¿Te vi de nuevo sabes? Te vi a la distancia y sé que tú no alcanzaste a verme, sentí un remolino que recorría mi cuerpo y no supe identificar que era lo que estaba sintiendo, no es amor, sé que no es amor, quizá fue sólo el despertar de cosas que yo creí enterradas en el pasado, no lo sé.

05No me malinterpretes, te amé como una loca, sin límites, sin pensarlo; te di todo y te lo di con ganas, te lo di porque lo sentía y nunca reprocharé absolutamente nada. Lo que tu me diste lo atesoro como si hubiese sido la gema más valiosa. Hicimos cosas buenas y cosas malas, asumí mi responsabilidad hace mucho y no lo niego, no soy perfecta ni pretendo serlo.

Llegaste a mi vida en el momento en que te necesitaba, raro, especial y en ese momento valió la pena darlo todo por un momento contigo. Y no te miento, hubiese deseado un final diferente pero tampoco voy a cambiarlo porque éste, aunque no fue increíble, me enseñó que aquello que amas también puede hacerte daño.

No sé, tal vez no te quedaste conmigo al darte cuenta que te amaba más de lo que tú te amas a ti mismo, no quiero darle vueltas o buscar muchas explicaciones, pero lo que si sé es que ya no tuve ganas de pedirte que te quedarás otro día. Hay cosas que deben nacer de las personas como las ganas de quedarse y sé que ya no las tienes. Y no, no eres una mala persona, conocí de ti todo, hasta esa parte de ti, la parte que hace daño, la que lastima y rompe el alma.

Me quedo con la satisfacción que entregue todo y si algún día piensas en mí te pido que sólo recuerdes las risas, los buenos momentos, las conversaciones, los planes, las estrellas, la pasión, los abrazos, la forma de besarnos, los pequeños momentos. No dejes de lado nada de todo lo bueno que tuvimos.

Puede que como muchos dicen debí hacer mucho más, tú debiste hacer otro tanto, pero la vida no es debí, debiste o debimos y claro que todo lo vivido no fue en vano. Me gusta lo que nos toco, esas páginas del libro con interrogantes, exclamaciones, puntos suspensivos y sí, el punto final. Por eso que seguí caminando y reprimí mis ganas de acercarme y saber como te va.

Ya no eres parte de este capitulo, estoy escribiendo paginas nuevas donde ya no te toca ser ni siquiera un personaje secundario, el mundo sigue girando y en ese gira y gira sé que mis pasos se encontrarán con la persona que fue hecha para mí y para quien fui hecha. Te agradezco todo. Vuelta a la página. Punto final.

Comenta en el recuadro