El juego de las citas es complicado, puede que estés saliendo con alguien y todo vaya viento en popa pero ¿qué pasa cuando a la otra persona no le gustas de esa manera? O peor ¿qué pasa si esa persona NO TE GUSTA TANTO? No es lo mismo ser friendzoneado que mandar a la friendzone, porque asta eso es un arte.

Si todo ha ido padrisimo pero algo no termina de convencerte seguramente esa persona no te gusta como quisiera gustarte, y eso de “te quiero como un amigo” a veces es más difícil de decir que de pensar. Es por eso que el juego de las citas es tan complejo, quisiera darte unos cuantos tips para decirle: A MÍ NO ME GUSTAS TANTO.

1. Sé sincero: Si estás iniciando es bueno tener en claro que no tienes la obligación de que la otra persona te guste, es obvio que para eso están saliendo para conocerse. Nada está escrito y salir no es sinónimo de “ya ni modo tengo que ser su pareja”. NO BEBÉ. Tampoco le des alas si no estás del todo convencido (a), ve poco a poco y pon las cartas sobre la mesa, así cuando llegue el momento será mucho más sencillo decir “lo siento, a mí no me gustas tanto”.

2. Di la verdad: Es súper cobarde usar la malévola frase de “NO ERES TÚ, SOY YO”, todos sabemos que eso significa “Sí eres tú pero no quiero verme tan mala onda”. Eso es cómo preguntar “¿por qué me fuiste infiel?” y que te respondan “no sé”, cuando es obvio que saben. Es válido decir “yo no te quiero”, se vale escoger. Decir, no eres tú soy yo, te deja pensando ¿qué hice? ¿Por qué? Es mejor aclarar que no hay química, y si se puede quedar como amigos pues la comunicación es primordial, sobretodo para decir “lo siento, a mí no me gustas tanto”.

3. Lo positivo al principio: Consejo aplicable para cualquier cosa en tu vida, siempre empieza por las cosas buenas. Es como si dijeras “ok, hay dos noticias, una buena y una mala”, es más bonito empezar por lo bueno. Siempre hay algo bueno ¿entonces por qué empezar con las cosas feas? Piensa en todo lo positivo antes de tirar el balde de agua fría del “lo siento, a mí no me gustas tanto”.

Existen muchos tipos de relación, no saltes al noviazgo si es más algo de amigos lo que sientes. Alguien te puede gustar, pero no gustar gustar, te puede gustar como amigo, como casual, como fuck buddy, pero no siempre como pareja. Es válido enamorarse, pero siempre ten en mente que la honestidad es la mejor política, sobretodo contigo mismo (a). Suerte y recuerda así como tu puedes decir “lo siento, a mí no me gustas tanto”, también te lo pueden decir a ti. Si eso pasa, con la frente en alto, toma tu corazón y de nuevo al ruedo.

Comenta en el recuadro