Después de tantos tropiezos, finalmente esta serie vuelve con lo mejor de sí. Luego de tres temporadas de algunos excesos, personajes innecesarios, y tramas inútiles, por fin Bates Motel es lo que siempre debió ser.

Una temporada bien construida, bien desarrollada, y bien hecha. Con las acostumbradas carismáticas y expresivas actuaciones de Vera Farmiga como Norma Bates, y la indiscutible mejoría de Freddie Highmore como Norman, quien con cada temporada estuvo mejorando cada vez más.

Pero ¿qué hizo que esta temporada fuera tan especial? Lo mejor sin duda es que principalmente se centró siempre en Norman, sus problemas psicológicos, y por supuesto su querida madre. Por fin vemos a Norman dentro de un centro psiquiátrico de rehabilitación mental, finalmente lo vemos frente a alguien bien preparado dispuesto a escucharlo y  sobre todo ayudarlo.

Hasta ahora Bates Motel siempre estuvo rodeada de un exceso de sub-tramas realmente inútiles para el desarrollo de la verdadera historia de Psycho (1960), pero esta vez finalmente se dignaron a deshacerse de varias.

RESUMEN DE LA 4TA TEMPORADA DE BATES MOTEL

(ALERTA DE SPOILERS A PARTIR DE AQUÍ) Empezamos la temporada con un amnésico Norman tirado en un pastizal justo después de haber asesinado —convencido de que fue su madre— a Bradley Martin en el episodio final de la tercera temporada. Cuando alguien nota su estado y trata de ayudarlo, Norman responde violentamente, y acto seguido, es internado en un centro psiquiátrico del estado que es verdaderamente de terror. Justo después aparece Norma luego de dar con el paradero de su hijo y tratar de llevárselo a casa, pero Norman debe permanecer al menos 48 horas internado mientras lo evalúan. La psiquiatra encargada de Norman rápidamente se da cuenta de que efectivamente este tiene algún problema, y decide hacerle directamente una serie de preguntas a su madre.

bates motel norman
4×01 “A Danger to Himself and Others”

¿Está al tanto de las pérdidas de memoria que sufre su hijo? Sí. ¿Alguna vez lo internó en un centro psiquiátrico que pudiera tratar el problema? No, no realmente.

La psiquiatra le dice claramente a Norma que de no internarlo en algún centro que lo ayude, Norman deberá permanecer en ese —tétrico— lugar. Y el problema es que, ahora con 18 años, Norman debe firmar y estar de acuerdo con su internación. En pocas palabras, debe aceptar su problema, y lo más difícil de todo, debe alejarse de su madre.

Norma por fin puede sacar a su hijo de aquel horrible lugar, pero sólo con la obligación de internarlo en cualquier otro centro, de no hacerlo en dos días, será nuevamente llevado a ese terrible centro del estado. Durante esos dos días Norma hace una visita a Pineview, un centro de rehabilitación mental bastante lujoso, pero para internar a Norman aparte de lograr que firme los papeles, primero necesita un poco de colaboración financiera… ayuda que le proporcionará (por supuesto) el sheriff Alex Romero luego de que esta le propusiera matrimonio sólo y únicamente para gozar de los privilegios de su seguro financiero. Norma siempre fue clara en su propuesta, y después de una primera negativa, Alex como siempre termina sucumbiendo ante Norma.

Mientras tanto, luego de graves y amenazadores momentos entre Norma y Norman, este por fin acepta —prácticamente a la fuerza— firmar los papeles de su inclusión en Pineview y empezar su tratamiento. Lo que da paso a todo aquella romantiquería entre Norma y Alex, el que incluso se fue a vivir a la mansión Bates. Y lo cierto es que, ese “matrimonio” arreglado Romero-Bates no salió tan mal, la verdad es que no salió nada mal. Finalmente la serie deja un montón de cursilerías y escenitas #Normero que desde hace tiempo muchos esperaban, excepto Norman, quien se rehúsa a aceptar que en el corazón de su madre haya espacio para alguien más que él mismo.

Durante la breve estadía de Norman en Pineview, fue bastante interesante ver las sesiones entre él y su psiquiatra, sobre todo cuando salió a relucir su definitivo alter ego que toma la figura de su madre. Momento en el que nos dejan conocer mediante flashbacks la raíz del tan arraigado apego entre madre e hijo.

Pero como ya conocemos el destino de la familia Bates, es de suponer que Norman no continuó con la terapia, lo que desencadenó todo aquello que ya vimos en la película Psicosis y a lo que esta precuela se va acercando cada vez más, y con razón, porque luego de 3 temporadas de sin sentidos, ciertamente ya era hora.

