Me gustaría saber quién o quiénes son los que le redactan los discursos a Peña Nieto, porque alguien debería decirles que no dan una y cada nuevo sucede algo desastroso, el día de ayer (y para seguir destrozándose) en el Consejo Mexicano de Negocios, Peña Nieto dijo: “Soy el primero en reconocer que aún nos falta mucho por hacer. Al Gobierno de la República, a su presidente, no escapa, no es omiso, ni es insensible de que está en demanda de la sociedad mexicana… tampoco soy omiso a reconocer que hoy hay una demanda por combatir la corrupción y la impunidad.”

Qué bueno que el gobierno de la república no es omiso ante ninguna de las fechorías de todos los actores del país, incluyendo a su representante el “Presidente de la República”, entonces me gustaría conocer y saber porque siguen y siguen saliendo cuestiones relativas a la corrupción, a la impunidad, al valemadrismo, y a la nula tolerancia de los sucesos que acontecen en el país.

Y basta con leer las declaraciones respecto a Tlatlaya, los miles de desaparecidos en todo el país, la total omisión, nulo seguimiento, conclusiones en el caso Ayotzinapa y lo peor de todo que sigue manteniendo en el poder a personajes como Tomás Zerón que fue puesto en evidencia y que hoy es impulsado desde el gobierno para que ahora sea de Interpol, sin comentarios, y que decir de la infame Casa Blanca, no sólo de él, sino de Videgaray, de Osorio Chong, y de los que se conoce, caras vemos cuestiones detrás no sabemos.

La total impunidad con que se manejan sus esferas de poder trastocan no sólo el ejecutivo, las evidencias alcanza a los gobiernos de los estados, Veracruz, con su “sangre nueva podrida” de Javier Duarte, el regalo de Videgaray (porque de ahí salen las autorizaciones para los Bancos) y como consecuencia del gobierno federal para César Duarte y su banco, y sus múltiples propiedades, la ineficiencia e ineficacia, narcotráfico, robos al por mayor en Tamaulipas por más de 80 años y ¿qué ha sucedido?, lo mismo aplica para Quintana Roo que ha sido saqueado por tanto tiempo, pero que se ha mantenido a flote gracias al turismo y a la vapuleada zona turística contaminada no sólo de droga, sino de tráfico de mujeres, pederastas y demás.

Y por si eso no le suena a Peña Nieto, basta ver a sus acaudalados ex servidores públicos que aprovechando todo lo que está en sus manos lucran en beneficio propio, tal es el caso del Sr. Korenfeld, y que a la fecha el sigue siendo una blanca paloma, y que decir del supuesto “policía” el Sr. Virgilio Andrade que utiliza su sitio para dar y regalar plazas al por mayor.

Y para seguir con que no es omiso, basta recordar que México está reprobado en el Índice de Corrupción al obtener calificación de 35 y estar en el lugar 95 de 168, es decir está casi dentro de la tercera parte más corrupta del mundo, pero que tal sugieren leyes donde “por seguridad” no es viable hacer públicos bienes, propiedades, derechos, declaraciones fiscales y personales de los rateros que se encuentran en el sector público que a lo único que se dedican es ahora hasta estar en “Snapchat”.

La omisión e insensibilidad ha quedado claro que es el mayor fuerte del gobierno al efectivamente hacer eso OMITIR Y DECIR que el país “está de mal humor”, pero el sigue con su estupidez de felicitar a unos ratones verdes (selección mexicana) que dan más pena que gloria.

Peculiaridad

La corrupción abarca todos los colores, estilos, y personajes, y para muestra lo publicado ayer, y que no sólo sucede en Monterrey con el ex virrey Medina, sino en Guanajuato también se compran terrenos entre los “elegidos” del círculo del poder, para después revenderlos más caro… precioso negocio, precioso país, lindura de personajes.

Comenta en el recuadro