Los juegos Olímpicos o simplemente Las Olimpiadas, son un evento multidisciplinario descomunal que convierte a una ciudad en el epicentro deportivo universal. El dulce y satisfactorio sabor de la victoria es recompensado con una medalla, ¿el color? una distinción para diferenciar a los mejores del resto. Bien lo decía el fallecido piloto de la formula 1 Ayrton Senna: “El segundo es el primero de los perdedores”

Sin embargo, estableciendo un contraste, el contenido de este artículo no es enaltecer lo logrado por Simon Biles en la gimnasia, de como Michael Phelps se convirtió en una leyenda de la natación y como el relámpago jamaiquino Usain Bolt, terminó demostrando una vez más los simples mortales que somos al correr. Al contrario, realicé una recopilación de los momentos más particulares y cómicos que se observaron durante el magno evento deportivo del verano.

Momentos capturados en el momento justo, que -espero- les regale una carcajada y un guiño de asombro. A continuación disfruta de los las curiosidades que nos dejó las Olimpiadas de Rio 2016:

Salto desafortunado – Competición: 100mts con valla

Uno de los momentos más destacados de las olimpiadas (en lo embarazoso, por supuesto) fue la desafortunada carrera en la competencia de 100mts de salto de valla, donde el atleta haitiano, Jeffrey Julmis, luego de una confiada presentación frente a la cámara, sufrió un fallido intento en la búsqueda por la medalla.

Tranquilos, el atleta (entre la burla y la preocupación) logró conservar el honor olímpico al terminar la carrera.

Desde Mongolia con amor – Competición: Lucha grecorromana

Un desborde de pasiones se vivió durante la disputa por la medalla de bronce entre Mongolia y Uzbekistan en la disciplina de lucha grecorromana (categoría de 65 kgs), cuando los entrenadores del luchador de Mongolia decidieron quitarse la ropa frente a los jueces, todo en señal de protesta informal, debido a una celebración a destiempo por parte del luchador mongoles, Ganzorigiin Mandakhnaran; quien a falta de segundos de finalizar el tiempo reglamentario, comenzó a alzar los brazos en señal de victoria, lo que es un incumplimiento a la normas olímpicas de la lucha grecorromana.

Moraleja de vida: Nunca celebres antes de finalizar un combate. A final la medalla de bronce fue para el luchador de Uzbekistan, Ikhtiyor Navruzov.

Cuidado a donde apuntas – Competición: Futbol Femenino

Que difícil es corregir a un jefe, en esta ocasión a una capitana de equipo. Uno de los momentos más cómicos se evidenció durante la eliminatoria de futbol femenino entre Brasil y Australia, donde el cansancio y agotamiento físico se hacía presente, la jugadora australiana Kellond-Knight evito que su compañera y líder de equipo, De Vanna, utilizara de manera equivoca un botellín de agua. Trabajo en equipo.

Voy a competir, te escribo luego – Competición: Esgrima

Últimamente los aparatos electrónicos, en especial los teléfonos celulares, se están convirtiendo en piezas fundamentales de nuestro día a día. Muestra de ello se evidenció durante el enfrentamiento de esgrima donde el floretista francés, Enzo Lefort; perdió su celular, debido a un movimiento brusco frente a su rival, el esgrimista alemán, Peter Joppich.

Quizás estaba teniendo una conversación muy importante. Quizás.

Nada es imposible – Competición: 100mts  estilo libre de natación

Uno de los atletas más particulares de las olimpiadas, no precisamente por sus habilidades o derroche de carisma frente a la cámara, fue el nadador etíope, Robel Kiros Habte. Quien destacó en las eliminatorias preliminares de los 100mts de estilo libre de natación, primero por su entrañable físico y por llegar de ultimo en la clasificación, con un ligero retraso en el cronos.

El tamaño si importa – Competición: Salto de garrocha

El deporte es cuestión de concentración cuerpo-mente. Sin embargo, el atleta japonés, Hiroki Ogita, en un interesante intento de lograr superar la barrera de los 5.30 mts de altura en salto con garrocha, sufrió un particular incidente cuando su… cuerpo evitó que superara la marca, convirtiendo su intento en nulo.

 

¡I believe I can fly! – Competición: Salto de trampolín (clavado)

Algunos atletas pasan de la gloria al olvido, meramente por cuestiones de retiro o porque algún competidor supera lo logrado en su categoría o disciplina. Sin embargo, el campeón olímpico en salto de trampoli, el ruso Ilya Zakharov vivió una jornada para el olvido, realizando un nefasto clavado en las semifinales de la competición, haciéndole merecedor de la puntuación de cero (0) puntos y posterior eliminación. De la gloria al bochorno.

 

Orgullo Nacional – Disciplina: Lucha Grecorromana (femenino)

No todas las curiosidades de la lista buscan resaltar lo bochornoso, lo entrañable y particularmente gracioso de las jornadas olímpicas. Las olimpiadas, son un evento multidisciplinario, donde los atletas buscan alcanzar la gloria y enorgullecer a sus naciones.

En esta ocasión, La luchadora japonesa Risako Kawai, venció a Maryia Mamashuk en la final de los 63 kgs, obteniendo la medalla de oro. Como celebración la atleta japonesa decidió brindar un espectáculo extra, al realizar una serie de llaves de lucha a su entrenador, para luego levantarlo al sostenerlo sobre su hombros, mientras su entrenador ondeaba la bandera de Japón por todo en el área de combate.

Sin duda, una de las celebraciones más geniales de la historia de las olimpiadas.

¡Mesa que mas aplauda! – Competición: Levantamiento de pesas

David Katoatau, representante de la isla de Kiribati en la disciplina de levantamiento de pesas, nos entregó el momento más viralizado de las olimpiadas de Rio 2016. En su fallido intento de levantar la cantidad de 208 kgs, decidió regalar un cómico y particular baile para despedirse de la afición.

Demostrando que ante el fracaso, muestra tu mejor sonrisa. Todo es cuestión de actitud.

“En los Juegos Olímpicos no se corona a los más hermosos ni a los más fuertes, sino a los que compiten. También en la vida, los que actúan rectamente son quienes alcanzan el premio.”Aristóteles

Comenta en el recuadro