Una de las cosas que más me han frustrado en la vida, ha sido sin duda mi pésima calidad como dibujante. He logrado muchas cosas en la vida, pero sin duda ésta, era una de las que más me habían costado. ¿Te ha pasado lo mismo?

Pues bien, hoy les hablaré de algo que muy poca gente se atreve a hacer y eso es aprender a dibujar a edad adulta. La verdad es que el dibujo a diferencia de lo que muchos creen, es una habilidad que se adquiere y no algo con lo que se nace. ¡¡Esta bien, está bien!!, sin duda deben existir dibujantes que tienen más habilidades que otros. Sin embargo es una actividad que si se practica lo suficiente, se desarrolla bastante bien.

¿Alguien recuerda como aprendimos a escribir? Todos tuvimos nuestro estilo y lo hicimos a distinta velocidad, sin embargo aquí estamos leyendo y escribiendo. Pues el dibujo es lo mismo, solo es cuestión de dedicar un poco de tiempo y tener algo de paciencia.

nuevo-aprender-a-dibujar-con-el-lado-derecho-del-cerebro-9-ed-9788479537937

Para lograr lo anterior, hoy les traigo la recomendación de un libro que es perfecto para los que quieren aprender a dibujar y se llama Aprende a dibujar con el lado derecho del cerebro escrito por la profesora de arte Betty Edwards. Betty Edwards comenzó impartiendo cursos personales de dibujo y con el tiempo llegó al Venice High School de Los Ángeles para dar cursos a alumnos participantes en competencias, ahí ella notó que había alumnos que tenían dificultad para dibujar y que de repente lo lograban sin explicación alguna.

Tras varios años de investigación y pláticas con sus alumnos se topó con el trabajo del psicobiólogo Roger W. Sperry, en el que se explicaba que el cerebro trabaja de manera separada y donde cada hemisferio (Derecho e Izquierdo) se encargan de tareas diferentes. El hemisferio izquierdo se encarga de procesar tareas relacionadas al habla, la lógica y las abstracciones, mientras que el derecho se encarga de lo visual, las percepción, la imaginación y lo creativo.

Basada en esa premisa, la autora te guía durante todo el libro a lograr entrar a lo que ella llama la modalidad D, donde el hemisferio derecho se encargará de hacernos dibujar. El libro es bastante entretenido y está muy bien explicado,  la idea principal es que el ser humano al ir creciendo comienza a desarrollar más rápidamente el lado izquierdo del cerebro(el cual procesa toda la información de manera lógica y no de forma creativa) lo que hace que la habilidad para dibujar se quede estancada.

Las cosas que la autora nos explica son que la mayoría de las personas dejan de dibujar entre las edades de 10 y 13 años, pues el cerebro se vuelve más crítico y nos frustramos por la poca capacidad que tenemos de crear dibujos realistas. Algo que a la larga tratamos de evitar, lo que hace que la mayoría de personas dibujemos como un niño de 10 años sin mejorar. Otra cosa que nos  dice la autora es que el dibujo no es solo la habilidad en las manos, de hecho explica que la mayor parte del dibujo se lleva a cabo en el cerebro principalmente con la observación. Y es que si tenemos la habilidad de observar los detalles de las cosas, seremos mejores dibujantes.

Personalmente no he terminado de leer el libro, pues en realidad lo importante es ir trabajando en los ejercicios que te propone sin saltarte ninguno de ellos. Pero he de decir que hasta el momento ha sido de gran ayuda. Desde el momento en que empiezas a leerlo, empiezas a borrar todos los prejuicios que tienes sobre el dibujo y empiezas a desbloquear tu mente de todos lo que piensas y empiezas a sentir que puedes ser un dibujante.

Si estás interesado en aprender a dibujar, es un libro que te recomiendo. Aunque también he de decir que ésto es algo a lo que debes dedicarle algo de tiempo, sobre todo para refinar tu habilidad. Pero te aseguro que desde las primeras páginas estarás haciendo dibujos que no imaginabas que pudieras hacer.

Comenta en el recuadro