Por otro lado, Dylan y Emma han estado manteniendo una relación luego de que la operación de sus pulmones resultara exitosa, y al parecer todo marcha bien (excepto por la muerte de su madre a manos de Norman, de la que todavía ella no sabe nada y Dylan sospecha). Una de las mejores decisiones que tomaron en esta temporada fue darles a Norman y Norma el tiempo que se merecen en pantalla y desarrollar a fondo su trama —que es la que en realidad nos interesa y por la que seguimos la serie—. Dylan y Emma son de los más importantes personajes secundarios, sí, pero ya basta, es suficiente de ellos, queremos la historia de Psycho. Así que gracias, realmente se agradece que los hayan dejado un poco de lado y la atención por fin se centrara casi por completo en nuestros perturbados protagonistas.

Pero aún a pesar de conocer el lamentable destino de Norma, el episodio de su partida terminó siendo mucho más impactante de lo que creíamos. Sin duda ese penúltimo fue uno de los mejores episodios de la temporada y de la serie. Desarrollado sin faltas y dirigido brillantemente con una meticulosidad que no tiene nada que envidiarle a Breaking Bad  —y no es exageración ni sarcasmo—, mientras Norman llevaba a cabo su propia muerte y la de su madre, la dirección pasó por el ducto de ventilación de la casa, ofreciéndonos una visión de toda la mansión Bates. En definitiva una secuencia icónica para la serie. Y sí, en ese noveno episodio finalmente pasó lo que tenía que pasarle a Norma, y aquello que Alex y Dylan tanto le advirtieron… pero no fue precisamente como ellos o nosotros imaginamos. Norman (o más bien esa segunda personalidad asesina y astuta que en su mente resulta siendo su propia madre) cuidadosamente preparó la muerte de ambos, pero no todo terminó como se planeó, llegando Alex en el momento justo, tratando de salvar a Norma sobre todo, pero el que despertó de la muerte con una bocanada de aire fue Norman, mientras Norma continuó tendida inerte en el piso, ya sin vida.

"Norman"
4×10 “Norman”

Lo que pasó después de ahí, en el episodio siguiente (season finale) bajó un poco el impacto del anterior, mostrándonos entonces cómo Norman  sobrelleva el asunto de la muerte de su madre —que en su mente fue planeada por ella misma—, y mientras tanto, Alex Romero decide demostrar la culpabilidad de este, fallando, al ser llevado por la DEA debido a las acusaciones de Rebecca Hamilton —personaje un poco cansino— pero que definió la imposibilidad de Romero para alegar que el culpable de todo fue Norman.

Con todo esto, las referencias al clásico cinematográfico que sirvió de inspiración para esta serie son varias. Entre ellas podemos notar que el búho disecado que sostiene Norman en los últimos episodios es aquel que adorna el Motel en Psicosis (1960). Así mismo el agujero en el lobby bajo el marco, que ofrece plena vista hacia la habitación contigua y que hace

Psycho (1960)

el propio Norman para espiar a su madre con Romero, resulta siendo también ese  orificio que más tarde usaría el Norman de Anthony Perkins para espiar a Marion Crane antes de su fatal destino. Y por supuesto, cuando Norman se rehusa a aceptar que su madre está definitivamente muerta y decide desenterrar el cadáver para entonces llevarlo a la mansión, hasta convertirse en ese tétrico esqueleto exhumado que nos muestra la película dirigida por Alfred Hitchcock.

Sin duda esta temporada de Bates Motel ha sido lo que muchos de nosotros esperábamos desde el inicio. Una temporada que fácilmente se puede ver, disfrutar y entender en gran medida sin necesidad de las tres previas. Y ya llegando al final, se sabe que la próxima será la 5ta y última temporada de esta serie, que se espera para el 2017. Se dice además, que posiblemente esa huésped de Psicosis (Marion Crane) tenga una aparición, incluso que podría tratarse de una especie de remake de la película, ya que, paradójicamente, con esta última temporada ya llegamos al inicio de  ese film de culto que dio pie a la realización de esta serie.

Hasta ahora lo único que podemos esperar es que la próxima temporada continúe con tan bien adaptada oscuridad, y la definitiva mejoría en todos los aspectos técnicos de la producción, desde guión hasta dirección y manejo de cámara, además de un Freddie Highmore muy bien parado como Norman Bates.

Comenta en el recuadro