Últimamente se habla mucho de un tal “Mireles” que fue atacado y derribada la avioneta en la que viajaba y por lo cual el gobierno federal ofrece protección a un “Líder del Consejo General de Autodefensas y Comunitarios de Michoacán”.

Es increíble que se pueda leer esto y en este país continúe sin pasar nada, y todo mundo se haga de la vista gorda, pero vamos por partes; que facultades tiene el gobierno federal para acoger a un líder, cuando es su responsabilidad OFRECERLA a todos los ciudadanos que viven en este país, en qué momento se desvirtúa el derecho que tenemos todos de que ofrezcan seguridad y certeza jurídica para todos en cualquier estado, municipio, y en cualquier sitio público, y lo peor se debe ser un “líder” de algo, cuando el Estado debe proporcionar como medida de seguridad difuminada en diversas secretarias, sea federal (SSPF) o estatal (SSPE), y las diversas instancias de protección llámese MP, PJ, PE, etc.

Pero aún hay más, cómo puede permitir el Estado que personas estén armadas “defendiéndose” u ofreciéndose seguridad y protección para su comunidad, cuando en estricto sentido se necesita permiso por parte de la SEDENA para la portación de arma de fuego para su debido registro y control, en que momento de la vida (bueno siempre) se perdió el control y buen hacer de dar  y proporcionar a la población lo que merece, para lo que se pagan impuestos, derechos y demás, y no obstante permitir la libre asociación de defensa como si fuera un “juego de niños”.

Y para seguir con el cuento largo, sigue lo más lamentable y lo más estúpido que pueda haber leído en mucho tiempo, “la protección se otorga debido a que se protege el impacto político que pueda existir, debido a un posible homicidio por parte del crimen organizado, lo cual podría provocar descontento social”.

¿De qué manera puede justificar el gobierno federal el otorgar atención y protección especial a una sola persona?, es hasta cierto punto como otorgarse protección (tal y como lo hizo Felipe Calderón para él y toda su familia) contra algo que jamás hiciste o que piensas que podría pasarte, cuando es obligación y responsabilidad del Estado hacerlo.

Y para rematar, la pasividad del gobierno federal es: “muy bien que hay alguien más que hace lo que yo debería hacer”, y no sólo eso, que su supuesto avance contra el crimen organizado sigue igual o peor que antes, y no sólo existen estos grupos en Guerrero, existen en Michoacán, Nayarit y se dice que en Tamaulipas.

Voces en el país indican que estos grupos paramilitares son una estrategia del gobierno federal para evitar los constantes tropiezos, bloqueos, y masacres de las cuales ha sido objeto la policía federal, el ejército y la marina; aún y cuando esto fuera cierto, por que seguir este tipo de estrategias que a la larga pueden provocar mayores problemas y “el remedio puede ser peor que la enfermedad”, al saber la forma de operación y provocar desgracias a nivel municipal.

En los recintos de ratones de cuello blanco, Cámara de Senadores y Diputados, así como informes de la CNDH se ha hecho hincapié en la disolución de poderes en los estados de Michoacán y Guerrero, mismas que han hecho eco como cualquier otra proposición que se haga respecto a la posible mejoría del Estado de Derecho, que intereses esconde el gobierno federal, o ¿cuál es la justificación?, hoy en día nadie sabe por qué mantener a virreyes al frente de estados que se desmoronan día con día.

Peculiaridad

El tan afamado redentor de la democracia mexicana (dixit) Vicente Fox, se vuelve un afamado seguidor de buenas causas, y claro sin la percepción de ninguna clase de pago por ello, hasta el año pasado estaba muy interesado en ser “proveedor oficial” y hasta “partner” de los futuros negocios con la marihuana, y porque no hasta exportarla a Colorado, Washington, y los otros 10 estados de la Unión Americana en volverse “recreativos”, pero no esta vez él quiere ser parte de la revolución de la cacareada “Reforma Energética” al tener en la bolsa nada más y nada menos que 500 mdd para invertir en petróleo…

Comenta en el recuadro