Lees un libro y cuando menos te das cuenta le están sacando película, vas al cine emocionado esperando ver si un director de cine fue capaz de adaptar tu libro favorito a una película, estás viendo la película y estás pensando: “pero esto no fue así, el personaje no lucía así, le quitaron, le pusieron, le agrandaron, le cambiaron, etc.” Sales del cine y sólo pueden pasar dos cosas: 1. Te gustó cómo quedó la película a pesar de los cambios porque no todo es perfecto 2. Dejaron tu pobre libro favorito por los suelos.

Sea cual sea de las dos opciones la que te ocurrió, vas a sufrir un dolor de cabeza, si fue la 1, ese libro se va a convertir en una moda y seamos sinceros, esto nos da muchos celos, típicos celos de lector: que lean tu libro favorito o ya todo mundo de repente “lo ame”, si fue la 2, que es peor, ya que ahora todo mundo va a criticar el libro sin ni siquiera haberlo leído, porque hoy en día el dicho “no juzgues a un libro por su portada”, ya no es válido, sino que ya se utiliza el “no juzgues a un libro por su película”.

Respecto a esto, las opiniones son muy variadas, a muchos les gusta que saquen las películas, a otros no, yo soy de los que no les gusta, tengo la costumbre de que si me voy a ver una película y sé que esta basada en un libro, hago todo lo posible para leer el libro antes de ver la película. En las películas cambian cosas, pero igual va a tener mucho en común con el libro e intenta seguir con su trama, por esto es bueno leerse el libro, hay veces que en las películas pasan por alto cosas o no las explican tan bien, además tienes el beneficio de que al final, vas a poder hacer una critica bien sustentada de la película.

Me pasó algo con una película que esperaba mucho, ya que esta basada en uno de mis libros favoritos, al final salí enojada, triste y desilusionada, para mí, lo que le habían hecho al libro era toda una falta de respeto, le cambiaron tantas cosas que al final lo único que tenían en común era el nombre. Le pregunté a una amiga que también se la había visto, pero que no había leído el libro, qué le había parecido, pues quedé peor luego de la respuesta que me dio: que le había encantado; en ese momento fue cuando me di cuenta que la película era buena y yo debía aprender a separar las películas de los libros, independientemente de que estuvieran basadas en ellos.

Así a muchos no nos guste, a los libros les van a seguir sacando película, estas nunca van a ser exactamente igual a los libros ya que es casi imposible: convertir todo un libro en una película de dos horas, hay cosas en los libros de fantasía que necesitan demasiados efectos especiales, por esto los libros son tan especiales, todo queda a la imaginación, la cual es infinita y con ella todo es posible, los personajes por más que los amemos, no existen personas exactamente iguales a ellos, ¡son inventados!

Por ultimo solo te puedo recomendar que ames el libro, respeta la película, ah, y para ese dolor de cabeza… tómate un Dolex o simplemente, ¡lee otro libro!

-Fuente de la imagen www.cubarte.cult.cu

COMPARTE en:
NeoStaff
El Staff de NeoStuff está formado por una docena de integrantes capaces de escribir sobre todas las temáticas que encuentras en la revista. También nos encargamos de contestar todas tus dudas lo más rápido posible

Comenta en el recuadro