Antes de llegar a cómo cuidarlo, cómo mantenerlo sano, y todas esas cosas que nos interesan, tenemos que saber un poco más de él. Por supuesto, eso en caso de que realmente te preocupes por tu cabello y no sólo vengas en busca del tratamiento mágico que te dejará el cabello increíble en tres minutos. Siempre que nos interesa solucionar un problema, hay que saber qué lo ocasionó y con qué estamos tratando. Es por eso que en esta ocasión hago una corta entrega de cosas básicas que debes saber de el cabello.

Curiosidades sobre el Cabello

Diagrama
Diagrama
  • Tenemos pelo en todo el cuerpo. Menos en las plantas de manos y de pies.
  • La diferencia entre el cabello y el vello corporal es que el primero crece más profundo en la piel.
  • Tenemos glándulas sebáceas que están unidas a cada folículo, que producen lo que llamamos sebo, y las tenemos en todo el cuerpo (con excepción de palmas de manos y pies) y son más abundantes en el cuero cabelludo, axilas, cara, la parte superior del pecho y la zona púbica. Que son las zonas que tienen más tendencia a transpirar, ahora ya vamos entendiendo algunas cosas.
  • Hay un músculo erector del pelo, que causa que el vello se erice. Sí, cada uno de los vellos de tu cuerpo tiene un músculo que le ayuda a erizarse cuando nos da frío… y en otras circunstancias que seguro te acuerdas bien.
  • En el área de las axilas y la zona púbica, también tenemos glándulas sudoríparas apocrinas que se encargan de producir el aroma particular de cada persona.
  • Por supuesto, el cabello no se eriza como el vello corporal, pero también ayuda a mantener la temperatura de nuestra cabeza y a protegerla de golpes. Y bueno, hay quienes tienen mucho con qué protegerse.
  • Hay un montón de tipos de cabello, que se clasifican por forma, textura y cuero cabelludo.

Tipos de Cabello según el cuero cabelludo:

Cabello Seco: El cabello seco es el que no produce suficiente grasa –o sebo, pero esa palabra me parece un poco desagradable- lo que lo hace ser quebradizo, especialmente cuando es tratado con tintes y productos para darle forma como planchas, secadoras, pinzas, rizadores.

Normal: ¿Qué es normal en esta vida? Pues… este tipo de cabello, al parecer. Es el que produce suficiente grasa para mantener el cabello sano –luego veremos cómo saber si el cabello está sano-. Es el más común y fácil de mantener pues no requiere tantos cuidados. Este cabello suele ser brillante.

Cabello Graso: Exactamente lo que estás pensando: el que produce bastante grasa, más de la que debería. De modo que tiene que lavarse con mayor frecuencia para mantenerse limpio. –Más adelante recomendaciones sobre cada cuándo debe lavarse el cabello-.

Cabello Mixto: Puede ser graso en el cuero cabelludo y seco en las puntas, un verdadero martirio porque no sabes qué producto usar.

Cabello ondulado
Cabello ondulado

Tipos de Cabello según su forma:

Cabello Lacio: Como si fuese pesado, cae desde el nacimiento.

Cabello Ondulado: Me siento tonta escribiendo que es el que tiene ondas, pero eso es. Suele esponjarse pero también es resistente.

Cabello Rizado: También conocido como cabello chino. Este tipo de cabello suele ser fino y a veces muy difícil de cuidar, se esponja con facilidad.

Cabello Afro: Delicado. Muy delicado. No crece mucho porque es frágil. Es casi imposible hacer que este tipo de cabello brille.

Tipos de cabello según textura:

Cabello Fino: Es cabello delgado, recibe con facilidad los tratamientos, pero se ve afectado por químicos de la misma manera.

Cabello Normal: Osea… puedes tener cabello normal normal, lo cual suena muy aburrido, pero en la práctica debe ser genial porque no es cabello que sea tan difícil de cuidar como otros. No es muy delgado, tampoco muy grueso. Le puedes hacer de todo porque si hay un cabello que pueda resistirlo, es este. Aunque hay que ser conscientes de que todo abuso tiene consecuencias.

Cabello Grueso: Este cabello puede parecer invencible, pero al ser tan grueso, tampoco acepta con facilidad los tratamientos.

Y bueno, puede parecer poco por ahora, pero si escribo todo lo que nos interesa no vas a llegar ni a la mitad del artículo, así que lo dejaremos en puntos suspensivos y te espero en la próxima entrega, en la cual –ahora sí- empezaré a dar consejos para el cuidado de tu bien amado cabello.

Dudas, comentarios, sugerencias de temas… estaré gustosa de leerte y responder.

Comenta en el recuadro