Netflix siempre va a generar polémica. No importa cuantas veces leas esto. Por una parte están los detractores que argumentan que la plataforma matará el cine al permitir que usuarios vean películas desde sus casas (en el monitor de un celular o un ordenador) anulando la magia que significa estar en una sala de cine y, siendo justos, hay cierta razón en ello. Pero, por otra parte, Netflix se ha convertido en la mejor (y única) opción para que muchas películas de ese cine independiente lleguen a todo los países del mundo. Un claro ejemplo es 6 Balloons, su último estreno, una película tan pequeña que resulta imposible creer que, omitiendo Netflix, haya tenido otras posibilidades de ser distribuida en América Latina o cualquier otro país además de Estados Unidos.

¿De qué trata 6 Balloons?

Es 4 de julio y Katie, una treintañera promedio, organiza una fiesta sorpresa para su novio. En medio de los preparativos, Katie descubre que Seth, su hermano quien vive con su hija pequeña, ha recaído en problemas de drogadicción. Así, la normalidad de su día se verá alterada mientras intenta ayudar a su hermano antes de que sea demasiado tarde.

Es cruda y directa, por lo tanto es efectiva

Una de las virtudes de 6 Globos es que no busca ser algo más de lo que su sinopsis adelanta. Por ello, al no alargar la historia con subtramas que no aportan nada, se concentra en un relato directo, que apenas narra las vicisitudes de Katie en unas cuantas horas y como resultado tenemos un metraje de una hora y quince minutos.

La ópera prima de Marja-Lewis Ryan se centra en un día en la vida de Katie que pasa de lo convencional, compras en compañía de su mamá y conversaciones triviales con sus amigas, a lo extraordinario, tener que lidiar con la enfermedad de su hermano, su falta de responsabilidad y además proteger a su sobrina. Es por eso que el ritmo de la historia va de menos a más consiguiendo que el segundo tramo sea tan agobiante como los efectos del síndrome de abstinencia por el que atraviesa Seth que hacen que Katie deba actuar contrarreloj para socorrer a su hermano.

A pesar de que la historia es sobre Katie, quien se ha propuesto firmemente salvar a su hermano, una vez que se da cuenta que él solo cuenta con ella, y cómo debe sobreponerse a las adversidades, Marja-Lewis Ryan sabe equilibrar la historia de ella, con el punto de vista de Seth, que después de todo es un padre amoroso pero incapaz de lidiar con sus problemas, e incluso la pequeña Ella que a pesar de su corta edad puede intuir que no todo está bien con su papá.

La película se ambienta en Los Angeles, mostrando el lado menos amable de la ciudad, con calles sumergidas en un ambiente deplorable, claro reflejo de la vida lleva Seth pero también es nuestra un lado más ameno, donde los típicos fuegos artificiales del 4 de julio se hacen protagonistas de la historia, siendo este el momento más afable de la historia donde esta (y por ende los protagonistas) bajan las armaduras y se muestran más humanos como si por uj instante, todo está bien.

Libre de pretensiones

La película ha sido producida entre otros por Channing Tatum bajo el sello de su productora Campfire y cuenta con un presupuesto tan minúsculo como sus pretensiones. 6 Balloons es una película ambiciosa pero consciente de que no tiene demasiadas herramientas o no las que estudios de mayor alcance pueden proveer. Cuenta con una producción discreta y se nota pero a la vez es un trabajo eficiente para el debut de una directora que ha dado el salto de proyectos universitarios y que se ha rodeado de un equipo igual de novato pero eficiente.

Los más experimentados son sus protagonistas, Abbie Jacobson (Broad City) quien en esta ocasión deja la comedia para sumergirse de lleno en el drama demostrando que tiene dotes para ambos géneros y Dave Franco (The Disaster Artist) quien combinando trabajos de grandes estudios con cintas independiente ha construido una filmografía mucho más decente en comparación a años anteriores.

6 Balloons es una cinta inofensiva pero que garantiza la exposición de una historia sincera, cruda y sin artificios sobre un tema que, lamentablemente, se percibe en la sociedad con más frecuencia de la que podemos pensar.

Comentarios

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre