Pues sí, no siempre nos damos cuenta si vivimos en una relación sana, creemos que todo lo que hace la otra persona es por amor, que cuando nos da algún mal trato es porque realmente estamos haciendo algo malo, es decir, nos echamos nosotros mismos la culpa de todo lo que pasa y hasta creamos historias mentales de que si fuéramos mejores entonces nuestra pareja nos trataría mejor y créeme, no es así.

Tener una relación amorosa sana o enfermiza.

A veces simplemente nos encontramos en relaciones enfermizas, dependientes y simplemente incorrectas. La violencia en el noviazgo no es normal, no tienes porque aceptar el mal carácter o ser sumiso y abnegado para mantener “contento” al otro, date cuenta de que el maltrato ya sea físico o psicológico de ninguna manera es correcto. Entiendo que sea mucho más fácil detectar cuando el abuso es físico, es más visible pero el dolor emocional puede incluso ser mucho más agresivo, atenta contra nuestra integridad psicológica, destruye nuestra autoestima y nos minimiza por completo.

Tal vez hace tiempo si alguien me hubiera preguntado si alguna vez viví una relación dañina hubiera dicho que no, que no soy el tipo de persona que se deja manipular o agredir pero de unos años para acá sé que si lo fui, el miedo a perder a alguien es algo latente y real sobretodo cuando se ama sin medida, porque algunas relaciones nos vuelven dependientes, el noviazgo a veces nos vuelve ciegos y esas son las relaciones más peligrosas, cuando amamos sin medida.

No todo siempre es color de rosa, nos cegamos y no nos damos cuenta de que las cosas no siempre son lo que parecen, un patán puede tener facha de príncipe, y esto no sólo aplica para hombres sino también para mujeres, porque esa princesa mimada también puede ser la bruja mala del cuento. Es simple, no sabemos como establecer límites, no pensamos hasta donde estamos dispuestos a ceder, damos todo cuando ese “todo” puede incluir nuestra dignidad.

La clave es saber hasta donde es correcto, hasta que punto estamos dispuestos a soltar nuestra cuerda y que cosas definitivamente están fuera de la linea. Algunos consejos son:

  • 1. ¿Te dice que cosas puedes o no hacer? Recuerda que sólo tú eres dueño de tus decisiones, nadie puede forzarte a nada, una persona que te ama te respeta y entiende que NO significa NO y punto.
  • 2. ¿Así que tiene mal genio? Bueno, todos tienen derecho a tener un mal día pero no a desquitarse contigo, tú no eres responsable de las emociones del otro.
  • 3. ¿Trata mal a tus amistades? Volvemos a lo mismo, tú eres la única persona que decide quien es tu amigo, quien no, y si una persona está contigo como mínimo debe ser amable con las personas que amas por simple y mero respeto.
  • 4. ¿Te critica? Una persona que te ama, te ama tal cual eres, no necesita que cambies y definitivamente no te dice como vestir o lucir, si está enamorada de ti esa persona debe hacerlo tal cual tú te sientes a gusto.
  • 5. ¿Te grita, insulta o agrede físicamente? ¿Entonces que haces con esa persona? Quien atenta contra tu integridad es lógico que no te ama.
  • 6. ¿Te culpa por sus malas reacciones? Como dije, definitivamente tú no controlas sus reacciones, si es Hulk, es Hulk porque quiere no por lo que tú haces, cada quien es responsable de si mismo.
  • 7. ¿Es “celoso”? Aquí debo decir algo, hay una delgada linea entre ser celoso y ser psycho, eso de estar llamando cada dos segundos para saber dónde está, con quién y por qué es malo, malo, malo. Revisar correos, mensajes y demás es enfermizo, nadie es dueño de nadie.
  • 8. ¿Te separa de amigos y familiares? Una persona que realmente te ama da tiempo para todo, no te monopoliza, cuidar las amistades y la relación con tu familia es super importante, ellos siempre estarán ahí y una pareja quizá es pasajera, nunca dejes de lado a quienes te amaron antes que esa persona. Si te ama entenderá que tú tienes tiempo para todos, seguramente ella también necesita cuidar a los suyos.
  • 9. ¿Te “chantajea”? No dejes que te haga sentir mal, la manipulación emocional es dañina en todo sentido, usar esos detalles que pasaron hace 210 años para obligarte a hacer cosas que no quieres es maltrato emocional, real, aunque suene exagerado.
  • 10. ¿Se justifica en todo lo que hace? Dicen que no hay ciego peor que el que no quiere ver, así que definitivamente no te cierres a lo inminente. Muchas veces preferimos creer excusas tontas antes de darnos cuenta que nuestro noviazgo es más malo que las rimas de Pitbull en las canciones de Belinda.

Entonces, en resumen, aunque suene a comercial NO TE DEJES. Tú eres la única persona que puede decir si algo te afecta o no, de  verdad, no temas estar solo, mejor solo que mal acompañado. Para malos tratos la realidad es que olvidemos eso de “peor es nada”, dedícate a ti mismo, date tiempo, digo de gastar en una porquería de persona a gastar en ti mejor invierte en la persona que más te ama en la vida, TU MISMO.

De verdad, analízalo, eso de enfocarte sólo en los buenos momentos e ignorar todo lo malo que te hace no funciona en este caso, el que te compre flores de vez en mes no deja de lado el hecho de que te diga que “no va a salir contigo si vas vestida de prostituta” una buena acción no justifica un mal trato o una palabra hiriente. Ese príncipe puede ser sólo un simple y vulgar sapo con mascara, no te engañes.

Cuídate de esa drama que en que hace berrinche por todo sólo para sacar provecho del amor que sientes por ella, ningún beso por bueno que sea, merece que aguantes humillaciones, piénsalo.

Una relación sana se basa en el mutuo respeto por los gustos, modos, personalidad y vida de la otra persona, la persona que te ama no intenta cambiarte, simplemente te adora tal cual eres pues así te conoció y así se enamoró. Una persona se enamora de lo actual no del “potencial” que tienes para cambiarte, toma en cuenta que si has de compartir parte de tu vida con alguien debe ser alguien que te acepte por completo, sin condiciones ni dramas. Suerte.

Comenta en el recuadro