras. Lentamente comenzase a caminar hacia ti y cuando al fin te volviste a verme, note que los demás también te habían estado observando.

¿Acaso la conoces? ; me preguntaron con un celoso susurro, y mientras tu me sonreías respondí la pura verdad: “Mejor que a mi propio corazón”

Me detuve hasta llegar a ti, te toque con suavidad la mejilla y tu inclinaste la cabeza y cerraste los ojos. Luego como siempre volvió a aparecer una niebla lenta que envolvió el mundo  a nuestro alrededor,  rodeándonos como si tratara de evitar que escaparamos. Como una nube que se expande y lo cubre todo fue cerrándose hasta que solo quedamos tu y yo. La mirada que me dirigías en ese momento me persigue, siento tu tristeza y mi soledad.  Y luego abres los brazos y das un paso atrás en la niebla, por que ese es tu sitio y no el mío. Anhelo ir contigo pero tu única respuesta es negar con la cabeza por que los dos sabemos que eso es imposible, y observo con el corazón destrozado mientras te desvaneces poco a poco.

Me encuentro esforzándome por recordar  cada uno de los detalles de ese momento, cada detalle de ti. Pero pronto, siempre demasiado pronto, tu imagen desaparece y me quedo solo en el muelle y sin importar lo que otros piensen, inclino la cabeza y lloro, mucho, mucho.”

 Espero llame su atención lo suficiente para que busquen el libro o me lo pidan prestado.

Imagen tomada de http://unavidadeexperiencia.blogspot.mx/2013/03/mensaje-en-una-botella.html

 

COMPARTE en:
Netikerty
Ni bipolar ni sarcástica, neurótica hasta el grado del placer que no sé distinguir entre lo prohibido y tu sangre, mi mejor arma las palabras. Besos tronados para todos. Pd. Los veo en mi casa, no crean que es tan caliente como dicen ya tenemos aire acondicionado.

Comenta en el recuadro